viernes, 25 de noviembre de 2016

UN IMPRESIONANTE IDENTIKIT DE JESÚS: ¿CÓMO ERA JESÚS EN REALIDAD?


La predicación cristiana actual nos muestra a Jesús como un predicador suave e inclusivo.
Sin embargo la Biblia nos muestra otro Jesús: fuerte y demandante.
¿Y qué rostro habría tenido este personaje?
En este artículo trataremos de responder a estas interrogantes.  

CÓMO ERA JESÚS
De acuerdo a la lectura de las escrituras podemos hacernos una idea clara de cómo era Jesucristo.
A muchos sorprenderá porque no la forma más popular en que se lo representa desde los púlpitos.
UNA PERSONA CON GRAN VIGOR FÍSICO Y RESISTENCIA
Una mera consulta del mapa revela un enorme y diverso terreno donde Jesús, su familia y sus apóstoles andaban rutinariamente.
Cada año, Jesús viajaba a pie aproximadamente a 120 kilómetros hacia el sur de Jerusalén y luego de regreso.
Sus viajes diarios lo llevaron por toda Galilea y hasta 55 kilómetros hacia el norte (Tiro, Sidón, Cesárea de Filipos).
El terreno en la zona era difícil, accidentado (incluso montañoso) alternando entre tierras fértiles y desiertos.
Jesús subió las colinas alrededor del mar de Galilea y montañas tan altas como Tabor.
Él, Su familia y Sus seguidores a menudo caminaban en largos viajes de muchos días.
Los viajes podían ser peligrosos porque los bandoleros y los ladrones esperaban los momentos oportunos.
La disponibilidad de alojamiento era impredecible y muchas noches tenían que pasar a la intemperie.
En Su último viaje a Jerusalén, Jesús tomó la ruta del desierto que pasaba por Jericó.
Es un desierto que desciende más de 250 metros bajo el nivel del mar.
Su subida a Jerusalén (más de 750 metros sobre el nivel del mar) era más de 950 metros para arriba.
A pesar de este difícil viaje, fue invitado esa noche a la casa de Marta y María, donde fue ungido por María con un costoso nardo.
La mayoría de los modernos saben poco de tal vigor y resistencia.
Muchos de nosotros acabamos faltos de aliento por una mera colina.
La idea de caminar 100 kilometros parecería casi imposible para nosotros.
Aquellos que hoy van a Tierra Santa y siguen los caminos de Jesús usualmente lo hacen en autobuses con aire acondicionado y se quejan de las empinadas colinas que se deben trepar a pie en Nazaret, Ein Karem y Jerusalén.
Las de aquellas épocas eran personas robustas, no las figuras delgadas que los artistas modernos representan a menudo.
No significa sólo que fueran muy musculosos, sino que estaban acostumbrados al duro trabajo físico, a las largas caminatas y al tipo de dificultades que desalentarían a muchos de nosotros.
UN PREDICADOR RUIDOSO Y DESAFIANTE
En aquellos días no había micrófonos ni amplificación de ningún tipo.
Los predicadores de ese tiempo no usaban un tono suave y sugerente, no podían.
.
Tenían que gritar su mensaje.
Incluso en el interior de sus casas, era necesario un tono elevado porque las habitaciones atestadas amortiguaban el sonido.
Jesús predicaba a menudo al aire libre, a veces a multitudes de miles.
Considera de nuevo su resistencia y que tales sermones eran más un grito que un mero discurso o exhortación.
Esto probablemente sería un desafío para nosotros quienes estamos acostumbrados a la calidad más discursiva de la predicación en los últimos cien años.
Trata de hablar para una multitud enorme y sin micrófono y verás que tu discurso sale áspero, como enojado, duro.
Otra nota sorprendente sobre la predicación de Jesús es que predicó mientras estaba sentado, lo que le quita potencia a la voz.
El texto sagrado afirma esta tradición en muchos lugares.
Todos los antiguos rabinos predicaban mientras estaban sentados, era un signo de autoridad.
CON UNA POSTURA INTRANSIGENTE
Jesús estaba en el modo de los profetas, y los profetas nunca eran los que decían cosas suaves, eran comprometidos y no eran vagos.
