lunes, 14 de noviembre de 2016

QUÉ ES LA ‘ILUMINACIÓN DE LA CONCIENCIA’ EN EL PROFETIZADO ‘MINI JUICIO’ A LA HUMANIDAD


Hay una tradición de santos católicos que lo profetizan.
Y se le ha venido dando forma a través del tiempo hasta tomar el formato actual.
Esta Iluminación del Alma o de la Conciencia la predijo Santa Catalina Labouré en 1830 (en la Rue du Bac, en París, Francia, en el lugar de la Medalla Milagrosa).
También Santa Faustina Kowalska en la década de 1930 (la Divina Misericordia, Cracovia, Polonia).
Y últimamente las videntes de Garabandal, España, a las que la Virgen se apareció desde 1961 hasta 1965.
Además de otros místicos católicos.
La información clave que circula hoy sobre la ‘iluminación’ viene de las apariciones de Garabandal.
Estas apariciones están dentro de la categoría “no consta su sobrenaturalidad” para la comisión que las estudió.
Lo que significa que no hay suficientes elementos para declararla sobrenatural, ni suficientes elementos para declararla en el otro escalón, que es “consta su no sobrenaturalidad”.
Es lo mismo que sucede con los evangelios apócrifos, que no integran el canon bíblico.
Pero no obsta para que teólogos y Papas hayan usado los evangelios apócrifos para fundamentar libros y escritos.
Lo hizo varias veces Juan Pablo II y el más notorio es Benedicto XVI, que en su relato sobre la infancia de Jesús, usa profusamente evangelios apócrifos para el trabajo.
Si el pasaje que se cita no contiene errores doctrinales es lícito usarlos, como lo ha demostrado Benedicto XVI.
El malentendido sobre el uso para la reflexión y análisis de apariciones que están en el escalón “no consta su sobrenaturalidad” viene de la pérdida de fe de buena parte de los católicos en los aspectos sobrenaturales del catolicismo.
Lo que le ha llevado al padre René Laurentín, el más famoso investigador de apariciones, a decir que si las apariciones de Lourdes se hubieron sucedido en nuestra época, la Iglesia no las habría aprobado.  
El análisis que hacemos aquí es información para discernir como todo lo que se publica en los Foros.
ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA TEORÍA DE LA ILUMINACIÓN
Lo más lejos que hemos rastreado esta idea es en San Edmund Campion que nació en 1540.
Este santo un tanto desconocido tuvo una visión mística que le dijo, “pronuncié un gran día, no en el que cualquier potencia temporal ministre sino en el que el Juez Terrible debe revelarse a las conciencias de todos los hombres de cada clase de religión. Este es el día del cambio…”
Eso fue hace medio milenio.
Y a partir de ahí nos enfrentamos a grandes eventos en el mundo que muchos creen van a cambiar el curso de la humanidad.
Y es más, que al menos algunos de ellos se producirán dentro de los tiempos de vida de los hoy vivos, o sea que podrían ocurrir en los próximos años o décadas. Eso significa que cualquier momento.
Es muy interesante lo de Campion porque esta idea de ver nuestras almas se conecta con lo que las personas dicen que encuentran durante las experiencias cercanas a la muerte.
.
La revisión de toda su vida en un instante, como Dios la ve, o como nos vemos a nosotros mismos en Su Luz.
.
El caso católico más notorio es el de Gloria Polo.
Él es la Verdad y todos vamos a ver algún día la verdad de quién y qué y de dónde realmente somos. No habrá discusión en eso.
Si desea una revista previa – y tal vez un adelanto de lo que ocurriría durante un evento de la ‘iluminación’ en la tierra – leer sobre episodios cercanas a la muerte.
Además de San Campion, también lo dijo Elizabeth Canori-Mora, quien en la década de 1800, dijo:
“Entonces, un gran luz apareció sobre la tierra, que era el signo de la reconciliación de Dios y el hombre”.
Además, la beata Anna Maria Taigi también en la década de 1800, quien igualmente previó los tres días de oscuridad, dijo:
“Un gran purificación vendrá sobre el mundo precedida por una ‘iluminación de conciencia’ en el que todo el mundo se verá a sí mismo como Dios los ve”.
Un ‘profeta’ de Maguncia (y que murió en 1854) dijo: “Va a ser un signo como el Juicio Final”.
Otro santo, San Juan María Vianney, dijo: “Llegará un momento en que la gente creerá que el fin está cerca. Será una señal del juicio final”.
