miércoles, 23 de enero de 2019

HOMILÍA EN LA MISA DE APERTURA DE LA JMJ PANAMÁ 2019


Celebrada en Campo Santa María La Antigua por Mons. José Domingo Ulloa.

Por: Mons. José Domingo Ulloa | Fuente: Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019
Permítanme en primer lugar saludar a los que son los protagonistas de este evento. Queridos peregrinos que han venido de más de 140 países y juntos soñar que un mundo y una Iglesia nueva es posible.

Gracias queridos jóvenes porque ustedes en frente de todas las dificultades han sabido saltar los escollos y se han querido reunir en este pequeño pueblo, en esta pequeña iglesia, que podemos decir desde hoy se convierte en la capital de la juventud.

Hablar de jóvenes es hablar de esperanza porque solo el cambio en el mundo, solo el cambio en la Iglesia vendrá de la mano de ustedes, queridos jóvenes.

Queridos jóvenes:

Nuestro gozo es inmenso ante la presencia de todos ustedes. PANAMÁ hoy los recibe con el corazón y los brazos abiertos. Gracias por aceptar el llamado de encontrarnos en este pequeño país, en el que la fe llegó de la mano de la Virgen María, bajo la advocación de Santa María la Antigua. Un país que ha hecho su mejor esfuerzo para que cada uno de ustedes tengan un encuentro con Jesucristo: Camino, Verdad y Vida.

SOMOS LA PRIMERA DIÓCESIS EN TIERRA FIRME, y desde aquí un 9 de septiembre de 1513 se irradió el evangelio al resto del continente americano, siempre bajo el amparo de María, la Madre. Ella siempre nos ha acompañado, por eso no es extraño que ese encuentro con Jesucristo en esta Jornada Mundial de la Juventud, sea María quien nos ha animado y nos seguirá animando para la celebración de este evento histórico, que viviremos todos unidos: los jóvenes cronológicos y los que contamos con más de 60 años porque nos sentimos jóvenes. Solo dejamos de ser jóvenes cuando dejamos de soñar.

Damos gracias a Dios, por ser la sede de la primera Jornada Mundial de la juventud donde María -“la estrella de la evangelización”- ha sido propuesta por el Papa Francisco a ustedes como modelo de valentía y coraje. Ella, la joven, estuvo disponible para cumplir con el proyecto de Dios, para el que le había elegido y cuya respuesta es el lema de esta Jornada Mundial de la Juventud: “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”.

Hoy podemos decir todo nosotros: GRACIAS PAPA FRANCISCO, por confiar y darnos la oportunidad de hacer una Jornada para la juventud de las periferias existenciales y geográficas. Anhelamos que sea un bálsamo para la difícil situación con la que conviven sin esperanzas mucha de nuestra juventud, especialmente la juventud indígena y afrodescendiente, la juventud que migra por la casi nula respuesta de sus países de origen, que los lanzan a cifrar sus esperanzas en otros países, exponiéndolos al narcotráfico, la trata humana, la delincuencia y tantos otros males sociales.

Para la Iglesia, como para otras comunidades de fe en nuestro país, pero particularmente en comunión del Secretariado del Episcopado de América Central, que comprenden todos los obispos de Centroamérica, ustedes son muy importantes. Por ustedes toda una maquinaria humana se organizó para hacer posible que puedan tener las condiciones mínimas necesarias para que vivan su peregrinación en este pequeño istmo.

Ustedes queridos peregrinos de distintos países de nuestro planeta tierra, encontrarán en Panamá un pedacito del mundo entero. Nuestra historia de servicio, de ser punto de encuentro, de unidad en la diversidad, sin distinción de credo, raza, edad, sexo, nos convierten en una nación bendecida.

Gracias a vuestra presencia este país es desde ahora junto a ustedes la capital de la juventud del mundo, en el que con el cálido calor humano, y también del clima para esta época, crean las condiciones propicias para que puedan convivir entre sus pares compartiendo sueños, esperanzas y proyectos, que por la fuerza del Espíritu Santo, los comprometan a hacer la revolución del amor, que no será fácil, pero tampoco imposible si la confianza, como María, la colocamos en Dios.

¿QUÉ PAÍS ENCONTRARÁN LOS PEREGRINOS?

