sábado, 23 de marzo de 2019

TESTIMONIO - DONDE MANDA CAPITAN NO MANDA MARINERO


A veces así funciona Dios… sólo hay que dejarse llevar.
Bueno… ésta no es la primera vez que me sucede ni la última que me sucederá. Pasó que era cumpleaños de mi ahijada Katty (padrino de boda) y me invitó a su casa (a una hora de Lima); me dijo que iba a preparar el Cau-Cau (plato típico peruano) que tanto me gustaba, y que me esperaba en la noche… que fuera con las personas más cercanas del grupo que ella conocía.
Inmediatamente me contacte con Ana, la sub-coordinadora de nuestro grupo de oración y le pedí que me acompañara, lo cual aceptó. Asimismo, llamé a otra ahijada Susann (padrino de confirmación) que tiene carro para que nos esperara en un paradero cerca de su casa y de ahí irnos todos juntos. Ella pensaba ir con su esposo.
A las 8pm llegó la sub-coordinadora, entonces llamé a Susann para avisarle que ya íbamos saliendo. Ella me dijo que había habido un imprevisto y que no podía ir. Desde ese momento se me empezaron a complicar las cosas. La sub-coordinadora me dijo que tenía apuntado cómo llegar donde Katty. Tomamos un micro y nos bajamos para hacer la conexión y llegar a casa de Katty… no existía tal conexión.
Empecé a preguntar y me dijeron que tenía que tomar otro micro hasta Huandoy y de ahí tomar otro. En Huandoy llamé a mi ahijada y le dije dónde estaba y qué micro teníamos que tomar; ella me dijo que tomáramos un micro hasta el Puente Santa Rosa que quedaba cerca de su casa por Canta Callao, y que ahí alguien nos iba a esperar.
Cruzamos la calle y paró un micro; le pregunté si iba al Puente Santa Rosa y me dijo… ¡suban, suban! Yo dije entre mí ¡por fin vamos a llegar! Pasado un buen tiempo, la sub-coordinadora me dice:
- “Hermano, ¿no es ese el Fuerte Hoyos?”
Este fuerte militar queda en el Rimac… el micro nos había traído de regreso a otro Puente Santa Rosa. Coincidentemente, ese micro iba por otro Puente Santa Rosa, no por el que debíamos ir nosotros. Prácticamente nos habíamos dado toda una vuelta por Lima y alrededores y vuelto al principio.
Para esto ya eran las 10pm… muy tarde para empezar de nuevo, así que decidimos tomar un último micro que nos llevara de regreso a nuestras casas. En el camino le dije a Ana:
· “Por alguna razón está pasando esto… no puede ser que nada nos ligue y que estemos de regreso”.
Llegó la hora de bajarnos para tomar la última conexión y Ana se equivoca y nos bajamos una cuadra después. Estábamos esperando el micro y no pasaba. Nos dimos cuenta del error y retrocedimos una cuadra… era por donde volteaba el micro. Si seguíamos esperando nunca iba a llegar.
Hasta que por fin llegó el micro casi vacío y como nunca nos sentamos en la última fila de asientos. Junto a mí había una niña con su muñeca y su mamá –una señora joven embarazada -. Al ver a la niña un poco triste, le dije:
“¿Qué hace una muñeca cargando a otra muñeca?” – la niña ni caso me hizo.
Entonces la mamá me dijo:
· “¿Es usted sacerdote?”
No sé por qué me preguntó eso… quizá tenga cara de cura…. Según algunos ¡SÍ!
· “No… soy religioso, laico comprometido” – le respondí.
· “Sabe usted dónde me podría quedar esta noche… estoy con seis meses de embarazo. Vengo de la casa de mi esposo… me ha echado. La culpa la tiene mi mamá que me odia y me ha indispuesto con él… le ha dicho que soy una pu…y él me ha tratado muy mal”
· “¿A esta hora?
– ya era cerca de la 11pm – ¿Dónde vive tu mamá?”
· “Muy cerca de aquí”
De hecho yo no podía llevarla a mi departamento donde tengo un sólo dormitorio y Ana tampoco, su casa, a pesar de ser más grande, está ocupada por su madre y hermanos.
Ella continuó diciéndome:
· “No acepto la injusticia, ni la mentira… ¿Por qué la gente es tan mala?” – y se puso a llorar.
· “¿Crees tú que lo que te está pasando es más de lo que le pasó a Jesús…? Tienes que aprender a perdonar… no puede vivir con esa angustia, te hace daño a ti y a la criatura que está por venir?”
Me miró y bajó la cabeza. Luego me dijo que dónde se podía confesar. Le dije que en la Parroquia más cerca de su casa. Luego me dijo:
· “¿Qué me aconseja usted?”
· “Que, por esta noche vayas a casa de alguna amiga o pariente, y mañana con más calma pienses lo que quieres hacer o a donde ir. ¿Por qué no vas a casa de tu mamá y te diga lo que te diga, has como si no la escucharas… pasa la noche ahí y mañana decides?”
· “Eso es lo que voy a hacer”
Se bajó dos paraderos después, no sin antes nos dejara su nombre y el de su hijita para que oremos por ellas: Rosa y Angelita. Luego me dijo que también pidiera por su esposo.