Y luego Marie-Julie Jahenny (murió en 1940) dijo que “un juicio más se llevará a cabo antes del último”.
¿Está esto todo relacionado? ¿Es la misma ‘Iluminación’ que ahora se habla en las apariciones? Tal vez. No lo sabemos.
En la década de 1900 una famosa estigmatizada, Teresa Neumann, dijo que se acercaba un ‘juicio menor’.
¿Pero era realmente una ‘iluminación’ o simplemente era una referencia a los principales eventos mundiales que vendrían como las guerras mundiales, la Rusia comunista y la Alemania nazi en su tiempo?
En Heede, Alemania, en la década de 1940, María y Jesús supuestamente aparecían a cuatro niños en apariciones a las que se concedió la aprobación parcial, con el envío por dos obispos de informes positivos a Roma y la autorización de la construcción de una capilla de acuerdo con los mensajes, que el obispo posterior revirtió completamente.
¿Qué dijo el Señor supuestamente en Heede sobre una ‘iluminación’?
“La humanidad no ha hecho caso a mi Santísima Madre, que apareció en Fátima para exhortar a todos a la penitencia.
Ahora he venido en esta última hora de reprender al mundo. Los tiempos son graves.
Los hombres deben hacer penitencia por sus pecados... estoy cerca.
La tierra temblará y se verá afectada. Será terrorífico. Un juicio menor.
Para los que no están en un estado de gracia será espantoso. Los ángeles de mi justicia ahora están diseminados por todo el mundo.
Los hombres no escuchan mis llamadas. Ellos cierran sus oídos, resisten Mis gracias, y niegan Mi misericordia, Mi amor y mis méritos.
Ellos agonizan en la ceguera de sus faltas. El odio y la codicia llenan los corazones de los hombres.
Todo esto es obra de satanás. El mundo duerme en una densa oscuridad…. Esta generación merece ser aniquilada, pero yo deseo mostrarme a Mi mismo como misericordioso.
Cosas grandes y terribles se están preparando. Lo que está a punto de suceder será terrible, como nada desde el principio del mundo…”.
Bueno, no se utilizó el término ‘iluminación’ sino ‘juicio menor’.
“Todos los que han sufrido en estos últimos tiempos son Mis mártires y ellos prepararán la nueva conversión de Mi Iglesia” dijeron los mensajes.
“Eso que en breve ocurrirá superará en gran medida todo lo que ha sucedido hasta ahora.
La Madre de Dios y los ángeles intervendrán.
El infierno va a creer que la victoria es suya, pero me voy a aprovechar de ellos. Muchos me blasfeman y, debido a esto, voy a permitir que todo tipo de desgracias lluevan sobre la tierra pero muchos se salvarán.
Bienaventurados los que sufren todo en reparación por los que me ofenden.
Mis amados hijos, la hora está cerca. Orad sin cesar y ustedes no serán confundidos.
Yo uno a mis escogidos. Ellos se reunirán, al mismo tiempo de todas partes del mundo y ellos me glorificarán. Yo vengo.
Bienaventurados los que se preparan. Bienaventurados los que me escuchan…
Les daré una luz especial. Para algunos esta luz será una bendición.
Para los demás, la oscuridad. La luz vendrá como la estrella que mostró el camino a los sabios”
LA TRADICIÓN QUE COMIENZA HACE 50 AÑOS EN GARABANDAL
Esta idea de una ‘estrella’ sin duda puede estar relacionada con una ‘iluminación’ y nos lleva a San Sebastián de Garabandal en el centro-norte de España.
En este lugar de apariciones en la Cordillera Cantábrica, cuatro niñas vieron a la Virgen en unas 2000 apariciones, del 2 de julio de 1961 al13 de noviembre 1965.
Allí se mencionaron tres próximos eventos: una advertencia o aviso, un gran milagro, y un castigo que sonó como la Gran Tribulación. Esa revelación vino, supuestamente, en 1962.
El enfoque aquí es que la idea de un ‘aviso’ supone una ‘iluminación de la conciencia’.
De acuerdo con una de las videntes, Jacinta González, el evento constituye un tipo de advertencia
“será visto en el aire por todas partes en el mundo y de inmediato se transmitirá al interior de nuestras almas.
.
Durará poco tiempo (en la opinión de otra vidente, Mari Loli Mazón, sólo unos minutos), pero parecerá mucho tiempo debido a su efecto en nosotros.
