sábado, 27 de agosto de 2016

HOY CELEBRAMOS A SANTA MÓNICA, PATRONA DE MUJERES CASADAS Y MODELO DE MADRES CRISTIANAS


REDACCIÓN CENTRAL, 27 Ago. 16 / 12:01 am (ACI).- “Cuántas lágrimas derramó esa santa mujer por la conversión del hijo! ¡Y cuántas mamás también hoy derraman lágrimas para que los propios hijos regresen a Cristo! ¡No perdáis la esperanza en la gracia de Dios!”, dijo el Papa Francisco en agosto del 2013.
Santa Mónica nació en Tagaste (África) en el año 331. Siendo joven y por un arreglo de sus padres, se casó con Patricio, un hombre violento y mujeriego.
Algunas mujeres le preguntaron por qué su marido nunca la golpeaba, entonces les dijo: "Es que, cuando mi esposo está de mal genio, yo me esfuerzo por estar de buen genio. Cuando él grita, yo me callo. Y como para pelear se necesitan dos y yo no acepto la pelea, pues.... no peleamos".
Sin embargo, Mónica nunca dejó de rezar y ofrecer sacrificios por la conversión de su esposo, quien cambió de vida, se bautizó y murió como buen cristiano.
Pero su dolor no terminaría ahí. Agustín, su hijo mayor, tenía actitudes egoístas, caprichosas, y no se acercaba a la fe. Llevaba una vida disoluta y ella sufría por ver a su hijo alejado de Dios. Es por eso que durante años siguió rezando y ofreciendo sacrificios.
Cierto día se acercó a un Obispo para contarle su pesar. El Prelado le respondió diciendo: “Esté tranquila, es imposible que se pierda el hijo de tantas lágrimas”.  
Ella siente realizada su misión cuando, tiempo después, San Agustín es bautizado en la Pascua del 387. Luego muere en el puerto de Ostia, África, a los 55 años.

En el Ángelus del 27 de agosto del 2006, el Papa Benedicto XVI, recordando a estos dos santos, dijo: “Santa Mónica y San Agustín nos invitan a dirigirnos con confianza a María, trono de la Sabiduría. A ella encomendamos a los padres cristianos, para que, como Mónica, acompañen con el ejemplo y la oración el camino de sus hijos”.

EL DÍA EN QUE JESÚS CRUCIFICADO SE APARECIÓ EN EL CIELO DE MÉXICO


JALISCO, 17 May. 16 / 07:04 pm (ACI).- El domingo 3 de octubre de 1847, antes de celebrarse una Misa en el camposanto de la capilla de La Purísima Concepción en la ciudad de Ocotlán, en México, más de 2 mil personas fueron testigos de una imagen perfecta de Jesucristo Crucificado que apareció en el cielo por más de 30 minutos.
A este hecho histórico –aprobado por la Arquidiócesis de Guadalajara en 1911- se le conoce como “El Prodigio de Ocotlán” y ocurrió un día después de que un temblor dejara en ruinas a esta localidad del estado de Jalisco, con un saldo de 40 muertos.
Antes de iniciarse la Misa aquel 3 de octubre, que sería presidida por el vicario parroquial P. Julián Navarro, empezaron a unirse dos nubes muy blancas al noroeste del cielo y en medio de ellas apareció la imagen de Cristo.
Los presentes y quienes se encontraban en pueblos cercanos se conmovieron, hicieron actos de contrición y pidieron a gritos “Misericordia al Señor”. Por tal motivo este Cristo fue nombrado el “Señor de la Misericordia”, y en su honor, en septiembre de 1875, se bendijo y consagró un nuevo templo parroquial dedicado a Él.  
Entre los fieles que presenciaron el prodigio también se estaba el P. Julián Martín del Campo, párroco de la comunidad, y Antonio Jiménez, el alcalde de la ciudad. Ambos enviaron cartas a sus respectivos superiores contando lo ocurrido.
Además, tras el prodigio se elaboró un expediente con 30 testimonios de testigos oculares por mandato del laico Lic. Miguel Castellanos. Cincuenta años más tarde, en 1897, bajo la orden del entonces Arzobispo de Guadalajara, Mons. Pedro Loza y Pardavé, se realizó un nuevo expediente con 30 personas más, entre ellos 5 sacerdotes.
El 29 de septiembre de 1911 el Arzobispo de Guadalajara de aquel tiempo. Mons. José de Jesús Ortiz y Rodríguez. firmó el documento que avala la aparición de Jesucristo en Ocotlán y el culto y veneración que realizan los fieles de esa localidad a la venerada imagen del Señor de la Misericordia ubicada en el Santuario del mismo nombre.
“Debemos reconocer como hecho histórico, perfectamente comprobado, la aparición de la bendita imagen de Jesucristo Crucificado (…) y que no pudo ser obra de alucinación o de fraude, puesto que se verificó en plena luz del día, a la vista de más de dos mil personas”, expresó el Arzobispo.
También señaló que para que nunca se olvide la Misericordia del Señor, los fieles debían “congregarse en la forma que fuere posible, después de purificadas sus conciencias con los santos sacramentos de la Penitencia y Sagrada Comunión, y jurar solemnemente en la presencia de Dios, por sí y sus descendientes, que año por año celebrarán el aniversario del 3 de octubre”.
Después de la aprobación, y para dar cumplimiento con lo dispuesto por el Arzobispo de Guadalajara, en 1912 iniciaron las festividades públicas en honor al Señor de la Misericordia recordando el Prodigio de 1847. Actualmente las fiestas duran 13 días, del 20 de septiembre al 3 de octubre.
Tiempo después, en 1997 San Juan Pablo II envió su Bendición Apostólica al pueblo de Ocotlán por motivo de los 150 años del prodigio y pidió celebrar sus fiestas santamente, viviendo los sacramentos.