Luego nos dirigimos cada uno a casa no sin antes comentar lo que nos había pasado. El viaje que debería haber sido en sólo dos micros y durado una hora como máximo, se convirtió en cualquier cantidad subes y bajas de micros y cerca de tres horas.
Al día siguiente, cuando le conté a Susann lo que había pasado me dijo:
· “¿Y por qué no me llamaste… yo las hubiese hospedado en mi casa?”
Si Dios hubiese querido que así sea, así hubiese pasado. Quién sabe si es que Dios quería que se juntaran madre e hija y se reconciliaran…. Sólo Él lo sabe.
Dios nos envió para darle unas palabras de consuelo y quizá una guía a esa pobre mujer embarazada de seis meses, que no tenía donde pasar la noche. Nada es casualidad.

Cuando no sepas por donde vas… es porque Dios o su Santa Madre te están llevando por donde ellos te necesitan… aunque eso signifique que dejes de comer un rico Cau-Cau…. ya habrá otra oportunidad.
José Miguel Pajares Clausen

viernes, 22 de marzo de 2019

NO ES CON FUERZA HUMANA SINO CON EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS


Tu mayor recurso en este mundo es la presencia del Espíritu Santo morando en ti. Cuando Jesús se fué, envió al Espíritu Santo para que esté con nosotros ayudándonos en todo.

En Zacarías 4:6 (TLA) dice: “(…) Dios le está mandando un mensaje a Zorobabel, y es el siguiente: “Zorobabel, no hace falta que seas poderoso, ni necesitas un gran ejército; lo único que necesitas es mi espíritu. Yo soy el Dios todopoderoso, y te aseguro que así es”.
La biblia dice que el Señor nos ha dado su Espíritu Santo para que esté con nosotros, y en nosotros. Ésta es la mayor defensa, ayuda y recurso que un hijo de Dios tiene, la persona del Espíritu Santo. Jesús pagó el precio para que así sea. Por eso, enfrenta los desafíos que tienes por delante declarando que el Espíritu Santo está obrando a tu favor. Contamos con una gran ventaja y es que el poder sobrenatural más grande que pueda existir, vive en nosotros, y con Él, podremos llegar a lograr cosas que humanamente parecen imposibles.
Idolatría es confiar en cualquier cosa o persona antes que en Dios. No te lamentes por no recibir apoyo o ayuda de los hombres, la mejor estrategia que tienes en todo lo que hagas es la ayuda del Espíritu Santo. Jesús dijo en Juan 14:16: “Y yo le pediré a Dios el Padre que les envíe al Espíritu Santo, para que siempre los ayude y siempre esté con ustedes”.
Hagamos juntos esta oración:
“Dios Padre te pido que llenes mi vida con el Espíritu Santo. Abro ahora las puertas y le doy la bienvenida al Espíritu Santo a mi casa, mi salud, mi economía, mis relaciones y todas las áreas que conforman mi vida en el nombre de Jesús” Amén.

EL MAYOR SECRETO DE LA BENDICIÓN


El profundo respeto a la palabra de Dios y el temor reverente hacia él, abrirá en tu vida los mayores beneficios temporales y eternos. La bendición del cielo se desata abundantemente sobre aquellos que le temen al Señor de todo corazón.