Una muestra de lo que vivirán los peregrinos en esta semana lo han tenido quienes han tenido la experiencia de días en las diócesis tanto en Panamá como en Costa Rica. Nuestro pueblo está preparado para recibirlos, para compartir sus tradiciones, la riqueza multiétnica y pluricultural, pero muy especialmente este istmo centroamericano está para compartir la alegría de la fe en un Dios, que está actuando entre nosotros, en nuestra historia personal y comunitaria.

En las parroquias y en los hogares de acogida se ha tenido la preparación necesaria para dar lo mejor de lo nuestro, el cariño, la cercanía, la fraternidad, el adoptarlos como verdadera familia, la familia de Dios.

DISPONIBILIDAD A LA ESCUCHA DE DIOS

En estos días, queridos jóvenes de la JMJ, ustedes tendrán la oportunidad de estar en las catequesis con obispos de distintos países; contarán con una formación interesante; el Parque del Perdón, con estos lugares para la confesión; reconciliarse con Dios; el Festival de la Juventud en el que la variedad del talento de los distintos países ofrecen unas posibilidades para alimentar el espíritu. Y sobre todo, hemos venido para encontrarnos con Jesús, Jesús Eucaristía, alimento espiritual para desde ahí enfrentar los desafíos de la vida.

Queridos jóvenes, este encuentro de ustedes jóvenes con Jesucristo debe llevarlos a la confrontación consigo mismos y con el adoctrinamiento del sistema de anti valores que impera sustentado en la búsqueda de una falsa felicidad, que es tan fugaz que los lleva a experimentar desesperadamente con tantas cosas que les dañan la mente y el espíritu y que al final no lograr llenar el vacío existencial.

Jóvenes: El llamado sigue vigente, perenne, intenso, pleno de una ternura que solo sabe comunicar Jesús. Quizá como Iglesia no hemos podido transmitirles esto con la claridad suficiente, porque a veces, queridos jóvenes, los adultos no pensamos como ustedes, pensamos que los jóvenes no quieren escuchar, que son sordos y están vacíos. Sin embargo la realidad es otra. Les hace falta orientación, acompañamiento, y pero sobre todo que los puedan escuchar.

Sabemos que ustedes no se dejan impresionar fácilmente. Gracias queridos jóvenes porque con ustedes no funcionan las frases hechas, los discursos teatrales o los slogans diseñados para afiebrar sus emociones. Sabemos que al igual que en los tiempos de Jesús, ustedes queridos jóvenes buscan testigos, referentes llenos de contenido y experiencia; con un camino recorrido a pie, adultos con kilometraje, y no un Dios aprendido e intelectualizado; ustedes buscan de quien les muestre con su vida a Dios, y no quien les hable de Él.

JÓVENES VERDADEROS PROTAGONISTAS DE LA JMJ

Queridos jóvenes, ustedes son y no me canso de repetirlo, los protagonistas de esta Jornada Mundial. En la Iglesia estamos en espera de esta primavera juvenil. Confiamos en ustedes, esperamos mucho de ustedes, porque estamos plenamente convencidos, que los verdaderos protagonistas para los cambios y las transformaciones que requiere la humanidad y la Iglesia están en sus manos, en sus capacidades y en su visión de un mundo mejor.

Para asumir este gran desafío deben prepararse en conciencia, conociendo su historia personal, familiar, social y cultural, pero sobre todo su historia de fe. Solo así, de la mano de los abuelos y los mayores, podrán transformar con la alegría del evangelio aquellas situaciones de injusticia y de inequidad, que hieren a la sociedad.

En los ojos de María, cada joven puede redescubrir la belleza del discernimiento; en su corazón puede experimentar la ternura de la intimidad y la valentía del testimonio y de la misión.

Por ello, esta JMJ se le ha confiado a María. Confiar en María no es solo pedirle que nos ayude o pedirle su intercesión en todo; es también actuar como Ella. Imitemos su disponibilidad a servir, como lo hizo con su prima Isabel. ¿Estemos dispuestos a que una espada nos atraviese el corazón como le pasó a María, al vivir la pasión de su Hijo y esperar pacientemente su gozosa Resurrección?

