sábado, 28 de febrero de 2009

VENCEDORES


Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara.

Pasando unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente pero que al otro no sabia que le sucedía, no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil.

Entonces decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa, a la persona que hiciera volar al halcón, a la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte, traedme al autor de ese milagro.

Su corte rápidamente le presentó a un campesino.
El rey le preguntó:
-“¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?”
Intimidado el campesino le dijo al rey:
-Fue fácil mi rey, solo corte la rama, y el halcón voló, se dio cuenta que tenia alas y se lanzó a volar

Reflexión:
¿Sabes que tienes alas? - ¿Sabes que puedes volar? - ¿A qué te estás agarrado?
¿De qué no te puedes soltar? - ¿Qué estás esperando para volar?

No puedes descubrir nuevos mares... a menos que tengas el coraje para volar. Vivimos dentro de una zona de comodidad, donde nos movemos y creemos, que eso es lo único que existe. Dentro de esa zona, está todo lo que sabemos, y todo lo que creemos. Viven nuestros valores, nuestros miedos y nuestras limitaciones. En esa zona reina, nuestro pasado, y nuestra historia. Todo lo conocido, cotidiano y fácil. Es nuestra zona de confort y por lo general, creemos que es nuestro único lugar, y modo de vivir.

Tenemos sueños, queremos resultados, buscamos oportunidades, pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgo, no siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles. Nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible, y aprendemos a vivir desde la resignación.

El liderazgo, es la habilidad que podemos adquirir cuando aprendemos ampliar nuestra zona de comodidad. Cuando estamos dispuestos a correr riesgos, cuando aprendamos a caminar en la cuerda floja, cuando estamos dispuestos a levantar la vara que mide nuestra potencial.

Un verdadero líder, tiene seguridad en si mismo para permanecer solo, coraje, para tomar decisiones difíciles, audacia, para transitar hacia lo nuevo con pasión, y ternura suficiente, para escuchar las necesidades de los demás.

El hombre no busca ser un líder, se convierte en líder por la calidad de sus acciones y la integridad de sus intentos.

Los lideres son como las águilas, no vuelan en bandadas... los encuentras cada tanto y volando solos.

¡RECUERDA... SOMOS MAS QUE VENCEDORES EN CRISTO JESUS!
WFPA

CORAZÓN DE NIÑO


¿Qué son los niños? Son paquetes de energía que solo dejan de correr y hacer preguntas cuando están completamente exhaustos o caen rendidos de sueño.

Suben los árboles, escarban en medio de un riachuelo, y generalmente con solo mirarlos, los adultos se rinden de cansancio. Algunos son más tranquilos que otros, pero todos hacen preguntas.

Al chico no le importa si esto te distrae o produce una gran sonrisa en tus labios. Ellos preguntan y actúan, día tras día, tras día.

Los niños se comportan de esta manera porque desean saber. Son como enormes esponjas que absorben todo a su alrededor. Es un momento valioso cuando ven algo especial. Sus rostros se iluminan como si fuera el día de Navidad. Se les saltan los ojos quedan boquiabiertos de incredulidad, y luego sonríen. A menudo los adultos nos hemos olvidado de sonreír.

Los niños no esconden nada. Si están emocionados o asustados, es muy obvio. Aceptan y devuelven amor y atenciones con imprudente abandono. Podemos dejar de pensar como niños, pero hay una gran recompensa al experimentar el gozo que siente un niño.

Un gran hombre es aquel que no ha perdido su corazón de niño.

"Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos"
Mateo 18:3

viernes, 27 de febrero de 2009

INTERESANTE TESTIMONIO DE SANACIÓN


Mi nombre es Oscar Chinchilla tengo 21 años y quiero compartir por este medio, lo que el hombre más grande que ha existido hizo en mi vida.

Estoy iniciando el primer semestre 2008 en la U, tengo buenas notas, tengo bastantes amigos, salimos los viernes de juerga, en mi casa no me hace falta nada, ¿qué puede estar mal si en todo me va bien? y estoy disfrutando de la vida, estoy joven ¿no? puedo hacer cualquier cosa y nadie me dice nada.