Proverbios 19:23 dice: “El temor del SEÑOR conduce a la vida; da un sueño tranquilo y evita los problemas”.
Siempre es peligroso cuando una persona deja de tener temor del Señor, porque comenzará a manejarse en su vida sin tener en cuenta la realidad espiritual, ignorando lo que Dios aprueba y lo que no. Tener temor de Dios es decidir cada día a la luz de su palabra. Cuando una persona pierde el temor reverente a Dios, se desliza a lo inmoral, sus pasiones se desenfrenan, y sus decisiones dejan de estar basadas en la integridad.
Tomar decisiones en contra de la voluntad de Dios abre las puertas al enemigo de nuestras almas, a la maldición y a las consecuencias del pecado. No tiene ninguna importancia lo que nosotros queremos mostrar ante los demás, ante Dios, el valor primordial se trata de cuáles son nuestros principios de vida, si basamos nuestras decisiones en la obediencia y amor hacia él, o a nuestro antojo. Si queremos tener un sueño tranquilo y evitar los problemas, examinemos nuestro corazón y dejemos a un lado toda decisión basada en la mentira, la codicia, el egoísmo, la estafa, la vanidad, la inmoralidad sexual, el orgullo y en toda clase de cosa contraria a la palabra de Dios.
Hagamos juntos esta oración:
“Señor, Dios mío, perdona y limpia mi vida de todo pecado e iniquidad, me comprometo a basar mi vida en la obediencia a los principios de tu palabra. A partir de hoy, el temor reverente hacia ti, serán mi guía ineludible en cada decisión. Creo y declaro que al obedecerte, veré tu favor y poder sobre mí en el nombre de Jesús. Amén.


HOY… TENDRÉ EL CONTENTAMIENTO DEL SEÑOR


“Porque El Señor tiene contentamiento en su pueblo, Hermoseará a los humildes con su salvación” Salmo 149:4
Cuán comprensivo y especial es el amor del Señor.  No hay áreas de su pueblo que él no tome en cuenta.  No hay nada que tenga que ver con el bienestar de su pueblo, en lo cual él no se interesa.  El no solamente piensa en su pueblo y en sus hijos como un ser inmortal, sino también como un ser mortal  que necesita de su ayuda.
Aún los cabellos de su cabeza están contados y sus pasos están ordenados y enderezados por el Señor y en su pueblo él se deleita en gran manera.  La anchura de su amor es tal que cubre todas las áreas de interés de su pueblo y las aflicciones de su pueblo él se aflige y como un padre se compadece de sus hijos, así se compadece el Señor de los que le temen.
Oh, qué corazón tan grande es el del Señor, su corazón comprende a todas las personas y comprende a todos los intereses de esas personas.  ¿Has pensado alguna vez cuanto mide el amor de Dios?  ¿Has pensado en como ese amor eterno te ha traído justificación, adopción, vida eterna y santificación?
Las riquezas de su bondad son insondables y nuestra mente nunca podrá comprender la inmensidad de ese eterno amor.  ¿Le hemos dado aunque sea la mitad de nuestro corazón a un amor tan grande como el de Dios? Claro, ÉL no quiere la mitad, él desea y espera que le demos todo nuestro corazón.  ¿Ese amor tan cálido y tierno acaso estará recibiendo un amor frío de nuestra parte?... Claro, no existe el amor frío… todo amor es cálido.  ¿Su tierno amor habrá encontrado de nuestra parte una respuesta tierna? 
Oh, alma mía, eleva tu arpa en una canción de agradecimiento a ese amor tierno y sublime.  Descansa en ese amor y deja de andar como un corazón vagabundo sin saber dónde reposar.  Como un niño se siente amado y protegido por su padre, acude oh, alma mía al Señor y recuerda que él tiene cuidado de ti.  Hoy  estoy seguro que el Señor tiene contentamiento en su pueblo y yo soy parte de ese pueblo. Hoy también tendré contentamiento en él.
Señor, que hermoso es saber que tu tienes contentamiento en mí.  Y que tu salvación me hermoseará. Grande es tu nombre.  Mi alma elevo ante ti en sumisión completa y en ese amor tan grande y sublime, tierno y misericordioso hoy quiero descansar.   Señor, quiero responderte con un amor genuino y entregado.  NO quiero dar la espalda al contentamiento que tienes hacía tu pueblo. Amén
Dr. Serafìn Contreras Galeano
www.serafincontreras.com