Cualquier análisis del verdadero mensaje de Jesús (no la versión moderna selectiva y filtrada) demuestra que Él hizo demandas fuertes e intransigentes a cualquiera que fuera Su discípulo.
Debemos arrepentirnos y creer en Su Evangelio.
Debemos aceptar claramente que Él es la única luz, la única verdad, y el único Hijo del Padre.
No debemos amar a nadie y nada más que a Él. Esto incluye nuestra propia familia, así como las cosas más esenciales para nuestra supervivencia física, como la carrera y el sustento.
Si no hacemos esto, entonces no somos dignos de Él.
Debemos tomar nuestra cruz todos los días.
Debemos estar dispuestos a sufrir hasta la muerte por Él y lo que Él enseña.
No es suficiente amar al prójimo; debemos amar a nuestro enemigo.
No es suficiente evitar el adulterio; debemos tener una pureza sexual completa que excluya todas las formas de actividad sexual fuera del matrimonio bíblico, incluso los pensamientos impuros.
Debemos perdonar a otros que nos hayan herido o el Padre no nos perdonará.
Una y otra vez, el verdadero Jesús advirtió del infierno y la necesidad de ser sobrios y serios sobre el juicio.
Pero Jesús no era un predicador enojado.
Jesús, que nos ama, advirtió que muchos serían incapaces o no querrían entrar al cielo en sus términos.
Pocos tomarían el estrecho camino de la cruz. No todos los que dicen: “¡Señor! Señor” entrarán en el cielo, sino sólo aquellos que hacen la voluntad del Padre.
Muchos oirán de Él: “Yo no te conozco. No sé de dónde has venido. Apártate de mí”.
No hay compromiso, no hay tercer camino. No podemos servir a dos amos, Dios y Mamón.
Un amigo del mundo es un enemigo de Dios.
Dijo que nadie que pone la mano en el arado y sigue mirando hacia atrás, es apto para el reino de Dios.
A nuestras excusas y súplicas diría: “Que los muertos entierren a sus muertos, pero vayan y anuncien el Reino”.
Hay poco que podemos llamar gentil o suave en la corriente principal de la predicación de Jesús.
Él invitó a Sus discípulos a descubrirlo como el verdadero pastor, el verdadero amante de nuestras almas, que nos puede dar el verdadero Pan del que tenemos hambre y el agua duradera para saciar nuestra sed.
Él quiere que llevemos nuestra cruz, no reclinados en nuestro sofá.
Jesús sanó a muchos, pero insistió en que la fe debía se operativa antes de realizar milagros.
El plan de Jesús para nosotros implica una profunda paradoja; Él desafía nuestras expectativas.
No se disculpa por ofender nuestras ideas.
Declaró que si alguien se avergonzaba de Él y de Sus enseñanzas, entonces Él se avergonzaría de esa persona en el Día del Juicio.
No hay compromiso con la sabiduría del mundo.
Todo esto, aunque registrado claramente y consistentemente en el registro bíblico, es convenientemente olvidado por la mayoría de las personas modernas que prefieren matices y / o eufemismos.
Prefieren un tono sugerente y atractivo.
Pero Jesús, como los profetas, combinó un juicio abrasador sobre los caminos mundanos junto con una insistencia intransigente de que elijamos su lado.
DEMOSTRABA SU URGENCIA
Jesús tenía una determinación que muchos de nosotros interpretarían como una especie de inflexibilidad.
.
Nos gusta discutir las cosas. Celebramos la colaboración y el trabajo en equipo.
Jesús no encaja en esto en absoluto.
Sabía exactamente lo que quería hacer. Envió misioneros delante de Él a cada ciudad y poblado.
Él no aceptó ninguna corrección de aquellos que objetaban su curso o del hecho de que Él comía con los pecadores.
Cuando las multitudes se opusieron a las enseñanzas de Jesús (como su enseñanza sobre la Eucaristía en Cafarnaúm), Él no reconsideró Sus palabras.
Ni salió a contratar una firma de Relaciones Públicas para mejorar su imagen, ni trató de hacer una encuesta para saber lo que quería su público. No dirigió grupos de discusión para testear sus palabras e ideas.