A partir del mes de febrero 2008 comencé a experimentar un sangrado cada vez que iba al baño, al principio era mínimo y lo ignoré alrededor de un mes, luego comencé a notar que este no paraba y por el contrario cada vez aumentaba, por lo que perdí la vergüenza y fui al doctor, me dejaron un tratamiento para hemorroides, lo que parecía una respuesta lógica, hice el tratamiento y de nada sirvió esto parecía ser algo más serio por lo que me dejaron un examen llamado 'colonoscopía', en el que introducen una cámara al organismo para detectar anormalidades, me realizaron el examen y descubrieron que tenía 2 tumores de aproximadamente 10 cm.

Entonces me dijo el doctor: Aquí la única solución es operar ya que no sabemos si son malignos y para eso voy a mandar estas muestras al laboratorio y regresas dentro de una semana para ver tus resultados. A la semana siguiente regresamos con mi papá, y el doctor dijo: los tumores son malignos, tienes cáncer, opérate de inmediato.
Comenzamos a buscar varios hospitales donde me pudieran operar, pero afortunadamente mi papá conoce a un doctor llamado Edras Mayén, que trabaja en el hospital San Juan de Dios. Total fuimos a su casa le mostré mis exámenes, me dijo: Yo te opero; en un dibujo me ilustró como era la operación, me tenían que quitar la mitad del intestino grueso, iba a quedar defecando por un agujero en mi panza todo esto si el cáncer aún no había llegado a otros órganos, y después de la operación si aún quedaba vivo me tenían que realizar quimioterapias.

Me fui a internar el 28 de abril del 2008 el doctor me dijo tienen que conseguir 12 donadores de sangre ya que la operación es grande. Durante los primeros días que pasé en el hospital yo decía no voy a pedirle ayuda a Dios yo saldré de esta, pero llegó un momento en el que ya no podía más y le pedí perdón a Jesús, y cada día que pasaba le daba gracias porque aún estaba vivo comencé a valorar que rico es que te acaricie el sol en tu cara, sentir la gotas de lluvia, la libertad; durante este periodo toda mi familia, amigos, conocidos y otras personas que ni siquiera conozco comenzaron a unirse y pedirle a Dios por mi; me compraron una Biblia realmente al principio la leía porque no había mas que hacer, pero una vez leyendo encontré el Salmo 91, palabras que me quebrantaron el corazón, en resumen Jesús me decía que me amaba, que estaba conmigo, que no me iba a dejar desamparado y aunque muchos a mi lado murieran a mi la muerte no me alcanzaría, palabras que me tocaron aún más cuando varios pacientes vecinos murieron a mi lado.

Se acercaba el día de mi operación y ya habíamos conseguido 12 donadores y aún había más personas que estaban dispuestas a darme su sangre, pero ninguna de estas tenía mi tipo de sangre y de nada servía porque en el banco de sangre del hospital tampoco había mi tipo de sangre ya que soy AB+, pero gracias a Dios un día antes de mi operación llegaron 2 personas que si tenían mi tipo de sangre, entonces dijo el doctor que con eso alcanzaba.

Era un 15 de mayo 2008 el día siguiente me operarían, le pedí a Dios que tuviera misericordia de mi, y le dije que no importaba el resultado de la operación, no le iba a reclamar la vida, esa noche no dormí, me veía muriéndome lentamente pudriéndome por dentro, veía mi velorio, mi entierro estaba dispuesto a aceptar una muerte muy dura.

Eran las 6am del día 16 de mayo 2008 una enfermera me dijo: bueno, desnúdese y súbase a la camilla que ahora va a sala. Entonces me llevaron a sala, después de esperar un rato me entraron al quirófano me posicionaron me comenzaban a canalizar, ponerme oxigeno, medir mis signos vitales, mientras tanto escuché que el banco de sangre había dicho que en caso de una emergencia no había sangre para mi a excepción de las 2 unidades que habíamos conseguido.

Un momento antes que me inyectaran la anestesia, le pedí perdón a Dios, y le dije que a ÉL le entregaba mi cuerpo alma y espíritu, que todo lo dejaba en sus manos, al instante me dormí, luego de 4:30 horas de operación y unas 2 horas de recuperación desperté. Daba gracias por estar vivo, luego me revisé para ver que me habían hecho y vi que no me habían dejado el intestino afuera para mi Dios ya había obrado en mi, estaba más que feliz; luego como a las 2pm me llevaron a mi cama donde estaba mi papá esperándome entonces me dijo pasó algo, hablé con el doctor y me dijo que te abrieron buscaron por todos lados los tumores y ya no estaban; allí, el doctor no se explica que fue lo que pasó no entiende está totalmente desconcertado, simplemente no hay cáncer no tienes nada. Entonces comprendí que Dios no hace nada a medias ÉL todo lo hace perfecto y le di mil gracias por haber hecho ese milagro en mi vida.