LA VOLUNTAD DE GANAR


Si queremos algo con las suficientes ganas como para salir a pelear por aquello, trabajar día y noche por alcanzarlo y sacrificar nuestro tiempo, paz y sueño por ello.
Si el solo deseo de aquello nos enciende lo suficiente como para nunca cansarnos y nos hacer ver todas las demás cosas como pasajeras y de poco valor cuando las comparamos con las que no tienen pasión.
Si la vida nos parece vacía e inconsecuente sin aquello y todo lo que planeamos y soñamos tiene que ver con eso, si estaríamos contentos de sudar por ello, incomodarnos por ello, planear para obtenerlo y perder todo temor al hombre por ello.
Si simplemente vamos tras aquello que deseamos con toda nuestra capacidad, fortaleza y sagacidad, fe, esperanza y confianza y sobria persistencia.
Si ni la fría pobreza, desnutrida y famélica, ni la enfermedad ni el dolor del cuerpo o mente pueden hacernos desistir de aquello que tanto anhelamos, si con todas nuestras fuerzas y a pesar de todas las dificultades nos enfrascamos en obtenerlo, ¡lo obtendremos!
Fuente: www.AManThinketh.net
Todos los días tienes una nueva oportunidad para volver a tener el deseo de llegar a la meta. Pero, recuerda. No es asunto de fuerza humana solamente. Es un asunto de saber que a nuestro lado está aquel que es todopoderoso y es en él, que lograremos mucho de lo anhelado. Deja que Dios te impacte en el nuevo año.
También El Señor dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y yo estaré contigo. Génesis 31:3
Y Dios le dijo a Moisés: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte. Éxodo 3:12
Oye ahora mi voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú por el pueblo delante de Dios, y somete tú los asuntos a Dios. Éxodo 18:19

DOS MARES


HAY DOS MARES EN PALESTINA.
Uno es fresco y lleno de peces, hermosas plantas adornan sus orillas; los árboles extienden sus ramas sobre él y alargan sus sedientas raíces para beber sus saludables aguas y en sus playas los niños juegan.
El río Jordán hace este mar con burbujeantes aguas de las colinas, que ríen en el atardecer. Los hombres construyen sus casas en la cercanía y los pájaros sus nidos y toda clase de vida es feliz de estar allí.
El río Jordán corre hacia el sur a otro mar, aquí no hay trazas de vida, ni murmullos de hojas, ni canto de pájaros, ni risas de niños. Los viajeros escogen otra ruta, solamente por urgencia lo cruzan, el aire es espeso sobre sus aguas y ningún hombre ni bestias, ni aves la beben.
¿Qué hace esta gran diferencia entre mares vecinos?
No es el río Jordán. El lleva la misma agua a los dos. No es el suelo sobre el que están, ni el campo que los rodea.
La diferencia es ésta:
El mar de Galilea recibe al río pero no lo retiene. Por cada gota que a él llega, otra sale.
El otro mar retiene su ingreso y cada gota que llega, allí queda. Le llaman mar muerto.
Que gran ejemplo que nos da Dios a través de la naturaleza. Aprendamos a ser canal de bendición para otros, si Dios nos bendice con su amor, demos amor a los que nos rodean, si Él nos da perdón ofrezcamos perdón, todos hemos recibido algo directamente del cielo para continuar fluyendo hacia los demás, no permitas que se estanque allí. Más importante en esta vida que ganar solo, es ayudar a otros a vencer también. Aunque eso implique disminuir el paso o cambiar el curso.
Hechos 20:35 “Más bienaventurada cosa es dar que recibir”
Lucas 6:38 - “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”

VIDAS SUPERFICIALES


“Adviértanse unos a otros todos los días mientras dure ese «hoy», para que ninguno sea engañado por el pecado y se endurezca contra Dios.”
Hebreos 3.13
El vivir en otro país nos ha alejado físicamente a mí y a mi esposa de las vidas de toda nuestra familia y la mayoría de nuestros amigos. Junto a esta distancia geográfica viene la difícil tarea de tratar de mantenernos involucrados en sus vidas.
Nuestro contacto es limitado y el tiempo que logramos hablar lo invertimos mas que todo en conversaciones sobre lo que hemos estado haciendo y lo que haremos en los días por venir. Lo triste es que para mucha gente eso es lo único de lo que hablan con su familia y amigos, aun cuando viven en la misma ciudad y a veces hasta en la misma casa, habiendo temas mucho más importantes y cruciales de los que podrían hablar.
Tenemos una ventana de oportunidad muy limitada en la cual ambos podemos estar involucrados directamente en la vida del otro.
Sin duda alguna, hay tiempo para conversaciones simples y para ponernos al día, pero también hay una gran necesidad de conversaciones de un nivel más profundo; conversaciones que tienen el propósito de animarse, ayudarse y advertirse los unos a los otros.
Cuando perdemos estas interacciones valiosas no tomamos ventaja del valioso recurso que tenemos en aquellos cercanos a nosotros.
El versículo mencionado es muy claro en que tenemos la tendencia natural de ser engañados por el pecado y terminar dando nuestra espalda a Dios. En vista de que esta es una posibilidad muy probable, el escritor de Hebreos nos anima plenamente a que diariamente, al correr el día y cada día, interactuemos los unos con los otros de tal manera que nos mantenga cerca de Dios y con sano juicio.
¿Con cuánta gente tienes conversaciones significativas durante el curso de un día? Me refiero a conversaciones reales sobre lo que está sucediendo en tu vida.
¿A cuanta gente ayudas intencionalmente al animarles o advertirles? ¿A cuanta de esa gente le permites que hagan lo mismo contigo, manteniéndote cerca de Dios?
La realidad es que si no mantenemos estas relaciones e interacciones diarias, entonces será probable que seamos engañados por el pecado dando como resultado el que le demos la espalda de Dios.
Hoy, sé intencional sobre con quien hablas y sobre lo que hablas. Si te estas aislando de los demás y manteniendo conversaciones superficiales, entonces estas en peligro y también estas poniendo a los demás en peligro. El vivir vidas superficiales te deja vulnerable  a lo que hay adentro.
Robert & Rebecca Vander Meer
LaArboleda.net
Ezekielsgrove.com