En la Iglesia, durante la preparación de la Jornada, hemos visto y descubierto jóvenes capaces de darse en la entrega por los demás. Han ido emergiendo los talentos y liderazgos juveniles que han sostenido la organización de esta Jornada, han dado a tiempo y destiempo. Esta es una valiosa muestra que sí, ustedes los jóvenes, pueden asumir proyectos impensables.

VISIBLES JUVENTUD INDÍGENAS Y AFRODESCENDIENTES

Una maravillosa experiencia también se ha tenido con los jóvenes indígenas y afrodescendientes. Han tenido sus encuentros previos a la Jornada Mundial, para abordar sus realidades específicas.

Esto marca un hito en las Jornadas y la Jornada Mundial de la Juventud en esta región no podía ser sin visibilizar su situación, porque representan un significativo número de la población del continente, que vive en situación de exclusión y discriminación, que los ubica en la marginalidad y la pobreza.

En el Foro de los afrodescendientes, líderes juveniles de diversas religiones e ideologías han mostrado su capacidad de generar juntos respuestas a su situación de discriminación y exclusión demandando políticas públicas en el marco de la justicia, la educación, el trabajo, y la reivindicación de la mujer desde su cultura y la etnicidad, no solo en los espacios sociales sino también en lo religiosos.

Los jóvenes indígenas realizaron su Encuentro Mundial, donde también enfocaron en la memoria viva de sus pueblos, en la lucha por mantener armonía con la Madre Tierra desde la riqueza de sus culturas a la luz de Laudato Si’. La importancia de su participación activa en la construcción de un mundo posible. Y para la juventud indígena ha sido muy alentador el mensaje del Papa Francisco.

UNA HERRAMIENTA DE FORMACIÓN: DOCAT

En el acompañamiento de la formación de nuestra juventud, estamos proponiéndoles el aprendizaje de la Doctrina Social de la Iglesia, a través de una herramienta tecnológica, que fortalecerá el liderazgo juvenil.

Este es el sueño del Papa Francisco que también queremos sea asumido por ustedes jóvenes peregrinos, especialmente en la región centroamericana, porque una manera de enfrentar las adversidades desde la fe, es conociendo el pensamiento social de la Iglesia, para hacer realidad la revolución del amor y de la justicia.

El regalo del Papa a los jóvenes centroamericanos es el DOCAT Libro y DOCAT App que será entregado durante la Jornada Mundial y es una oportunidad para que puedan asumir responsablemente su protagonismo.

SANTOS PARA TRANSFORMAR LA REALIDAD

En la exhortación apostólica sobre “El llamado a la santidad en el mundo actual”, el Papa Francisco destaca que la santidad tiene sus riesgos, desafíos y oportunidades. Porque a cada uno de nosotros, el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef 1,4)”.

Y ser santo no es tener rostros, como dice el Papa Francisco, de estampitas que compramos por ahí. No, queridos hermanos y queridos jóvenes. Todos podemos ser santos: Aun cuando podamos pensar que nuestra existencia no tiene un gran valor por los pecados cometidos.

El Papa nos dice que para ser santo hay que ir contracorriente; hay que saber llorar, es salir de la lógica “del pare de sufrir”, que nos hace gastar “muchas energías para escapar de las circunstancias donde se hace presente el sufrimiento". El ser santo nos hace salir de la corrupción espiritual y material, de todo aquello que nos causa mal y ofende a Dios.

Un santo defiende a los indefensos: al no nacido, pero también al nacido en miseria; defiende a los migrantes, busca la justicia; ora, vive y ama a la comunidad; es alegre y tiene sentido del humor; lucha siempre, sale de la mediocridad, vive la misericordia de Dios y la comparte con el prójimo.

Ser santo, queridos jóvenes, no es un mito, es una realidad. Y para eso hemos peregrinado, para ser santos. El testimonio de vida de santos y santas de la JMJ son una prueba de ello: San Martín de Porres, Santa Rosa de Lima, San Juan Diego, San José Sánchez del Río, San Juan Bosco, Beata Sor María Romero Meneses, Juan Pablo II y sobre todo San Óscar Arnulfo Romero. Todos ellos nos muestran que es posible la vida de santidad, en todas las culturas y etnias, sin diferencia de sexo, ni de edad. La entrega generosa de sus vidas por Dios y el prójimo les hizo llegar a la santidad.