No, Jesús replicó las enseñanzas disputadas y luego preguntó a sus discípulos si iban a abandonarle.
Tenía una misión urgente para transmitir la verdad, no para debatirla extensamente con los detractores.
Jesús estaba en movimiento y persiguió con urgencia Su tarea.
Él dijo a Sus discípulos que Él debía trabajar mientras todavía era de día porque cuando la oscuridad viniera Su trabajo cesaría.
En su último viaje a Jerusalén, se dijo que Jesús “puso su rostro como pedernal”, una expresión que transmite una firme determinación.
Se puso en camino, sabiendo (y anunciando) que sufriría en manos de los hombres, que moriría y se levantaría.
Los propios apóstoles de Jesús se negaban a creer y se resistieron, preguntándose por qué iba allí sabiendo que los líderes trataban de matarlo.
Cuando Pedro trató de disuadirlo, Jesús se volvió hacia él con enojo, desafió su pensamiento mundano y lo llamó satanás.
No, Jesús no volvería atrás. En un momento, Él reprendió la fe débil de los Apóstoles, diciendo: “¿Cuánto tiempo más te debo tolerar?”.
También advirtió: “El que no recoge conmigo, dispersa”.
Así que Jesús era urgente e imparable.
Mientras tanto, Sus apóstoles vacilaron entre la resistencia y el peligro inminente, la negación y la evasión.
Más de una vez, el texto sagrado indica que tenían miedo de hacerle más preguntas.
Nada detendría a Jesús. Incluso en la Última Cena, cuando se levantó para salir a Su Pasión, Jesús dijo: “El mundo debe saber que yo amo al Padre y que Él me envió. Levántense. Vámonos de aquí”.
Sólo brevemente (en el Huerto) cuando Jesús expresó incluso la más leve duda, rápidamente se resolvió: todo lo que el Padre quisiera recibiría Su asentimiento.
Somos salvos por la decisión humana de una persona divina.
¿Por qué esta urgencia? ¡Era para salvarnos! “Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora”. (Juan 12:27).
Si pensamos a fondo, toda esta urgencia nos sorprendería.
Estamos más cómodos con un Jesús que vagó bendiciendo a la gente, contando historias, y que sólo al final cayó en problemas.
Nada podría estar más lejos de la historia registrada por el texto sagrado.
Sabiendo todo lo que tendría lugar, Jesús partió virilmente a Su meta y no permitiría que nada lo detuviera o le desviara.
Esta era la voluntad de Su Padre y Él estaba presto.
¿CUÁL HABRÁ SIDO EL REAL ROSTRO DE JESÚS?
Varias han sido en la historia las tentativas de desentrañar el verdadero rostro de Jesús.
A veces han sido por revelaciones, a veces por milagros.
Y a veces por ensayos fotográficos a partir de lo que parece lo más probable, que es el rostro estampado en la Sábana Santa.
Aquí traemos tres rostros de Jesús.
Uno fue el que vio un niño cuando tuvo una experiencia cercana a la muerte y se encontró con Jesús en el Cielo.
.
Otra es un montaje fotográfico realizado a partir de la Sábana Santa para establecer el probable rostro de Jesús cuando niño.
.
Y la otra fue la milagrosa foto tomada en la Apariciones de Gimigliano, en la que mensajes de la Virgen María dicen que es el verdadero rostro de su hijo.
.
También hay que aclarar que la mayoría de los videntes de la Virgen María han recibido visitas de Jesús, y por lo tanto es lógico que hayan visto su rostro.
Y está el caso de Sor Faustina Kowalska que hizo pintar una imagen de Jesús de la Misericordia, que debió ser escondida y la que hoy es más popular para Jesús Misericordioso es la que se hizo posteriormente.
Ver también:
LA CARA DE JESÚS QUE VIO COLIN BURPO EN EL CIELO
El muchacho, Colton Burpo, de Nebraska, dijo a su padre protestante que vio a diversos personajes bíblicos, y muchos ángeles y al Señor, y que había visto la Virgen de pie junto a Jesús en el cielo.