LA DEVOCIÓN ESPECIAL DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO [MIRA ESTE TESTIMONIO]


La Madre Teresa de Calcuta era muy devota de las Almas del Purgatorio, y el Rosario que rezaba y el que rezan sus hijas hoy, tiene cuentas de colores simbolizando a las almas del purgatorio, y está dedicado a éstas almas.
Acá traemos un testimonio del poder de ese Rosario de la Madre Teresa contado por un cristiano alejado que se encontró con la Madre teresa en un avión y su vida cambió.
Rezar el Rosario por las Almas del Purgatorio es un acto de caridad tanto como una inversión, porque esas almas por las que hoy rezamos – cuando sean liberadas –intercederán por nosotros si caemos en el Purgatorio o aún aquí en la Tierra.

HAY ROSARIO DE 6 DÉCADAS POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO
Susan Tassone, en su libro Orar con los santos por las Santas Almas del Purgatorio dice que la imagen de la Virgen en Lourdes, Francia, sostiene un rosario de seis décadas.
La Santísima Virgen se apareció a Santa Bernardita sosteniendo un rosario de seis décadas.
.
Y cuando Santa Bernardita le preguntó por qué el rosario tenía seis décadas, la Virgen respondió que la sexta década era por las almas del Purgatorio.
En algunos casos, los colores del rosario [negro para las cuentas del Avemaría] representan el estado de las almas en el Purgatorio que necesitan ser lavadas y blanqueadas.
.
Y las puras son las cuentas de las perlas del Padrenuestro.
Jesús se apareció a Santa Gertrudis y le dijo que las puertas del cielo están con incrustaciones de perlas, que representan oraciones por las almas del Purgatorio, porque las perlas son un símbolo de la perfección a través de la purificación.
La perla comienza como algo sucio, como un grano de arena atrapados en un molusco, pero a través del tiempo y el sufrimiento, el molusco forma una hermoso y brillante perla iridiscente.
La Madre Teresa de Calcuta no usaba un Rosario de 6 décadas sino uno común pero con colores distintos en cada década.
TESTIMONIO SOBRE LA EFICACIA DEL ROSARIO DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA
Esta es una historia peculiar, trata del encuentro de una persona con la Madre Teresa de Calcula en un avión.
.
Narra su deslumbramiento, el rezo de un rosario especial por las almas del purgatorio y como luego ese rosario le trajo abundantes gracias.
Pat Murnahan regresaba de un viaje de negocios a Nueva York durante el mes de noviembre de 1996.
Sintió que sus presentaciones habían ido muy bien y se sentía relajado mientras se hundía en su asiento listo para el vuelo a Londres y luego a Dublín.
Había elegido un asiento de la ventana para que pudiera dormir y no ser molestado por la gente yendo y viniendo.
SE SIENTA AL LADO DE LA MADRE TERSA EN EL AVIÓN
A medida que más pasajeros entraban en el avión y comenzó a llenarse, se oía el zumbido de conversaciones continuas hacia arriba y abajo por los pasillos, mezcladas con el sonido de los bolsos guardados en los compartimentos superiores.
Después de diez minutos Pat empezó a dormitar y el sonido rítmico lo arrulló y se durmió.
Pero pocos minutos después de que se quedara dormido, se encontró sentado completamente despierto. No oyó nada y se preguntó qué lo había despertado, y luego se dio cuenta de que había un silencio total en el avión.
Se sentó en posición vertical preguntándose qué había causado el silencio, sintió un ligero matiz de terror, lo primero que le vino a la mente fue que los terroristas se estaban apoderando del avión.
Pat giró la cabeza para ver qué estaba pasando y se quedó boquiabierto al reconocer la figura encorvada leve y la cara sonriente que había causado el silencio absoluto.
Ella se movía silenciosamente por el pasillo, era la Madre Teresa de Calcuta, con otra persona en traje similar.