Hoy en día quiero entregarle mi vida a Dios porque comprendí que sin ÉL, la vida no tiene sentido.

Sabes, Dios hizo esto no porque muchas personas hayan orado, no porque yo le haya pedido mucho, no porque tuviera mucha fe, ÉL lo hizo para demostrar conmigo como lo que ha hecho con muchas personas, su inmenso amor hacia nosotros, y quiere que te des cuenta que ÉL es real, que está vivo y sobre todas las cosas que te ama y quiere que lo dejes entrar a tu corazón.

Piénsalo, Jesús está vivo y viene pronto así que no desperdicies tu vida, aprovecha cada segundo que estás en este mundo, porque el tiempo se acaba todo lo que vivimos actualmente tiene un significado así que permítele a Dios entrar ahora a tu corazón.

CONVERSACIÓN ENTRE JESÚS Y SATANÁS


Un día Jesús y Satanás estaban conversando.

Satanás acababa de ir al Jardín del Edén, y estaba mofándose y riéndose diciendo:
-Si Señor. Acabo de apoderarme del mundo lleno de gente de allá abajo. Les tendí una trampa, usé cebo que sabia que no podrían resistir. ¡Cayeron todos!”
-“¿Qué vas a hacer con ellos?" – preguntó Jesús.
-“¡Ah!, me voy a divertir con ellos - respondió Satanás - les enseñaré como casarse y divorciarse, cómo odiar y abusar uno del otro, como traicionar a los amigos, cómo aprovecharse de ellos, a usar brujerías para alcanzar lo que desean, a destruir familias, hacerles sentir mucho dolor para que ya no crean en nada, a beber mucho alcohol y fumar y ¡Ah!, por supuesto, les enseñaré a inventar armas y bombas para que se destruyan entre sí. Realmente me voy a divertir. ¡Ja ja ja ja!
-“¿Y qué harás cuando te canses de ellos?” – le preguntó Jesús.
-“¡Ah!, los mataré" - dijo Satanás con la mirada llena de odio y orgullo.
-“¿Cuánto quieres por ellos?” - preguntó Jesús.
-“¡Ah, tú no quieres a esa gente! Ellos no son buenos. ¿Por qué los querrías tomar?Tú los tomas y ellos te odian. Escupirán a tu rostro, te maldecirán y te matarán. Tú no quieres a esa gente, te lo aseguro
-“¿Cuánto?” - preguntó nuevamente Jesús.
Satanás miró a Jesús y sarcásticamente respondió:
-Toda tu sangre, tus lágrimas, y tu vida
Jesús dijo:
-“¡HECHO!"
Y así fue como pagó el precio.

NOTAS:
-¿No es curioso lo fácil que es despreciar a Dios y luego preguntarse por qué el mundo se está yendo al infierno?
-¿No es curioso cómo alguien puede decir 'Creo en Dios' y al mismo tiempo seguir las cosas de que agradan a Satanás?
-¿No es curioso que envíes miles de mensajes con chistes a través del correo electrónico, los cuales se riegan como pólvora, pero cuando empiezas a enviar mensajes que se refieren a El Señor, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos?
-¿No es curioso, cómo a la gente le preocupe más acerca de lo que los demás piensen de ellos, que lo que piense Dios?

EMPUJADOS AL DESIERTO


Marcos presenta la escena de Jesús en el desierto como un resumen de su vida.

Señalo algunas claves. Según el evangelista, «el Espíritu empuja a Jesús al desierto». No es una iniciativa suya. Es el Espíritu de Dios el que lo desplaza hasta colocarlo en el desierto: la vida de Jesús no va a ser un camino de éxito fácil; más bien le esperan pruebas, inseguridad y amenazas.

Pero el «desierto» es, al mismo tiempo, el mejor lugar para escuchar, en silencio y soledad, la voz de Dios. El lugar al que hay que volver en tiempos de crisis para abrirle caminos al Señor en el corazón del pueblo. Así se pensaba en la época de Jesús.