.
Será para el bien de nuestras almas y luego vamos a sentir un gran amor por nuestros padres celestiales y a pedir perdón por todos nuestros pecados”.
La alusión a algo en el cielo es interesante porque otras ‘pistas’ proporcionadas por la más conocida de las videntes, Conchita González (ahora de Nueva York), lo vio como un acontecimiento cósmico “como dos estrellas… que chocan y hacen mucho ruido y mucha luz… pero no caen.
No va a hacernos daño, pero vamos a verlo y, en ese momento, vamos a ver nuestras conciencias”.
Algunas personas pueden morir de la conmoción, dijo, pero no del evento en sí. En otras palabras: un susto, en varios niveles.
Será “como un fuego pero no quemará nuestra carne”, relató. Se sentirá interiormente.
Será por tan sólo unos minutos pero va a parecer una eternidad. Ella dijo que la Virgen anunció el evento “por una palabra que empieza con ‘a’”
Todo se quedará quieto durante unos segundos afirmó Mari Loli, quien ya ha fallecido.
¿Un asteroide? Eso comienza con ‘a’. Pero asumiendo que es un evento astronómico, ‘fuego’ suena más como un cometa. En fin, son nuestras especulaciones.
Conchita también dijo que el evento será visible en todo el mundo y
“será como una revelación de nuestros pecados, y será visto y experimentado por los creyentes y no creyentes y personas de cualquier religión que sea.
.
Se trata de una especie de catástrofe, pero no del todo”
.
“Lo más importante es que todos en todo el mundo verán una señal, una gracia o un castigo a sí mismos. En otras palabras, una advertencia.
Ellos se encontrarán solos en el mundo sin importar dónde se encuentren en el momento.
A solas con su conciencia delante de Dios. Verán entonces todos sus pecados y lo que sus pecados han causado.
La advertencia será muy personal; todos vamos a reaccionar de manera diferente.
Lo más importante será reconocer nuestros propios pecados y las malas consecuencias de ellos.
Usted tendrá una visión diferente de la advertencia que yo porque sus pecados son diferentes a los míos”.
El fenómeno o evento, de acuerdo con esta vidente, no causaría daño físico
“pero nos va a horrorizar porque en ese preciso instante veremos nuestras almas y el daño que hemos hecho.
Siempre debemos estar preparados con nuestras almas en paz”.
Mari Loli agregó que será tan absorbente que la gente no tomará nota de su entorno.
Lo que se infiere es más un caso de algún tipo de acontecimiento sobrenatural sin precedentes, concomitantemente con la advertencia o aviso y la iluminación.
Algo también se menciona en Medjugorje, aunque a los videntes se les ha representado tres advertencias – no una – y han dicho poco sobre una ‘iluminación’, aunque tampoco la han descartado.
Muchos son los que imaginan un evento sobrenatural por el que una gran luz aparecerá de repente e iluminará el alma.
Pero también puede venir disparado por un evento físico real, como un asteroide o un cometa.
Si despiertas un día y de repente ves en la televisión, a través de Internet, o en tu propio patio, un gran astro que inesperadamente apareció en el cielo, y los astrónomos sorprendidos porque no tenían idea de si va a pasar o golpear la tierra, podría causar tal susto que haría que todos nosotros nos evaluamos a nosotros mismos.
Por eso, si el ‘aviso’, como es expuesto en Garabandal, llega a pasar, posiblemente tenga elementos físico-astronómicos al menos colaterales.
Mientras en la Biblia se pueden encontrar cometas, inundaciones, guerras, terremotos, enfermedades, persecuciones, y diversas otras catástrofes – incluyendo otros tipos de manifestaciones sobrenaturales (como tres días de oscuridad) -, no parece fácil encontrar una luminosidad fantástica que sea en sí misma totalmente milagrosa y dispare el examen de la conciencia.
A fines del 2015 se informó que astrónomos opinaban que la tierra puede estar en un gran peligro ya que la trayectoria del sol a través de la galaxia envía cometas volando hacia nuestro planeta.
Los investigadores han identificado un ciclo de 26 millones de años de los impactos de meteoritos, que coincide con el momento de las extinciones en masa en los últimos 260 millones de años.
Los eventos del fin del mundo están relacionados con el movimiento del sol y su familia de planetas a través del denso plano medio de la Vía Láctea.