Las dos monjas vestían simples hábitos blancos bordeados de azul. La cara familiar, la piel arrugada y los ojos sonrientes fueron inmediatamente reconocibles por todos, desde el más joven al más viejo a bordo.
El avión estaba lleno de turistas americanos que nunca habían estado tan cerca a esta figura de renombre mundial antes en sus vidas. Una imagen que habían visto en cientos de noticieros de televisión y en las portadas de la revista Time, en más de una ocasión.
Las dos monjas se detuvieron y Pat se dio cuenta con un sobresalto, que los asientos designados para esta persona extraordinaria y su compañera eran los asientos junto a él y se sentía extrañamente indigno de que la Madre Teresa misma se sentara junto a él.
A medida que estos últimos pasajeros se establecieron en el vuelo y se prepararon para despegar, la Madre Teresa y su compañera sacaron sus rosarios.
.
Él se dio cuenta, mientras corrían las cuentas, que cada década era de un color diferente.
Las dos cerraron los ojos a medida que se sumergieron en la oración y Pat echó una mirada más cercana al inusual rosario.
.
Se dio cuenta de que las décadas al principio eran totalmente negras, pero mientras avanzaba el rosario, las cuentas se hacían más claras hasta que, al final del rosario, eran completamente blancas.
LE INVITA A REZAR EL ROSARIO
Después de unos tres Rosarios la Madre Teresa y su compañera guardaron las cuentas y sacaron un pequeño libro rojo de oración. Pero antes de abrir el libro ella se volvió a Pat y le preguntó a dónde iba.
Cuando le dijo a Irlanda y después de haber respondido a la pregunta siguiente para confirmar que ‘sí, que él era irlandés’, él se levantó de su asiento más, ya no dispuesto a dormir.
De repente se sintió eufórico con el privilegio de tomar parte en una conversación con, probablemente, no sólo la persona más famosa del planeta, sino también probablemente la más sagrada.
No estaba listo para su siguiente comentario que demostró que su conocimiento de los irlandeses era de otra época.
Ella dijo: “Bueno, usted es irlandés por supuesto debe ser católico y muy devoto”.
Pat se sintió avergonzado y no respondió. Entonces se sintió aún más avergonzado, si eso era posible, ya que ella guardó su librito rojo y sacó su rosario de nuevo, diciendo:
“Como usted es irlandés diremos otro rosario para usted y el maravilloso país del que viene”.
Pat Sabía que si hubiera podido verse en un espejo su rostro hubiera sido de un rojo muy carmesí.
Ella le dijo: “¿Hay alguien en particular que desea poner en la oración?“.
Pat pensó por un momento y de repente se acordó de su abuela anciana que estaba postrada en cama y se aferraba a la vida.
Él sabía que ella realmente se alegraría con el pensamiento de la Madre Teresa orando especialmente para ella, por lo que mencionó el nombre de su abuela a la Madre Teresa.
Cuando ella sacó el rosario, se atrevió a preguntar acerca de los diferentes colores de las cuentas.
.
Ella le explicó que eran llamadas cuentas de almas santas y los colores cambiantes significan que vienen de la oscuridad a la luz.
.
Sabemos que mientras rezamos el Rosario por las Almas del Purgatorio, Jesús trae a muchas de ellas de las tinieblas a la luz.
La Madre Teresa le solicitó a Pat sacar su rosario así podían comenzar.
Pat tienta en sus bolsillos sintiéndose muy avergonzado porque esta santa esperaba que sacara un rosario, que ella pensaba, sin duda, cada persona irlandesa llevaba. 
Después de un corto intervalo la Madre Teresa le entregó su rosario, y se sintió aliviado al no tener que mentirle a esta santa, pues él estaba a punto de decirle: “No me parece que tenga uno conmigo”.
Ella sacó otro para ella y también quedó contento de que dijeron todas las oraciones en voz muy baja, por lo que su murmullo fue aceptado como oración discreta al unísono con ellas.