En el desierto, Jesús «es tentado por Satanás». Nada se dice del contenido de las tentaciones. Sólo que provienen de «Satanás», el Adversario que busca la ruina del ser humano destruyendo el plan de Dios. Ya no volverá a aparecer en todo el evangelio de Marcos. Jesús lo ve actuando en todos aquellos que lo quieren desviar de su misión, incluido Pedro.

El breve relato termina con dos imágenes en fuerte contraste: Jesús «vive entre fieras», pero «los ángeles le sirven». Las «fieras», los seres más violentos de la creación, evocan los peligros que amenazarán siempre a Jesús y su proyecto. Los «ángeles», los seres más buenos de la creación, evocan la cercanía de Dios que bendice, cuida y defiende a Jesús y su misión.

El cristianismo está viviendo momentos difíciles. Siguiendo los estudios sociológicos, nosotros hablamos de crisis, secularización, rechazo por parte del mundo moderno… Pero tal vez, desde una lectura de fe, hemos de decir algo más: ¿No será Dios quien nos está empujando a este «desierto»? ¿No necesitábamos algo de esto para liberarnos de tanta vanagloria, poder mundano, vanidad y falsos éxitos acumulados inconscientemente durante tantos siglos? Nunca habríamos elegido nosotros estos caminos.

Esta experiencia de desierto, que irá creciendo en los próximos años, es un tiempo inesperado de gracia y purificación que hemos de agradecer a Dios. Él seguirá cuidando su proyecto. Sólo se nos pide rechazar con lucidez las tentaciones que nos pueden desviar una vez más de la conversión a Jesucristo.
José Antonio Pagola

EL VALOR DE UNA SONRISA


Basta una leve sonrisa en tus labios para levantarte el ánimo, para mantenerte el buen humor, para conservarte la paz del alma, para ayudarte a la salud, para embellecerte la cara, para despertarte buenos pensamientos, para inspirarte generosas obras.

-Sonríe hasta que notes que la seriedad y contracción de tu rostro se haya desvanecido.
-Sonríe hasta entibiar tu propio corazón con ese rayo de sol.

-Irradia tu sonrisa: esa sonrisa tiene muchos trabajos que hacer, ponla al servicio de Dios. La sonrisa es tu instrumento, la caña para pescar almas.
-Santificando la gracia que habita en ti, te dará el encanto especial que necesitas para transmitir a los otros ese bien.

Sonríe a los tristes. Sonríe a los tímidos. Sonríe a los amigos. Sonríe a los jóvenes. Sonríe a los ancianos. Sonríe a tu familia. Sonríe en tus penas.
Sonríe en tus pruebas. Sonríe en tus soledades.
Sonríe por amor de Jesús. Sonríe por amor a las almas.

Deja que todos se alegren con la simpatía y belleza de tu cara sonriente. Cuenta, si puedes, el número de sonrisas que has distribuido entre los demás cada día; su número te indicará cuántas veces has promovido contento, alegría, satisfacción, ánimo, o confianza en el corazón de los demás. Estas buenas disposiciones, siempre son el principio de obras generosas y actos nobles. La influencia de tu sonrisa puede obrar maravillas que tú ignoras.

-Tu sonrisa puede llevar esperanza y abrir horizontes a los agobiados, a los descorazonados y deprimidos, a los oprimidos y a los desesperados.
-Tu sonrisa puede ser el camino para llevar las almas a la fe.
-Tu sonrisa puede ser el primer paso que lleve al pecador hacia Dios.

También sonríele a Dios. Sonríele, mientras aceptas con amor todo lo que Él te manda, y merecerás la radiante sonrisa de Cristo fija en ti con especial amor por toda la eternidad.

¡Dios les bendiga!

"Tremendo misterio éste, que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvación de muchos"
(Pío XII)
WFPA

NO ESPERES MORIR PARA IR A LA IGLESIA


No esperes morir para ir a la iglesia y que te lleven en carroza fúnebre porque entonces...

-Irás, a pesar de la temperatura.
-Irás, a pesar de los sentimientos de tu familia.
-Irás, a pesar de la condición de tu cuerpo.
-Irás al altar, pero no podrás orar.
-Irás, sin importar cuántos hipócritas (a tu juicio) haya en la iglesia.
-Irás, a pesar de que te necesitan mucho en el trabajo y en tu empleo
.