No tengamos miedo queridos jóvenes, tengamos el coraje de ser santos en el mundo de hoy, con esto no renuncian a su juventud o su alegría; todo lo contrario, mostrarán, como lo están haciendo durante este tiempo, al mundo que es posible ser santo y ser feliz con tan poco, porque Jesucristo, la razón de nuestra felicidad, ya nos ganó la vida eterna, con su Resurrección.

Queridos jóvenes que se han preparado para la Jornada Mundial de la Juventud, los invito para que estén dispuestos a vivir desde este momento con la humildad y disponibilidad de creyentes esta histórica experiencia en este istmo panameño, donde hace más de 500 años llegó la fe. Esperamos que hoy podamos decir al concluir la JMJ que hemos enviado al mundo esos nuevos discípulos de Jesucristo para irradiar en toda la tierra la alegría del evangelio. El evangelio de la misericordia y el amor de Dios.

Durante estos días la ciudad Panamá será una gran “Casa de oración y de promoción cristiana”. La palabra de Dios resonará en todos los momentos y por todas las esquinas de Panamá.

Todo está preparado para vivir la fiesta del amor de Dios en medio de nosotros. Pero no olviden que quien nos va a llevar de su mano será María, y el papa Francisco como vicario de Jesucristo, nos afianzará y confirmará en la fe.

Nuevamente queridos jóvenes, bienvenidos a este país y como dice el Papa Francisco, sigan armando lío y sigan poniendo nerviosos a cada uno de nosotros los adultos.

ANUNCIAN ROSARIO MUNDIAL POR LA PAZ A 100 AÑOS DE MUERTE DE PASTORCITOS VIDENTES DE FÁTIMA


Para conmemorar los 100 años de la muerte de los pastorcitos videntes de la Virgen de Fátima, los santos Francisco y Jacinta Marto, se anunció la realización de un Rosario mundial por la paz.
La iniciativa lleva por nombre “Mater Fátima – para o mundo” (Madre Fátima para el mundo) y se realizará el 4 de abril de 2019, cuando se recuerde los 100 años de la muerte de San Francisco Marto; y el 20 de febrero de 2020, cuando se cumplan 100 años de la muerte de Santa Jacinta Marto; hermanos y videntes de la Virgen de Fátima en 1917.
“Mater Fátima es un encuentro que celebra el centenario de la partida al cielo de san Francisco y santa Jacinta Marto, uniéndonos en oración con María”, indica el sitio web de la iniciativa.
El encuentro, explican los organizadores, “cuenta con la bendición y el apoyo de Su Eminencia Sr. Cardenal Antonio Marto, Obispo de Leiria-Fátima  y del Santuario de Fátima”.
En declaraciones al programa Matinais de Angelus TV, el coordinador del proyecto y capellán del Santuario de Fátima, P. Hector Martinez, dijo que “es importante invitar al mundo a unírsenos en una iniciativa que respondiera al mensaje de Nuestra Señora de Fátima. Ella pidió rezar el Rosario, especialmente por la paz”.
En la primera fecha, el 4 de abril, el momento de oración se transmitirá vía Internet. Se realizará en la Parroquia de Fátima desde las 8:00 p.m. hasta las 9:00 p.m. hora local.
“Queremos compartir y divulgar el mensaje de conversión paz y salvación, entregado por Nuestra Señora de Fátima a los pastorcitos Francisco, Jacinta y Lucía. Nuestra Madre nos ofrece este mensaje como gracia y misericordia”, indica el sitio web.
Los organizadores sugieren la participación de la siguiente manera:
1.- Animando y apoyando a tu párroco para que se realice en tu parroquia.
2.- Seguir en streaming el evento en vivo a través de las redes sociales.
3.- Reuniendo un grupo de personas en tu casa.
4.- Espiritualmente en oración desde la casa, el trabajo, el auto o donde estés.
Redacción ACI Prensa

NACIÓ CON 703 GRAMOS E IBA A SER DADA EN ADOPCIÓN, LUCHÓ POR VIVIR 4 DÍAS


Muere la bebita que hicieron nacer de 6 meses de gestación en Jujuy por presión de abortistas.