SACERDOTE ANCIANO ES APUÑALADO CUANDO OFICIABA MISA


El ataque sucedió este viernes por la mañana, cuando el P. Claude Grou, rector del Oratorio de San José en Montreal (Canadá), oficiaba una Misa.
Las imágenes muestran a un hombre vestido con ropa oscura y con una gorra de béisbol blanca caminando hacia el altar, donde el sacerdote de 77 años celebraba la Misa de las 8:30 a.m. Esta estaba siendo transmitida en una cadena de televisión católica.
El atacante arrojó una vela mientras corría hacia el sacerdote, quien se alejó y cayó cuando el hombre lo atacó con un objeto que tenía en su mano derecha, derribando una pancarta a la derecha del altar.
Inmediatamente, varios fieles corrieron al altar para impedir que el hombre se acercara al sacerdote, el cual pudo incorporarse y ser ayudado por los asistentes.
El hombre, quien permaneció en el lugar tras apuñalar al rector del Oratorio, fue rápidamente sometido por los agentes de seguridad y ya se encuentra bajo custodia policial, donde será interrogado.
Le père Claude Grou, recteur de l'@osjmr a été poignardé en pleine messe ce matin. Son état de santé est stable. Toutes nos prières l'accompagnent. https://t.co/2EM5K5Wewt via @lp_lapresse
— Diocèse de Montréal (@diocesemontreal) 22 de marzo de 2019
La Diócesis de Montreal manifestó a través de su cuenta en Twitter que la condición del P. Grou está estable. "El padre Grou estaba consciente y hablando", dijo la portavoz del oratorio Céline Barbeau. Dijo que "nunca ha habido una agresión como esta en el oratorio”.
Por su parte la Diócesis de Peterborough, ubicada en Ontario (Canadá) se unió en oración por la salud del P. Claude Grou.
We join in prayer for Father Claude Grou, Rector of St. Joseph Oratory in Montreal. Fr. Grou is out of danger and his condition is stable after a violent attack while celebrating morning Mass, Friday, March 22. Nous te prions, Seigneur. pic.twitter.com/XOPRSCAZmv
— Diocese Peterborough (@DiocesePtbo) 22 de marzo de 2019
Barbeau mencionó que alrededor de 25 personas asistían a la Misa cuando ocurrió el ataque, incluido el atacante, que estaba en la parte de atrás de la iglesia. Dijo que las personas que presenciaron la agresión están afectadas “porque el P. Grou es un hombre muy apreciado por la gente que viene aquí”.
La portavoz dijo que el edificio continuará abierto al público con excepción del área alrededor de la cripta dentro del oratorio que la policía ha cerrado para realizar las investigaciones.
Si bien hay seguridad las 24 horas, señaló que no hay detectores de metales en el edificio. "El Oratorio de San José es un lugar de oración, que acoge a peregrinos y visitantes. Esto es un santuario".
Redacción ACI Prensa

¿LA IGLESIA CATÓLICA SE MUERE?