Él, sin embargo, notó sus peticiones entre las décadas eran por las almas del purgatorio y no incluyeron el nombre de su abuela.
Después, le preguntó a la Reverenda Madre por qué el nombre de su abuela no se mencionó en las peticiones. Su respuesta lo sorprendió.
“Cuando Ud. ora por las almas del purgatorio Dios estará tan contento con sus generosas oraciones para aquellos que no conoce, que él le concederá su deseo más querido, sin ni siquiera preguntar y, a veces tal vez sin que Ud. sepa cuál es su mayor deseo“.
Pat no consideraba a sí mismo muy religioso, y cuándo iba a la iglesia era más que nada por costumbre con su familia y casi nunca oró afuera de una iglesia.
Pero encontró a estas oraciones muy edificantes y él estaba explicablemente feliz después, cuando regresó el Rosario a la Madre Teresa.
Cuando ella le sonrió de nuevo, Pat comprendió por primera vez en su vida lo que la gente quiere decir cuando se habla de que una persona posee un “aura”.
Y cuando sus ojos se conectaban con los de ella, una sensación de paz lo abrumó; se sentía como cuando era un niño pequeño sentado junto al río, con una cálida brisa de verano que soplaba a través de su pelo, completamente en paz con el mundo.
Al aterrizar en Heathrow y bajar del avión, la Madre Teresa estaba justo delante de él. Ella se volvió hacia él y le preguntó:
“¿Ud. reza el Rosario con frecuencia?”.
“No, no realmente”, admitió. 
Le tomó la mano, lo miró de frente con sus extraordinarios ojos amorosos y suaves y dijo:
.
“Bueno, ahora lo hará”, y ella apretó su rosario en las manos de Pat.
Dos horas más tarde, Pat entró en la sala de espera en el aeropuerto de Dublín, donde fue recibido por su esposa, Alice.
“¿Qué pasa en el mundo?”, preguntó, al notar el Rosario en su mano. Se besaron y Pat le explicó el Rosario y describió su encuentro con la Madre Teresa en el avión como si fuera una visita al cielo.
Conduciendo a casa, dijo: “Realmente me siento como si hubiera conocido a un santo viviente”.
LOS MILAGROS
Al día siguiente se enteró de que su abuela estaba fuera de la cama y parecía haber encontrado un nuevo flujo de vida.
Seis meses más tarde, Pat y Alicia visitaron una amiga cercana que habían escuchado tenía cáncer, y le quedaba un tiempo corto de vida.
La amiga les dijo que muchas oraciones habían sido ofrecidas por ella.
Luego, después de haber puesto la mano en el bolsillo y sacando el rosario de las cuentas especiales, Pat suavemente entrelazó el Rosario de la Madre Teresa en torno a los dedos de la amiga.
Él le contó la historia y le dijo: “Ora por las Almas del Purgatorio, es posible que te ayuden.”
Aunque la amiga no era católica, su mano se cerró de buena gana alrededor de las cuentas en blanco y negro.
Entre una cosa y otra, Pat no se encontró con la amiga de nuevo durante un mes. Esta vez su rostro estaba simplemente brillante, corrió hacia él y le entregó el rosario.
“Lo he llevado conmigo desde entonces y oro por las Almas del Purgatorio cada vez“, dijo.
.
“Y no me sorprendí al escuchar, cuando esta misma semana tuve otro chequeo, y los doctores no pudieron encontrar nada, el tumor había desaparecido.
.
¡Pat, estoy completamente curada!“
Pat Murnahan prometió ese día conseguir un poco más de estos rosarios especiales, él sabía que no eran especiales en sí mismos, pero sí especiales en lo que inspiraban a la gente a hacer.
Ayudar a Jesús a llevar almas al reino sería correspondido con que esa persona recibiría grandes gracias de Dios.
Con esta amiga especial de Pat no sólo atrajo la curación física a ella, sino la curación espiritual, así, que dos años más tarde se unió a la Iglesia Católica.
Pat ahora promueve este Rosario diciéndole a la gente que puede salvar vidas y almas.