-No podrás disfrutar del canto, por armonioso y bello que sea.
-Lo que el sacerdote diga, ya no lo podrás poner en practica.
-Estarás muy necesitado, pero nadie ya podrá ayudarte.
-Ya nunca más podrás ir a la iglesia.
-Tendrás muchas flores a tu alrededor, pero no podrás disfrutar de las mismas.
-El sacerdote preferirá ayudarte hoy, que tratar de consolar a tus seres queridos si murieras alejado de Dios
.

Asiste a la Iglesia hoy mismo, mientras todavía tienes la oportunidad de tomar decisiones.
WFPA

ARITMÉTICA QUE DIFIERE

Un hombre cargaba con una cruz y caminaba en silencio por una senda llena de piedras, que hacían su andar lento y pesado; detrás de él caminaba otro hombre con una cruz igual o menor que la que el primero cargaba, pero este se quejaba y reclamaba por su cruz.

En un momento del camino el primer hombre se detiene y escucha al segundo sus reclamos y espera a que éste llegue hasta su encuentro. En ese momento le dice el hombre:
-“¿Por que te quejas tanto?”
-Tengo una cruz que no merezco y me pesa tanto que lacera mi espalda...”
Mientras responde, el hombre levanta la mirada y ve a su prójimo y exclama:
-“¡Tu espalda esta bastante lastimada como si hubieses cargado otra cruz! Cuando cargo otra cruz, ésta que llevo disminuye su peso y las marcas que deja no duelen, reconfortan y me dan fuerza - el hombre continua - piensa y revisa tu cruz, pues hay una aritmética que difiere de los cálculos de los hombres, esa que dice: cuando a tu cruz le sumas otra cruz no tienes dos cruces, sino media cruz
Increpa el otro hombre:
-“¿Media cruz?"
-Si - le contesta - un misterio de fe y vida, que cuando compartes con tu prójimo su propia limitación o crisis, se alivia el peso de la tuya"
WFPA

¿CUÁNTO CUESTA UN HELADO?


En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en una confitería y se sentó a una mesa.
La mesera puso un vaso de agua en frente de él.
-"¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?" - preguntó el niño.
-"Cincuenta centavos" - respondió la mesera.
El niño saco su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas.
-"¿Cuánto cuesta un helado solo?" - volvió a preguntar.
Algunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente.
-"Treinta y cinco centavos" - dijo ella bruscamente.
El niño volvió a contar las monedas.
-"Quiero el helado solo" - dijo el niño.
La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue. El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue.

Cuando la mesera volvió, empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había veinticinco centavos... su propina.

Reflexión: ¡Jamás juzgues a alguien antes de tiempo!
WFPA

VEN Y SÍGUEME


Una historia sobre el sentido de la Encarnación de Jesucristo.
Había un hombre que creía que la Navidad era, como muchas otras cosas en la vida, una simple farsa.

Este hombre no era una mala persona. Era un tipo bueno, decente, generoso con su familia y justo en su trato con los hombres. Pero él no creía en la Encarnación de Dios en el seno de la Virgen María, lo cual la Iglesia lo celebraba el día de la Navidad.

-"En verdad siento apenarte - le dijo el un día a su esposa que era una católica comprometida - pero no puedo entender que Dios se volvió hombre. Para mí, no tiene ningún sentido"

En Nochebuena, su esposa y sus niños fueron al templo para asistir a la Misa. El hombre rechazó acompañarlos pues manifestó sentirse como un hipócrita.
-Es mejor que me quede en casa. Esperare por ustedes" - agregó.

Luego de que su familia partió para el templo, la nieve empezó a caer fuertemente, desatándose una tormenta. Se acercó a la ventana de su sala y miró como los copos caían con más fuerza sobre el suelo y se formaba grandes cerros de nieve.
-Si nosotros debemos tener Navidad – pensó - es bueno que ésta sea blanca"

Regresó a su silla y empezó a leer su periódico. Tras unos minutos, fue sobresaltado por el sonido molesto de un ruido, que fue rápidamente seguido por otro y otro. El hombre pensó que alguien estaría tirando bolas de nieve muy cerca de la ventana de su sala o en todo caso contra ella.