Todo es posible. No se descarta. Pero también se observan ciertas indicaciones potenciales en lugares como Fátima, donde el sol parecía que salió de su lugar y se dirigió a la tierra.
Si Dios puede hacer milagros del sol, por supuesto Él puede causar una “iluminación”, sobrenatural sin usar cometas o asteroides.
“Una luz para iluminar a los gentiles”, dice Lucas 2:32.
De un ángel con una espada – una espada de fuego – se habla en el tercer secreto de Fátima.
Pero Lucas se refiere a Jesús como la ‘luz’.
LAS DIFICULTADES CON GARABANDAL
Para muchos las apariciones de Garabandal tienen muchas dudas y no se pueden ocultar debajo de la alfombra, por más que uno pueda creer en su veracidad.
Por ejemplo está el hecho de que un sacerdote español (Luis María Andreu) dijo haber vislumbrado la venida ‘milagro’ durante una de las apariciones y terminó muriendo poco después.
Mientras tanto fue profetizado por Conchita (en 1964) que su cuerpo sería incorrupto; pero una década más tarde, en 1976, este sacerdote fue exhumado y se encontró en un estado esquelético.
Hubo también una figura clave en la promoción de Garabandal, un ciego (Joey Lomangino) sobre el que supuestamente fue dicho a los videntes que un día sería capaz de ver de nuevo después del ‘milagro’; murió hace un par de años sin ver.
También estaba previsto que el Papa y el Padre Pío verían el profetizado ‘milagro’.
Algunos afirman que el Padre Pío recibió una visión previa de él, mientras que suponemos que algunos podrían argumentar que el ciego Lomangino ahora, en el Cielo, lo vio.
Y hay más confusión. Se dice que el Padre Pío apoyó las apariciones de Garabandal.
Pero cuando el reconocido periodista mariano Michael Brown entrevistó a su intérprete inglés, así como a un compañero de Irlanda que era parte del círculo íntimo de San Giovanni Rotondo, le dijeron lo contrario, que la santo tenía reservas acerca de Garabandal. ¿A quién creer?
Pero lo cierto es que donde se está produciendo una aparición siempre está el demonio trabajando duro para torcerla, ponerle palos en la rueda, tentar a los videntes, suscitar enredos y dudas, etc.
Este caso se ha dado anteriormente también en España. Esta parte de España estuvo plagada en la década de 1930 (en plena guerra civil) por una erupción de las apariciones con un origen dudoso.
En esa época surgieron de un lugar llamado Ezkioga, y provocó la difusión de miles de apariciones y decenas de videntes.
Decenas de ciudades y aldeas de repente tuvieron supuestas apariciones. Sean o no las originales buenas, otras tuvieron trazas demoníacas.
Pero esto mismo sucedió en las apariciones de Lourdes, en que cuenta el padre René Lurentín aparecieron varios otros videntes luego de Bernardita, que la imitaban.
.
En este caso no se tuvieron en cuenta, pero dice Laurentín que en otros casos sí se han tomado en cuenta para desacreditar la aparición original y buena.
En Ezkioga los mensajes también incluyeron la predicción de un aviso, un gran milagro y castigo, antes que en Garabandal, por lo que sería su predecesora.
Y se dice que uno de los videntes de Ezkioga visitó San Sebastián de Garabandal antes que las apariciones comenzaran allí.
Y hay más dudas que han circulado sobre Garabandal.
Durante las apariciones, las videntes a veces parecen estar mirando en diferentes direcciones.
La propia madre de Conchita estaba convencida en un momento que las apariciones eran “absolutamente falsas” o al menos “no vienen de Dios”.
Hubo un estado de confusión.
“No, yo no vi a la Virgen” anunció la vidente Mari Cruz en marzo de 1963.
Y estos son extractos de la entrevista en 1991 con Mari Loli, que vivía en Haverhill, Massachusetts, en el momento.
“P: ¿Viste la Virgen María cientos de veces?
R: Supongo que sí. Un buen número de veces.
Q: Mirando hacia atrás ahora, ¿tienes alguna duda de que viste a la Virgen María?
.
R: Bueno, no recuerdo muy claro y parece que le pasó a alguien más veces. Fue hace muchos años.
Q: ¿Pero dudas o no?
R: (risas) No sé. No lo sé.
Q: ¿Todavía no estás segura de ello?
R: Es difícil para mí explicar, de verdad. No lo sé. No pienso demasiado a menudo sobre ello y mi vida no se basa en lo que me pasó. Sólo trato de llevar una buena vida cristiana, pero sin pensar en lo sucedido”.