Una revisión de su historia señala:
“El hijo del medio de los Burpo (su hermano menor no nació hasta 2005), Colton, revela que ha viajado mucho por todo el cielo, se ha reunido con los familiares difuntos, y con innumerables fieles, incluyendo a Dios, Jesús y el Espíritu Santo“
Teniendo en cuenta la enorme precisión de las descripciones de este niño de parientes fallecidos, su condición médica documentada, y su escasa comprensión de la escritura – no había leído y tenía cuatro años cuando la experiencia – es una confirmación hermosa de la vida futura.
CNN preguntó a Colton Burpo, ahora de 19 años de edad, por la descripción de Cristo durante una experiencia cercana a la muerte del 2003.
“Bueno, él tiene el pelo castaño, barba castaña, una sonrisa muy brillante – más brillante que la que nunca he visto.
.
Y sus ojos eran simplemente de un hermoso azul de mar”.
Después de su supuesta experiencia, la familia de Colton pasó años tratando de encontrar una imagen que se parecíera a esta descripción.
Pero no fue hasta 2006 cuando Glenn Beck encontró a una joven prodigio llamada Akiane Kramarik en su programa de CNN, y que la familia encontró lo que había estado buscando.
Kramarik, que es un pintora y poeta, que afirma que Dios comenzó a hablar con ella a través de visiones vívidas cuando tenía sólo cuatro años de edad.
.
Pronto comenzó a dibujar y pintar imágenes complejas de Jesús y de los cielos – interpretaciones de lo que al parecer vio de primera mano.
Y una de esas pinturas, titulada “Príncipe de Paz“, un retrato de Cristo, fue incluido en un paquete de video que se transmitió por el ex programa de CNN de Beck.
El padre de Colton, Todd Burpo dijo que cuando vio el segmento rápidamente se dio cuenta de que los datos en el cuadro correspondían a lo que su hijo observó en el cielo. Y Colton estuvo de acuerdo.
Cuando se le preguntó que pensó cuando vio la pintura de Jesús, el adolescente dijo: “Por fin encontraron una correcta”
Burpo cree que los elementos coincidentes en la pintura ayudan a corroborar la historia de Colton.
De hecho, afirmó que Kramarik y su hijo nunca se habían encontrado, sin embargo, compartieron historias muy similares.
“Entiendo qué algunas personas digan que el hijo de un pastor no podía hacer otra cosa que tener una versión cristiana de lo que vio en los cielos”, dijo.
“Y puedo entender esa perspectiva, pero ahí es donde la historia [de Kramarik] se hace increíble, porque sus padres eran ateos. Nunca había estado en una iglesia y Jesús comenzó a visitarla“
El padre, que ha defendido fervientemente el cuento de su hijo de lo que vio, dijo que las experiencias de Colton ayudaron a hacer sus propias percepciones de los cielos y de la otra vida “más concretas”.
“Siempre he tenido gran respeto por la Escritura, pero la Biblia es confusa acerca del cielo, en el mejor de los casos. 
Hay versos aquí y allá y ellos son de todo tipo mezclado. No trazan una imagen muy definida, dijo.
“Usted sabe que tiene que confiar en Dios. Ya sabes que el infierno es mucho peor que el cielo.
Pero, ¿qué es el cielo? Las calles son de oro, las puertas están hechas de perlas. Pero es muy mínimo en los detalles”.
En cuanto a Colton, dice que algunos de sus recuerdos se han desvanecido con el tiempo, sus recuerdos más vívidos incluyen la visión de Jesús y el encuentro con su bisabuelo y su hermana en el cielo.

POLICÍA ITALIANA OBTIENE EL ROSTRO DE JESÚS CUANDO NIÑO
Usando de la Sábana Santa de Turín, investigadores policiales italianos han generado una imagen foto-ajuste de la imagen facial negativa sobre el material.
.
Las fotos fueron publicadas mayo 2015.
Los forenses italianos consideraron la sábana santa de Turín, para producir una imagen de cómo Jesús podría haberse parecido como niño.
The Independent  informó que la policía generó una foto-ajuste de la imagen de la cara negativa impresa en el famoso Síndone.
A continuación, utilizaron un proceso de envejecimiento invertido que incluía la reducción del tamaño de la mandíbula, el aumento de la barbilla, y otras técnicas para producir la imagen del joven Jesús. 