Nombrada por grupos provida como 'Esperanza', fue obligada a nacer antes de tiempo, tras la decisión del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que cedió ante abortistas, quienes incluso cuestionaban que no la hayan asesinado en el vientre materno.
(Verdad en Libertad) El Hospital Materno Infantil 'Dr. Héctor Quintana' de Jujuy informó que la bebé nombrada por grupos provida como Esperanza, que nació el 18 de enero a los 6 meses de gestación con un peso de 703 gramos, falleció el martes 22 de enero a las 20.30 en Neonatología, donde le dieron los cuidados necesarios. Fue obligada a nacer antes de tiempo por presión de abortistas, pese a la recomendación de los médicos de esperar algunas semanas para proteger la vida de la bebé.
Esperanza, concebida en violación a una menor de 12 años, nació tras una cesárea anticipada, tras la decisión del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que cedió ante los abortistas, que incluso cuestionaban que a la bebé no la hayan asesinado en el vientre materno. Los médicos del hospital manifestaron ser objetores de conciencia y se negaron a realizar el aborto.
Organizaciones provida, que pidieron en redes sociales y frente al hospital proteger ambas vidas, habían solicitado acompañar a la adolescente y esperar que nazca la bebé, para luego darla en adopción. El abogado Elías Badalassi, apenas nació la niña, advirtió que no descartan «hacerle juicio político al gobernador» Morales.
«Es tortura, trato cruel y degradante el obligar a una persona a nacer cuando no era su tiempo ni estaba totalmente formada, los partos prematuros no son inducidos salvo para salvar a la madre o al bebé, y no es el caso», aseveró Badalassi, según indicó Valores Religiosos.
En Twitter, fue tendencia #Esperanza, tras conocerse el deceso de la bebé. En esa misma red social, ultrafeministas aprovecharon para pedir por el aborto legal, mientras otras irrespetuosas se burlaron e ironizaron sobre la muerte de la recién nacida que luchó por su vida durante 4 días, lo cual generó rechazo.

ANTIGUA ORACIÓN A LA SANTA CRUZ

Dios todopoderoso, que habéis padecido en el árbol de la cruz, y particularmente por mis pecados.

Estad conmigo, Santa Cruz de Jesús.
Sed mi amparo, Santa Cruz de Jesús.
Tened piedad de mí, Santa Cruz de Jesús.
Apartad toda pena amarga, Santa Cruz de Jesús.
Poned en mi toda clase de bienes, Santa Cruz de Jesús.
Apartad de mí todo mal, Santa Cruz de Jesús.
Haced que yo prevenga el camino de la Salvación, Santa Cruz de Jesús.
Apartad de mí todo el peligro de la muerte, Santa Cruz de Jesús.
Preservadme de todo peligro corporal y accidente temporal, Santa Cruz de Jesús.
Adoro para siempre la Santa Cruz de Jesús, Jesús Nazareno crucificado, tened piedad de mí y haced que el mal espíritu se vaya de mí para siempre, por todos los siglos.

Amén.

EL PAPA EN VUELO HACIA PANAMÁ


El avión del Papa despegó a las 9.51 hora de Roma y llegará a Panamá a las cuatro y media de la tarde hora local.

Por: Griselda Mutual | Fuente: Vatican News
A las 9.51 hora de Roma despegó el vuelo del Papa Francisco con destino a Panamá para la celebración de la 34° Jornada Mundial de la Juventud. Mientras los jóvenes esperan con fervor la llegada del Sucesor de Pedro, el Pontífice pide en un tweet oración por el “hermoso e importante evento”: «Me voy a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá. Les pido que oren por este evento tan hermoso e importante en el camino de la Iglesia»@pontifex. Esta mañana temprano, encontró en Santa Marta a un grupo de 8 jóvenes refugiados de diferentes naciones huéspedes del Centro Padre Arrupe en Roma.

Se trata de un viaje “en el signo de la fe y de la esperanza”, tal como lo dice el mismo pontífice en el primer telegrama a los jefes de Estados de los países sobrevolados – en este caso Italia- para "encontrar a los jóvenes del mundo" en el país centroamericano.

EL PAPA VISITARÁ UNA CÁRCEL Y UN HOGAR DE JÓVENES ENFERMOS

Dos momentos particulares marcarán el viaje de Francisco: la visita a la cárcel juvenil de Pacora,  y el Hogar del Buen Samaritano, donde encontrará a jóvenes afectados por el virus del sida.