Es sorprendente la entrevista. Pero recordemos lo que dijo Conchita (que nunca mostró ningún tipo de dudas) una vez en su diario:
“Al principio de las apariciones, la Virgen nos dijo a las cuatro de nosotras que nos íbamos a contradecir una a la otra.
Interiormente sabíamos que el ángel y la Santísima Virgen habían aparecido a nosotras, porque trajeron a nuestra alma una paz, una alegría profunda, y un gran deseo de amar más que nunca con todo nuestro corazón.
Yo no sé por qué dudamos un poco. Era una especie de duda que parecía venir del diablo que quería hacernos desconocer a la Virgen”.
Pero también hay un relato llamativo del ya mencionado periodista Michael Brown que sugiere una especie de control de los matices en la jerarquía de la Iglesia.
“Cuando me puse en contacto el obispo de Santander, José Vilaplana, me envió una carta sellada fechada en octubre de 1996, que reiteró el hecho de que los obispos anteriores habían declarado que no hay “ninguna validez sobrenatural”.
Y dijo que durante una visita ad limina a Roma, en 1991 él presentó a la Congregación para la Doctrina de la Fe un dossier sobre Garabandal. Y más tarde recibió una carta (esta habría sido de la oficina del cardenal Josef Ratzinger) en la que “se sugirió que si se me hace necesario publicar una declaración, que ésta reconfirme que no hay fenómenos sobrenaturales en las supuestas apariciones, y esto hará una posición unánime con mis predecesores … Yo acepto la decisión de mis predecesores”.
Es posible que en muchos los aspectos fueran sobrenaturales (incluyendo la recepción de Conchita de una hostia que milagrosamente se materializó en la lengua y fue grabada en imagen).
Y en ese sentido un obispo más reciente se dice que ha suavizado la posición, sin embargo la Congregación para la Doctrina de la Fe ha insistido en quitar toda referencia a las apariciones en el templo católico de San Sebastián de Garabandal en los últimos tiempos.
En cualquier caso, e independientemente de la posición de cada uno, estos hechos deben ser ventilados en cualquier discusión seria sobre la ‘iluminación’, porque Garabandal es una fuente de esta profecía en estos momentos.
Lamentablemente muchos católicos son incapaces de oír cosas en contra de los que ellos creen (sea cual fuere el tema) y satanizan a los que dan mera información, atribuyéndoles una intención militante.
Los padecemos diariamente en los Foros, junto con sus amenazas. Y nos trae a la mente la frase de Gandhi, que ‘lo peor del catolicismo son los católicos’.
¿QUÉ HAN DICHO OTROS MÁS SOBRE UNA ‘ILUMINACIÓN’?
Allí mismo, en España, en el Escorial, una presunta estigmatizada llamada Amparo Cuevas, dijo en referencia al aviso, que “durante este tiempo cada uno verá lo que ha hecho durante toda su vida”.
Otro, en los EE.UU., dijo, “muchos caerán de rodillas angustiados, ya que verán a quien traspasaron. Es la victoria final, la Cruz que ilumina el camino de toda la buena voluntad”.
Un sacerdote llamado Padre Stefano Gobbi de Italia dijo que en la década de 1970 María le dijo,
“un nuevo fuego descenderá del Cielo y purificará a toda la humanidad, que se ha convertido en pagana.
.
Será como un juicio en miniatura, y cada uno se verá a sí mismo a la luz de la verdad misma de Dios”.
Con Su Amor Divino, dijo Gobbi, el Señor “va a abrir las puertas de los corazones e iluminar todas las conciencias. Cada persona va a verse a sí misma en el fuego ardiente de la Verdad Divina”.
Todos sabemos de Santa Faustina Kowalska y su revelación de una luz que viene de las heridas de Jesús.
María Esperanza de Venezuela habló de un día de ‘gran venida de luz’, pero no como un día que causara el tipo de temor expresado en Garabandal.
Lo cierto que todos vamos a ser evaluados de una manera más luminosa algún día, aquí o en el más allá.
.
El gran estándar por el cual vamos a ser evaluados será el amor.
Pero hay que considerar también que puede haber un evento como la ‘iluminación’, que capte toda la atención de todo el mundo.
Aunque hoy su sola mención cause un temor sin precedentes entre la mayoría de los cristianos. Pero el perfecto amor echa fuera el temor.


Foros de la Virgen María