UNA ADICIONAL: COMO HACER UN ROSARIO CASERO 
No tenemos conocimiento que se vendan estos rosarios, ni el de seis décadas ni el de la Madre Teresa, pero con un poco de ingenio y manualidad se puede construir un rosario.
También se pueden usar pétalos de rosa para hacer un rosario, estas son las instrucciones.
Llena una cesta con pétalos de rosas frescas. Cosecha los pétalos de rosa justo después de que las flores estén completamente abiertas.
No presiones los pétalos en la cesta, desearás que sean suaves y sin daños. Retira las espinas, hojas, escaramujos o los insectos que encuentres en la flor.
Coloca tus pétalos en una cacerola de esmalte o de acero a fuego lento y cubre los pétalos con agua. Cocina a fuego lento hasta que los pétalos se marchiten y se ven como espinacas rojas cocidas.
También puedes utilizar una sartén de hierro fundido si quieres cuentas oscuras, pero aléjate del aluminio. Los pétalos de rosa a reaccionan y arruinarás tanto los pétalos como la sartén.
Permite que los pétalos marchitos se enfríen durante una hora. Vierte la mezcla en una licuadora y licúa hasta que queden espesos, suaves y oscuros como el vino.
La mezcla debe pegarse fácilmente a una cuchara si tocas suavemente la mezcla.
Vierte la pasta de nuevo en la olla a fuego lento. Agrega suficiente agua para cubrir la pulpa de rosas y cocina a fuego lento durante unas tres horas.
No dejes que hierva; podrás cocinar las rosas y se secarán. Mantén el fuego lento constante.
Permite que la pasta se enfríe durante la noche. Debe secarse lo suficiente para que se convierta en una consistencia pastoso.
Pellizca pequeños trozos de la masa y rueda entre las palmas para hacer 58 cuentas de ¼ de pulgada (0,6 mm) de diámetro.
Esto debería ser suficiente para 5 cuentas para el padre nuestro y 53 Avemarías, las cantidades habituales de un rosario católico.
Pero puedes hacer 1 cuenta más para el Padrenuestro del Rosario de seis décadas y 10 cuentas más para las Avemarías.
Deja endurecer la cuentas durante aproximadamente 24 horas. Empuja suavemente en un pincho de bambú para crear agujeros.
En esta etapa, deben tener un exterior parecido al cuero, pero aun así ser suaves en el centro. Deja que las perlas endurezcan durante 48 horas adicionales antes de ensartarlas.