Cuando fue a la puerta para averiguar que pasaba, encontró que una banda de pájaros se había colocado en medio de la nieve. Ellos habían sido sorprendidos inesperadamente por la tormenta y en su búsqueda por algún refugio, habían intentado ingresar a la casa por la ventana, topándose contra el fuerte vidrio.
-No puedo permitir que esas criaturas se queden ahí toda la noche en medio de la nieve y el frío - pensó el hombre - pero ¿cómo puedo ayudarlos?”

Entonces recordó el granero donde se guardaba el pequeño pony de sus niños. El granero podría proporcionar calor a las aves. Se puso su chaqueta y guantes, y rápidamente se dirigió al granero. Abrió las puertas y encendió la luz, pero los pájaros no entraron.
-Seguro que la comida los atraerá" - pensó de nuevo.

Regresó a su casa, buscó pan y sacando la miga la rocío sobre la nieve formando un sendero hasta al granero. Pero las aves tampoco ingresaron al granero. Por el contrario, permanecieron quietas, sin hacer el menor mínimo movimiento.

El hombre desesperado empezó a agitar sus brazos en dirección al granero, haciendo señas para que ingresen a él. Pero las aves no hicieron caso a sus señas.
-Ellos me encuentran una criatura extraña y espantosa - se dijo el hombre a si mismo - No hay manera de que ellos piensen que pueden confiar en mi. Si sólo yo pudiera ser pájaro por algunos minutos, podría entonces guiarlos hasta el granero y salvarlos"
Tan pronto finalizó esas palabras, las campanas de la iglesia empezaron a sonar.
El hombre permaneció en silencio durante algún tiempo mientras escuchaba las campanas que repicaban una y otra vez anunciando la llegada de la Navidad.
Entonces, el hombre cayó pesadamente de rodillas sobre la nieve y susurró.
-“Ahora entiendo, ¿porqué tuviste que hacerlo"
Paul H. Dunn
Reflexión: Jesús se hizo hombre como nosotros para que podamos seguirlo y salvarnos. Él, en su reencarnación, a través de María Santísima, nos dá la oportunidad de ser como es Él, seguir sus enseñanzas para alcanzar la Vida Eterna.
José Miguel Pajares Clausen

TE PASO EL BALÓN


Si al mundo entero le quedaran veinticuatro horas de existencia, todas las líneas de teléfono, los chats y correos electrónicos se saturarían de personas que llamarían a alguien para decirle:
-"Lamento haberte hecho sentir mal", "Perdóname", "Te Quiero", "Te Estimo"
-"Te Cuidas" y hasta algunas veces "Siempre te ame pero nunca te lo dije"

El balón es un círculo. No tiene principio ni fin... Este nos conserva juntos, como nuestro círculo de amigos, pero el tesoro que hay dentro para ti es como el aire, no lo puedes tocar pero lo puedes sentir y ese sentir es el tesoro de la amistad que me has otorgado.

Hoy te paso el balón de la AMISTAD a ti. Tú sabrás si conservas el balón para otras personas más...
Nota: No esperes que alguien esté agonizando para decirle que lo amas.

RESPETO


Vivir en sociedad nos hace reflexionar sobre el valor del respeto, pero con éste viene la diferencia de ideas y la tolerancia.
En pocas palabras ¿Qué hay que saber sobre el Respeto, la Pluralidad y la Tolerancia?

Respeto, Pluralismo y Tolerancia: Hablar de respeto es hablar de los demás. Es establecer hasta donde llegan mis posibilidades de hacer o no hacer, y dónde comienzan las posibilidades de los demás. El respeto es la base de toda convivencia en sociedad. Las leyes y reglamentos establecen las reglas básicas de lo que debemos respetar.

Sin embargo, el respeto no es solo hacia las leyes o la actuación de las personas. También tiene que ver con la autoridad como sucede con los hijos y sus padres o los alumnos con sus maestros. El respeto también es una forma de reconocimiento, de aprecio y de valoración de las cualidades de los demás, ya sea por su conocimiento, experiencia o valor como personas.

El respeto también tiene que ver con las creencias religiosas. Ya sea porque en nuestro hogar tuvimos una determinada formación, o porque a lo largo de la vida nos hemos ido formando una convicción, todos tenemos una posición respecto de la religión y de la espiritualidad. Es tan íntima la convicción religiosa, que es una de las fuentes de problemas más comunes en la historia de la humanidad.