Vaya por delante que, como nos ha prometido el Señor, y su Palabra siempre se cumple pues es la misma Verdad: Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. Por tanto, la Iglesia Católica no puede morir: el Señor ha empeñado su Palabra. Pero… la están matando. Sus propios hijos.
Hay gentes que se pueden reír con lo que escribo. No lo dudo en absoluto. Pero les recordaría a esas mismas gentes que tampoco Dios podía morir; con todo… lo mataron. Y tuvo que resucitar. O sea, que no hay que precipitarse, porque las prisas nunca son buenas, tampoco para sacar pensar y para sacar conclusiones.
Por tanto, y sabiendo que siempre habrá un pusillus grex y un resto de Israel que permanecerá fiel, y desde donde el Señor suscitará de nuevo su Iglesia -como suscitó una y otra vez a Israel-, no tengo más remedio que seguir insistiendo en la afirmación que da título al post: ¿la Iglesia se muere?
Porque se están poniendo todos los medios, todas las condiciones necesarias para matarla. De hecho, lo que está pasando en la Iglesia Católica a día de hoy, es la repetición de lo mismo que ha llevado a la muerte a las que calificamos de “otras realidades eclesiales"; y todas están muertas, y bien muertas, por cierto: claro que, a pesar de las apariencias, todas nacieron ya muertas. Y hay que decirlo.
Pero no sería el caso de la Iglesia Católica; porque, si eso pudiese llegar a suceder, estaría muy mal muerta, porque no solo nació viva, sino del mismo autor -y dador- de la Vida. Pero, con todo, no estaría menos muerta. 
¿Por qué lo digo?
Una aclaración previa: nunca me he considerado un “pesimista". Es más: me molesta bastante lo de “pesimista"/"optimista” siempre que eso sirva para “ocultar” la REALIDAD. Pero, desde luego, estoy en las antípodas de esos “optimistas con pedigrí” -¡ciegos que guían a otros ciegos, mercenarios, perros mudos, sepulcros blanqueados!- que, por ejemplo, cuando el último inquilino de una casa religiosa apaga la luz por última vez porque se van, bajan las persianas y cierran, comenta: “¡pues mejor: así no hay que estar apagando y encendiendo; y, además…, sale más barato!". Pues eso.
Pero lo digo -con mucho dolor, si se me permite tan personal confidencia- a tenor de lo que está pasando, de cómo se está gestionando (?) lo que pasa, y de lo que se está diciendo al respecto: todo en y desde la propia Iglesia Católica. ¡Es demencial! Y, además, penoso, de vergüenza ajena y… suicida: que termina siempre en muerte, por cierto.
1. De entrada, y es lo más grave con diferencia y a mi entender: la falta de vocaciones sacerdotales; y, de rebote, de vocaciones religiosas. Hablo en general; pero muy en concreto, en el ámbito del mundo occidental; mundo que, desde los tiempos de Roma, había marcado la impronta en todo el resto.
Sequía -¡un desierto, donde antes había un vergel! Y no hablo del siglo XIII, que podría, sino de lo que yo he visto con mis propios ojos-, que no hace sino poner de manifiesto, -sin ninguna posibilidad de paños calientes o placebos-, que TODA LA PASTORAL en la Iglesia -y no solo la estrictamente “juvenil” y “vocacional"-, desde mediados de los años sesenta hasta hoy (nada más acabar el CV II), ha sido la historia de UN FRACASO: sonoro y sonado, desgraciado y estrepitoso, buscado y justificado en tantos casos y lugares.
Y ya se sabe que una familia sin hijos, como muy bien enseña la experiencia más natural, se extingue, se muere  necesariamente, por mucho que haya durado la agonía. En el caso de la Iglesia Católica, ni sesenta años, en comparación con esas otras “realidades eclesiales” que han durado siglos: ¡y eso que nacieron muertas!
2. La falta total y absoluta de disciplina sacramental: desde la celebración de la Santa Misa, hasta la administración (¿?) de los Sacramentos -empezando por la propia Eucaristía-, cuya vigilancia y fiel cumplimiento en estricta obligación, recae en conciencia en los ministros sagrados y, a su cabeza, el Ordinario del lugar.
Se admite a los Sacramentos -a todos y a cada uno de ellos- a las personas que no están ni siquiera medianamente informadas de los que son y, por tanto, no saben a lo que se acercan ni lo que reciben. En esas condiciones, la responsabilidad moral de los sacrilegios que cometen los presuntos fieles -en muchos casos, meramente “materiales", dado lo que se les ha dicho, animado y permitido- recae, directamente y  formalmente, en los ministros sagrados; y, en último término, insisto, en el sr. Ordinario del lugar, por acción u omisión.
Volver a hablar aquí del fracaso de las catequesis a todos los niveles es quedarse en prácticamente nada, porque aquí lo que ha fracasado previa y estrepitosamente es la FORMACIÓN DEL CLERO y de sus ORDINARIOS, fruto del gravísimo error al escoger el “modelo” adoptado para unos y otros: se les ha hurtado, nada más y nada menos, que al mismo Cristo. Y, de este modo, toda la ¿formación? que se les ha dado estaba viciada -muerta- desde el inicio. Por sus frutos los conoceréis. Y, ¡vaya si se están conociendo!
3. La ruptura de la unidad doctrinal, de la comunión jerárquica y, en consecuencia necesaria, de la unidad entre los fieles y sus pastores, y entre los mismos fieles entre sí. En todos estos aspectos, la Iglesia está hecha unos zorros, desdibujada, desgarrada, rota, sin fuelle, sin Verdad, sin Cristo..
Se ha dejado y/o querido, conscientemente y desde arriba, que cada obispo hiciese de su capa un sayo, y los peores se han llevado el gato al agua; o de que, camuflados en las Conferencias Episcopales, los obispos al pretender ir “todos a una” y dar hacia fuera una “nota” de una unidad que no vivían porque no la tenían, han traicionado a la propia Iglesia Católica, a la que debían servir: y se han llevado el agua a su molino los peores; los obispos han dejado hacer a los sacerdotes y a los religiosos lo que les ha dado la gana y, en esa tesitura y como no podía ser de otra manera, han “ganado” los más beligerantes: o sea, los peores; desde ahí, se ha “enseñado” (?) a los fieles supercherías -o simplemente herejías- dándoselas como si fuese “lo auténticamente católico": se les ha desarraigado de la Fe al desarraigarles de la Doctrina.
Podría seguir, pero no puedo ni quiero. Toca clamar al Señor: “¡Ven, Señor, Jesús: no tardes!”
José Luis Aberasturi