Las fotos publicadas en línea muestran el proceso de envejecimiento invertido utilizado paso a paso.
EL SANTO ROSTRO DE JESÚS EN LAS APARICIONES DE GIMIGLIANO
En la apariciones de Gimigliano es particularmente milagroso el “santo rostro de Jesús”.
.
Fue revelado por la foto tomada por un vidente, con una cámara Polaroid, desde el Santuario a un punto luminoso en la cruz de hierro colocada en la cima de la montaña de la Ascensión, el 4 de febrero de 1988 a las 11:45.
La Madonna dio mensajes premonitorios, que habrían sugerido mirar hacia el cielo, porque hemos tenido muchos signos:
“Dios te envía muchos signos en el cielo … mira a la luna, las estrellas, el sol, y verás la cruz, la hostia … y no pienses que son los ojos que te engañan.
Los científicos buscan una explicación científica; pero Dios no es una ciencia.”(mensaje del 10-8-1986).
“… Siempre mira al cielo, habrá muchos signos” (mensaje de 1-1-1988)
“Mira atentamente el monte de la Ascensión, es allí que comienzan los primeros signos” (mensaje del 25-6-1989).
Finalmente, en la mañana del 4 de febrero de 1988, a la 11.45 horas, un vidente de Gimigliano, consciente de las exhortaciones de la Madre Celestial de observar las señales del cielo, sigue un misterioso impulso que le mueve a tomar con una Polaroid imágenes a un palpitante punto luminoso en el cielo en dirección de la montaña Ascensión.
.
Y captura la imagen del Santo Rostro de Jesús.
Unos días más tarde, un mensaje celestial dado a otro “instrumento”, dijo:
“Esta cara es la carne, los huesos y la sangre de Jesús.”
“.. ¡No tengas dudas acerca de esta foto! No tengas ninguna duda de que Él se encargará de darte mucha valentía y fe.
.
Este es el verdadero rostro de mi Hijo Jesús, y nadie debería tener dudas”. (Mensaje de 29 de junio de 1989).
“Todo lo que sucede en este lugar sagrado (la gruta) es digno de respeto. Jesucristo está vivo en el cuadro…”. (mensaje de 4 de junio de 1988)
En la tarde del 3 de junio, cuando el cuadro de la Santa Faz desapareció de la gruta, un “instrumento” entra en éxtasis en su casa, y recibe el siguiente mensaje:
“… esta noche me han profanado, me han guardado como basura, pero luego han de arrepentirse “.
Pensó en advertir al párroco y a los investigadores, pero el mensaje continuó: “no hay necesidad de advertir al párroco, porque (Don …) me la traerá, ya ha advertido Mi presencia…” (Mensaje de 3 de junio de 1988)
En ese mismo momento (Don…) fue a rezar a la gruta y encontró la imagen escondida.
En julio de 1989, el “instrumento” C. dirigida en extasis hacia las pinturas de la Virgen y el Santo Rostro de Jesús, obtuvo el siguiente mensaje:
“¡Aquí están, ya las tienen! Las pruebas que querían… pero todavía tienen dudas.
Dudas incluso de mis instrumentos. Es por esto que en estos días estoy hablando con mi corazón dolido.
Pocas son los instrumentos que vienen a rezar, yo estoy en todo… y este lugar es sagrado y está solo y desierto. ¡Mis hijos, no dejen este lugar solo!
Debemos vencer al adversario. ¡Jesús ha permitido que ustedes vieran el verdadero rostro de Jesús!
¡Ustedes tuvieron más que cualquier otro lugar, no es posible que no baste un signo tan grande!
Ustedes piden, hijos míos, pero a cambio no quieren dar nada”(Mensaje del 31 de julio de 1989).
“Jesús y la Madre han dado muchos signos, muchos. Dimos a Jesús, Su rostro, su verdadera cara.
.
¡Recuerden, tengan el rostro en sus hogares, pónganlo en los lugares donde todos puedan verlo!
.
Los protegerá a ustedes, los ayudará, les dará fuerza y valentía.” (Mensaje del 10 de octubre de 1989).
El Santo Rostro garantiza la autenticidad de la Sábana Santa, y de ésta recibe una garantía.