En este viaje además, la dimensión mariana es muy importante, tal como se evidencia en el mismo lema de la JMJ: “He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).
El Santo Padre llegará al Aeropuerto Internacional de Tocumen a las 16.30 hora local, y se dirigirá a la Nunciatura Apostólica para descansar, y prepararse para los primeros eventos del día de mañana.

CÓMO SERÁN LAS PRÓXIMAS JORNADAS

El primero de ellos será la Ceremonia de bienvenida en el Palacio de las Garzas, seguido por la visita al Presidente y el Encuentro con las Autoridades, el Cuerpo Diplomático y Representantes de la sociedad civil en el Palacio Bolívar, en donde pronunciará el primer discurso. Más tarde en la mañana mantendrá un encuentro con los obispos centroamericanos en la Iglesia San Francisco de Asís y a las cinco y media de la tarde presidirá la apertura de la JMJ en el Campo Santa María la Antigua.

El viernes será el día de la Liturgia penitencial con los jóvenes privados de la libertad por la mañana y por la tarde el Vía Crucis con los jóvenes en la Cinta Costera.

El sábado celebrará la Santa Misa con la dedicación del altar de la Catedral Basílica de Santa María la Antigua con los sacerdotes, consagrados y movimientos laicales, y almorzará con los jóvenes en el Seminario Mayor San José. Por la tarde tendrá lugar la Vigilia en el Campo San Juan Pablo II.

El domingo temprano - a las ocho de la mañana- presidirá la Santa Misa para la JMJ y luego visitará la Casa Hogar Buen Samaritano.

El encuentro con los voluntarios – por cierto numerosísimos – tendrá lugar en el Estadio Rommel Fernández a las cuatro y media de la tarde.

El Papa Francisco dejará el país hacia las 18.15 del domingo, tras la ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional, y llegará a Roma el lunes a las 11.50 de la mañana hora local.

LOS SERES HUMANOS SOMOS COMO LOS ERIZOS: TENEMOS PÚAS


Que la edad nos cambia es algo de lo que no cabe la menor duda. Esta mañana hemos tenido reunión de sacerdotes. He hablado con varios y he saludado brevemente a otros. A unos los conozco bien y les tengo, incluso, admiración. A otros les tengo afecto, son muchos años, conozco sus virtudes y su celo. De otros poco conozco por no coincidir en las reuniones si nunca hemos pertenecido al mismo arciprestazgo.

Pero hoy he tenido uno de esos hechos anecdóticos desagradables. Un sacerdote de mi misma edad, no voy a decir su nombre ni voy a dar ningún dato que lo identifique, me ha hecho un comentario sumamente despectivo respecto a mi trabajo. Él iba, en ese momento, con prisa. No ha sido posible hablar más.

Pero, al acabar la reunión, le podía haber pedido explicaciones. Lo podía haber hecho yo con humildad, amigablemente, sin ninguna voluntad de discutir, con el único deseo de aclarar qué pensaba de mí.

Pero, a mis cincuenta años, sencillamente, ya no tengo el más mínimo interés en aclarar nada. Me he sorprendido a mí mismo al darme cuenta de eso. Cuando era joven, hubiera puesto afán en hablar, en que me explicara… pero ahora ya no.

Cuando uno tiene mi edad, si alguien me quiere, pues bien. Y si alguien no es así, pues también.

Es cierto que si dijera el nombre de este compañero a algunos colegas, todos, unánimemente, me responderían: “Ah, fulano. No te preocupes lo más mínimo”. Pero sería para mí exactamente igual cualquier otro sacerdote. Creo que he llegado a ese momento de mi vida en que ese comentario no me importaría que viniese del mismo papa. Es fácil decirlo, pero creo que he llegado a esa fase.

Lo importante es hacer las cosas lo mejor posible. También es importante estar atento a lo que nos dicen los demás, pues en la crítica realmente escuchada podemos aprender y rectificar. Pero, una vez que se ha hecho eso, la opinión… no vale nada, si es que, realmente, vale algo.

P. FORTEA

TUS MANOS, MADURO


Hoy, 23 de enero, va a haber movilizaciones en Venezuela. Me uno con todo mi corazón a los ciudadanos para que esas manifestaciones se les vayan de las manos al gobierno. Ojalá que estemos al borde del desbordamiento. Que pasado mañana, el jueves, podamos comentar gozosos: “¿Quién iba a pensar que el miércoles era el día, el día que tanto habíamos esperado?”.