Foros de la Virgen María

MARÍA REINA DE LA PAZ DE MEDJUGORJE, MENSAJE EXTRAORDINARIO DEL 26 DE AGOSTO DE 2016


26 AGOSTO 2016 (Mensaje Extraordinario)
Queridos hijos, también hoy, de manera particular, deseo invitarlos a vivir mis mensajes. No hablen de mis mensajes …
25 AGOSTO 2016
Queridos hijos, hoy quiero compartir con ustedes la alegría del Cielo. Ustedes, hijitos
12 AGOSTO 2016 (Mensaje Extraordinario)
Queridos hijos, también hoy los invito a la perseverancia en la oración. Oren, queridos hijos, en particular…
2 AGOSTO 2016
Queridos hijos, he venido a ustedes, en medio de ustedes, para que me den sus preocupaciones…

Mensaje Extraordinario del 26 de agosto 2016, dado a Iván
“También esta noche la Virgen vino alegre y feliz y, al inicio, nos saludó a todos con su saludo maternal:
‘Alabado sea Jesús, queridos hijos míos’. 
Después extendió sus manos y oró sobre nosotros aquí presente, y de manera especial oró por los enfermos presentes. La Virgen dijo:
‘Queridos hijos, también hoy, de manera particular, deseo invitarlos a vivir mis mensajes.
No hablen de mis mensajes, sino vivan mis mensajes.
Sean ustedes mi signo vivo, signo de mi presencia aquí, e irradien a los demás con su presencia.
Queridos hijos, en este tiempo oren más, oren conmigo y por mis intenciones.
¡Síganme, queridos hijos! ¡Vivan mis mensajes!
No teman, yo estoy con ustedes e intercedo por todos ustedes ante mi Hijo.
Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamado.’
A continuación, la Virgen nos bendijo a todos con su bendición maternal, y bendijo todo lo que ustedes han traído para que sea bendecido.
Después yo los encomendé a todos ustedes, sus necesidades, sus intenciones, a sus familias y especialmente a los enfermos.
Durante un período de tiempo, la Virgen continuó orando sobre todos nosotros, y en esta oración se fue en el signo de la luz y de la Cruz, con el saludo:
‘Vayan en paz, queridos hijos míos’

Mensaje del 25 de agosto 2016
“¡Queridos hijos! Hoy quiero compartir con ustedes la alegría del Cielo.
Ustedes, hijitos, abran la puerta del corazón a fin de que en su corazón crezca la esperanza, la paz y el amor que solo Dios da.
Hijitos, están demasiado apegados a la Tierra y a las cosas terrenales, por eso Satanás los agita como el viento lo hace con las olas del mar.
Por lo tanto, que la cadena de su vida sea la oración con el corazón y la adoración a mi Hijo Jesús.
Entreguen a Él su futuro para que en Él sean alegría y ejemplo para los demás con sus vidas.
Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Mensaje Extraordinario del 12 de agosto 2016, dado a Iván
“También esta noche la Virgen ha venido a nosotros contenta y feliz, y nos ha saludado a todos con su saludo materno:
“¡Sea alabado Jesús, queridos hijos!”.
Después extendió sus manos y oró un tiempo prolongado sobre todos nosotros. En modo particular oró por todos los enfermos aquí presente. Luego la Virgen dijo:
“Queridos hijos, también hoy los invito a la perseverancia en la oración.
Oren, queridos hijos, en particular por la perseverancia en la oración familiar.
Hoy oro junto a ustedes por la familia. Deseo, queridos hijos, la santidad en la familia, para que haya más familias santas que oren y vivan las palabras de mi Hijo y los mensajes que les doy. 
¡Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamada!”
Luego nos bendijo con su bendición materna y bendijo todos los artículos religiosos que han traído para la bendición. También hoy los encomendé a todos ustedes, todas sus necesidades, sus intenciones, sus familias. En modo particular encomendé a todos los enfermos y sacerdotes aquí presente. Después la Virgen continuó orando un tiempo sobre todos nosotros y en esta oración se marchó, se marchó en el signo luminoso de la luz y de la cruz con su saludo:
“Vayan en paz, queridos hijos míos.””

Mensaje del 2 de agosto 2016
“Queridos hijos, he venido a ustedes, en medio de ustedes, para que me den sus preocupaciones, para que las presente a mi Hijo e interceda ante Él por ustedes y vuestro bien.
Sé que cada uno de ustedes tiene sus preocupaciones, sus pruebas; por eso los invito maternalmente: vengan a la Mesa de mi Hijo.
Él, por ustedes, parte el pan, se da a ustedes, les da la esperanza. A ustedes les pide más fe, más esperanza y más vitalidad. Pide vuestra lucha interior contra el egoísmo, contra el juicio y las debilidades humanas.
Por eso yo, como Madre, les digo: oren, porque la oración les da la fuerza para la lucha interior.
Mi Hijo, de pequeño, me decía a menudo que muchos me habrían amado y llamado Madre.
Yo, aquí en medio de ustedes, siento amor y les doy las gracias.
Por medio de este amor, ruego a mi Hijo para que ninguno de ustedes, hijos míos, vuelva a casa igual que antes, para que lleven siempre más esperanza, misericordia y amor; para que sean apóstoles del amor, aquellos que con su vida testimoniarán que el Padre Celestial es fuente de vida y no de muerte.
Queridos hijos, nuevamente y maternalmente les pido: oren por los elegidos de mi Hijo, por sus manos bendecidas, por sus pastores, para que puedan predicar a mi Hijo siempre con más amor, y así obrar conversiones.
¡Les doy las gracias!”.


 Fuente: Centro María Reina de la Paz Montevideo-Uruguay