Es muy similar a la Sábana Santa y es posible que la cara pertenezca a la misma persona.
La imagen de la izquierda es una interpretación computarizada de la Sábana Santa de Turín y la de la derecha es el Santo Rostro tomado en Gimigliano.
Aun cuando muchos dudaban de la autenticidad de la Sábana Santa con motivo de las hipótesis científicas que la databan en el siglo XII, los mensajes de Jesús y de la Mama Celeste y la comparación con la Santa Faz, ha dado la seguridad en la confirmación de la Sábana Santa:
“Hija mía, la Sábana Santa es el verdadero sudario que envolvió mi cuerpo.
.
¡Sí, hija! Mi madre y tu madre ha confirmado la veracidad.
.
No son falsas, lo que está en Turín es mi cara” (de Jesús mensaje de 1 de junio de 1989).
QUÉ DICEN LOS EXPERTOS EN FOTOGRAFÍA
El Prof. Ettore Tavoletti, profesor en el Instituto Estatal de arte y un experto en el arte fotográfico, líder de un equipo de estudios técnicos analizaron más de un año la imagen de la Cara Santa y concluyó:
“Ignoramos si se trata de un milagro o no, no nos compete.
.
Pero excluimos la posibilidad de que se trate de una reproducción de cualquier imagen anterior.
.
Si hubiera sido cualquier estampa fotográfica, el fuerte aumento a la que fue sujeta la imagen, habría detectado la existencia de puntos de color gris.
.
En su lugar vemos un fondo borroso, pero limpio, sin granos, típico de ciertas fotografías.
Vi también al que tomó la foto, persona inexperta en fotomontajes complicados, y vi la máquina, una vieja Polaroid con un foco fijo.
Con este equipo habría sido imposible fotografiar la santa imagen y un primer plano de la gruta como lo que hemos analizado.
Realmente no entendemos cómo se pudo obtener una imagen similar.
Pensamos que esta imagen tiene una fuerte similitud con la de la Sábana Santa.
De hecho, la semejanza existe, pero teniendo en cuenta los datos de los parámetros de la cara, encontramos una diferencia fundamental entre el Rostro de la Sábana Santa y la cara de la foto.
El rostro de la Sábana Santa es mas afilado, tal vez por qué es la imagen de un rostro sin vida, mientras que el rostro “santo” de Gimigliano está vivo.
Estudiando la iluminación de la cara de las fotos desde el punto de vista técnico es desconcertante, porque no se puede entender la posible técnica adoptada porque está fuera de cualquier norma.
Si esa foto es la prueba de un milagro no corresponde a nosotros decirlo, podemos decir que se trata de una foto auténtica y original.”
SE PRODUCE UN MILAGRO EN LA IMAGEN
La imagen del Santo Rostro de Jesús colocada sobre el altar de la gruta, para inspirar devoción entre los fieles, puso de manifiesto efectos prodigiosos.
El 13 de ese mes, alrededor de 20 horas, tres eran las manchas de sangre que aparecen en el rostro de Jesús: una sobre la ceja izquierda, una sobre el dorso nasal, la otra a la derecha de la nariz.
Todo esto duró unos 15 minutos, bajo la mirada atónita de las diez personas que firmaron su testimonio.
Antes de que la Santa Cara se manchase, el “vidente-instrumento” había visto la imagen moverse y flotar, desvanecerse y aclararse, como cuando se refleja en agua agitada.
El 22 de diciembre, alrededor de las 19 horas, otros dos puntos rojos se forman en la parte frontal derecha de la imagen sagrada. 
El fenómeno apareció también sobre el cuadro vecino de “Jesús Misericordioso”: una mancha roja en el lado derecho de la frente, una en el pómulo derecho y otra a la izquierda.
Esta vez el milagro duró unos 30 minutos.
Además de los trece que firmaron como testigos, también estaba el párroco, que vió y confirmó el evento.
Por último, el 24 de diciembre a la misma hora, las señales han aparecido en ambas imágenes, una mancha roja perpendicular sobre la frente de Jesús misericordioso, y una gran lágrima en el ojo derecho de la Santa Faz.
El fenómeno duró 15 minutos, y quince personas lo han visto y testimoniado.
Fuentes:

Foros de la Virgen María