"¿QUÉ SABRÁN LOS CURAS?"


 “¡Qué sabrán los curas, qué tanto hablan, por qué se meten en todo!", piensan algunos, y quizá alguna vez vos mismo pensaste.
¿Sabés por qué opino? ¿Sabés por qué hablo?
No sólo porque estoy seguro que LA PERSONA DE CRISTO y su propuesta de vida es LA VERDAD PLENA SOBRE EL SER HUMANO.
No sólo por eso, sino también PORQUE DÍA A DÍA CONSTATO de manera completamente indudable LOS EFECTOS DEVASTADORES DEL PECADO, EL ERROR Y LA MENTIRA, y LOS EFECTOS LIBERADORES, SANADORES Y PLENIFICANTES de la VERDAD Y DE LA GRACIA.
Lo veo, lo palpo, lo “toco con mis manos” cuando intento “vendar” esas heridas que voy conociendo en las historias de dolor que la falta de amor, el egoísmo, el hedonismo, y todo el mal presente en nuestro mundo va dejando a su paso.
Y por eso -entre otros motivos- estoy en contra del aborto, porque infinidad de veces me ha tocado intentar aliviar el dolor que tantas almas de madres, padres, abuelos y abuelas cargan por siempre dentro suyo.
Y por eso -entre otros motivos- apuesto por la educación sexual en valores como la virginidad hasta y la fidelidad en el matrimonio entre un varón y una mujer, porque las personas más felices que conozco en este mundo son todas -¡todas!- las que han elegido amar totalmente para siempre con corazón fiel, en la vida matrimonial, consagrada o como solteros. Y porque tantas veces -¡tantas!- me toca “recoger los pedazos” de los corazones y las vidas rotas por la lujuria y la traición…
Defiendo la vida y el matrimonio no porque soy retrógrado, no porque soy anticuado, no porque soy cerrado, no porque soy discriminador, no porque sea insensible al sufrimiento de las personas sino ¡todo lo contrario!, porque la vida me muestra a cada paso que -detrás de tantas máscaras- el pecado siempre destruye y el bien y la virtud enaltecen y salvan. Y que debo seguir proponiendo la verdad aunque a algunos les duela, porque si no lo hago el dolor será cada día más grande, y más difícil de remontar.
Defiendo la vida, y defiendo el matrimonio… defiendo y proclamo que la prosperidad para nuestra sociedad llegará solamente a través de la unión fiel e indisoluble entre el varón y la mujer abierta a la vida según el proyecto de Dios, y de infancias y adolescencias en la pureza y en el amor…
Lo seguiremos haciendo, intentando ser un eco de la voz y un reflejo de la mirada misericordiosa de nuestro Señor. Intentando ser buenos samaritanos que curen las heridas de nuestro tiempo con el aceite de la ternura y el vino de la verdad.
Lo seguiremos haciendo mientras ÉL nos dé vida y fuerzas.
Leandro Bonnin

SUGERENCIAS PÍAS PARA PRESBÍTEROS


Desde que era seminarista, tuve la ilusión de tener una cruz grande en el salón de mi casa. Fue una idea que me acompañó a lo largo de los años. He contado a mis amigos como esperé, durante años, a poner esa cruz. Ninguna de las que veía me convencía. Hasta que un día los hechos se conjugaron para indicarme que una era la cruz perfecta.