Ciudadanos, salid a las calles. Protestad contra ese Vampiro Máximo que os ha draculizado. Que hoy sea el día en que, por fin, los soldados se nieguen a disparar sobre el Pueblo. Que hoy sea el día en que los sargentos se nieguen a obedecer a los coroneles, y que los coroneles se nieguen a obedecer a los generales. ¿Cómo puede haber un solo hombre recto que obedezca a este neocomandante de un Auschwitz extenso como una nación?

Dictadorzuelo cuando veas, como Macbeth, al gran bosque de Birnam venir directamente hacia ti, ya no habrá nada que negociar. Macduff, en la obra de Shakespeare, le gritó al sanguinario rey:

—¡Entonces ríndete, cobarde! y vive para ser la mofa y el baldón de los tiempos! Te tenemos ya, y te pondremos, como esos monstruos pintados en un cartelón, con un letrero debajo: "Aquí podéis ver al tirano".

Pero no, Maduro, no tendrás un final épico de obra de teatro. Una hiena como tú, no. Tarde lo que tarde en alcanzarte el castigo divino, tendrás un final como tu vida: un final miserable.

Pero, venezolanos, recordar que no importa lo débil que sea un monstruo: sin Dios no os podréis librar de él. Volveos a Dios, implorad, rogad la misericordia divina.

No os pido que hagáis nada contra la Ley de Dios. No os pido que matéis ni hagáis nada de lo que os avergoncéis. Usad las armas espirituales y Dios se encargará de todo. Si Dios determina la hora y dice "¡ya!", su misma guardia pretoriana lo encarcelará, sus hombres de confianza serán sus traidores, sus generales se tornarán sus enemigos.

Venezolanos, hoy pedid a Dios y echaos a la calle y gritad. Gritad tan alto que los cimientos de Macbeth se derrumben antes de que acabe el día.

P. FORTEA

PRIMERO, EL HOMBRE


"Jesús entró otra vez en la sinagoga. Había allí un hombre que tenía una mano tullida, y espiaban a Jesús para ver si lo sanaría en sábado y tener así algo de qué acusarle. Jesús dijo al hombre de la mano tullida:
– Levántate y ponte ahí en medio.
Luego preguntó a los demás:
– ¿Qué está permitido hacer en sábado: el bien o el mal? ¿Salvar una vida o destruirla? 
Ellos se quedaron callados. Jesús miró entonces con enojo a los que le rodeaban y, entristecido porque no querían entender, dijo a aquel hombre:
– Extiende la mano.
El hombre la extendió, y la mano le quedó sana. Pero los fariseos, en cuanto salieron, comenzaron junto con los del partido de Herodes a hacer planes para matar a Jesús." 
Jesús vuelve a colocar el bien del hombre por delante de los ritos, obligaciones, tradiciones. El sábado, como vimos ayer, era algo muy importante para los judíos. Jesús nos vuelve a enseñar que, el hombre, su bien, la justicia, están por delante de él.

“Otra vez la mula al trigo” dicen los campesinos de mi tierra. Nuevamente los cuestionamientos para Jesús por realizar acciones en favor de las personas oprimidas por los males (muchos de ellos generados por la estructura religiosa). El episodio sucede en la Sinagoga. Parece ser que esta institución se ha especializado en paralizar al ser humano. Todos sabemos lo importante que son nuestras manos. Las necesitamos para trabajar, saludar, estudiar, acariciar, consolar, alabar (también sirven para hacer el mal). La mano paralizada hace inútil al hombre. Por eso Jesús desafía a la institucionalidad. “Ponte en medio” le dice Jesús al enfermo. Luego confronta a las autoridades religiosas. El tema es el bien o el mal aunque sea en día sábado. Para Dios, queda claro, lo importante no son los preceptos sino, una vez más, las personas. Curiosamente una religión cuyos fundamentos fueron garantía de libertad y seguridad para el pueblo, se ha convertido en una carga abrumadora y despersonalizante. ¿Qué cosas de nuestra experiencia religiosa son esclavizantes y deshumanizantes?" (Koinonía) 

Enviat per Joan Josep Tamburini