Después, busqué otra cruz para el altar donde celebro misa. Para mí el crucifijo ante el que voy a celebrar cada día es algo importantísimo. Tenía que ser una imagen que me diera mucha devoción. Finalmente, conseguí una que me ayudó muchísimo a la celebración de la eucaristía.

El problema era que la cruz del altar (que era posterior) me gustaba más que la que tenía en casa (que era anterior). Así que, la semana pasada, por fin, puse la cruz que creo que será la definitiva, si hay algo definitivo en este mundo: estoy seguro de que no. En fin, esta cruz será todo lo definitiva que pueden ser las cosas. Os pongo las fotos debajo. 

Pongo las fotos no por vanidad, sino para animar a mis hermanos sacerdotes a que pongan crucifijos en el altar que les sean una ayuda grande para el sacrificio de la santa misa. A mí esto y un buen misal me ha ayudado muchísimo. 
P. FORTEA

EL BUEN PASTOR


¡PADRES DE FAMILIA, CORREGID CON AMOR NO CON MALTRATO, PORQUE EL MALTRATO SOLO ENGENDRA TEMOR Y RESENTIMIENTO!

MARZO 17 2019 2: 15 P.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS CAÍDO A LOS PADRES DE FAMILIA SANTUARIO DE JESÚS CAÍDO, GIRARDOTA (ANT) COLOMBIA

MENSAJE A ENOCH

Hijos míos, mi Paz sea con vosotros.

Yo soy el Jesús Caído, que levanta caídos.

Hijos míos, espíritus de depresión y suicidio se están apoderando de muchos jóvenes. La carencia de amor y comprensión en muchos hogares, el mal uso de la tecnología, el maltrato familiar y la separación de los padres, está llevando a muchos jóvenes a quitarse la vida. Padres de familia, ¿cuándo vais a entender que lo qué necesitan vuestros hijos no son cosas materiales, sino amor? ¡Dejad de ser proveedores de cosas muertas, lo que necesitan vuestros hijos son: abrazos, besos, caricias, motivación, diálogo y ante todo amor! Dialogad más con vuestros hijos, sed más amigos que padres, para que os ganéis su confianza y así podáis tener control de ellos y de vuestros hogares.

Muchas familias van a la deriva porque me han dado la espalda, porque me han sacado de sus hogares y me han reemplazado por el dios de la tecnología y otros dioses salidos de la mano del hombre. El mal ejemplo de los padres lo asimilan los hijos, como son los padres, así son los hijos. Si el árbol está malo, los frutos serán malos y mala la cosecha; la mala cosecha es la que hoy abunda en muchos hogares. ¡Enderezad padres de familia vuestro caminar y dad buen ejemplo a vuestros hijos, para que mañana podáis recoger una buena cosecha! Están llegando los días de mi justicia y muchas familias aún continúan dándome la espalda; os digo, si no volvéis lo más pronto posible a Mí, os aseguro que os perderéis.

¡Padres de familia, corregid con amor no con maltrato, porque el maltrato solo engendra temor y resentimiento! Vosotros sois los pastores del hogar y debéis velar por la sana educación moral y espiritual de vuestros hijos; porque bien sabéis que mañana en la eternidad os pediré cuenta de vuestros hijos y hogares; sufriréis las penas del purgatorio o infierno, por cada hijo que se os haya perdido por vuestro mal comportamiento y falta de amor. Recapacitad pues padres de familia y cuanto antes, retomad el control de vuestros hogares. El amor todo lo puede, todo lo perdona; repartid amor en abundancia para que vuestros hogares sean remansos de paz y el Espíritu de Dios vuelva a morar en ellos. Sed más padres que jueces y dad buen ejemplo a vuestros hijos, para que mañana seáis irreprochables ante Mí.

Quiero más diálogo, oración, amor y comprensión en vuestros hogares, porque este es el antídoto contra la depresión, que está llevando al suicidio a tantos jóvenes. Escuchad pues mis Palabras y ponedlas en práctica para que rescatéis vuestras familias y el amor de Dios vuelva a morar en vuestros hogares. Venid en familia a visitarme en mis Santuarios, Yo soy la solución a todos vuestros problemas.

Vuestro Jesús Caído, que levanta caídos
Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.