Aquí viene, entonces, también el concepto de Pluralidad, es decir, de las diferencias de ideas y posturas respecto de algún tema, o de la vida misma. La pluralidad enriquece en la medida en la que hay más elementos para formar una cultura. La pluralidad cultural nos permite adoptar costumbres y tradiciones de otros pueblos, y hacerlos nuestros. Sin embargo cuando la pluralidad entra en el terreno de las convicciones políticas, sociales y religiosas las cosas se ponen difíciles.

Así es como llegamos al concepto de intolerancia, es decir el no tolerar. Fácilmente, ante alguien que no piensa, no actúa, no vive o no cree como nosotros podemos adoptar una actitud agresiva. Esta actitud, cuando es tomada en contra de nuestras ideas se percibe como un atropello a uno de nuestros valores fundamentales: la libertad. La intolerancia puede ser tan opresiva, que haga prácticamente imposible la convivencia humana. ¿Y nuestra propia tolerancia? ¿Debemos convencer a alguien que no es católico de que no está en la verdad? ¿No es acaso eso ser "intolerante"?

Para dar respuesta a estas interrogantes, y tocar el tema del respeto, la pluralidad y la tolerancia con más profundidad, hemos hecho una selección del mejor material sobre el tema desde los puntos de vista pedagógicos, éticos y religiosos.
Los artículos que presentamos en este segmento de valores nos hace reflexionar en qué es el respeto, cómo se enseña y por qué es importante enseñarlo a los hijos, el por qué de la intolerancia y de particular interés es la sección "Iglesia y Valores", que nos habla de nuestra propia tolerancia respecto de otras religiones y creencias y de la importancia de la pluralidad y el respeto.
Encuentra.com
Nota: Soy católico porque nací en un ambiente católico... sólo que la pregunta debería ser: ¿Soy verdaderamente católico? Si es así, nadie me cambiará de religión. Si hubiese nacido en otros ambientes, seguramente sería budista, islámico, etc., pero lo importante es estar convencido de lo que realmente uno es. Cuando uno logra eso, respeta, es tolerante y pluralista.
Nunca he tratado de cambiarle la religión a nadie, creo que todos tenemos derechos de ser lo que somos. Cuando en una ocasión, alguien vino a mí a pedirme que deseaba ser católico, le pregunté si conocía bien su religión, porque muchos cambian porque no la conocen. El que quiera cambiarse de religión deberá primero conocer a fondo la suya, y si se convence que algo falta por ahí, podría tratar de entrar en "busqueda", hasta encontrar la verdadera.
José Miguel Pajares Clausen

¿POR QUÉ TODO ES TAN DIFICIL?


Yo creo que todos nos hemos preguntado alguna vez... ¿Por qué todo es tan difícil?

Creo que esto se debe a que si todo en esta vida fuera fácil, no lucharíamos por nuestros intereses y todo sería extraño; no tendríamos metas por las cuales luchar.

Yo hasta ahora logro comprender por qué es difícil, ya que he tenido que pasar por pruebas bastante difíciles y unas de las formas de sobrellevar todo es aprender a vivir con esas espinitas, que duelen; yo estoy aprendiendo a vivir con ellas y cada día duelen menos.

A veces pensamos que solo nosotros estamos sufriendo, pero no conocemos en realidad el sufrimiento ajeno. Quizá nuestros problemas son tan pequeños, comparados con el resto de las demás personas que realmente están sufriendo.

Solo hay que ver las noticias o leer el periódico, para darse cuenta de cuanto sufrimiento hay en este mundo, tantos niños que vienen al mundo a sufrir y pasar hambre; yo creo que ver un niño sufrir es la mayor debilidad de cualquier ser humano que tenga la capacidad de amar.

Eso sí es preocupante, me preocupan mucho los seres que no son capaces de amar y no se dejan amar, esa gente así también sufre ya que no conoce ese don tan maravilloso que es Amar y ser amado.

Y finalmente, hay que estar agradecido a la vida, ya que a veces te quita lo que tú mas amas, pero esta vida es sabia y después de tanto sufrir te da esperanza, y te hace recuperar las fuerzas para seguir luchando... eso es lo que yo estoy haciendo día a día...

Me ha costado ¡Es verdad! Pero las ganas que tengo de salir adelante, me hacen tener fuerzas todos los días, esas mismas fuerzas que un día pensé que había perdido...

Luchad hasta conseguir lo que buscan, solo así encontrarán la felicidad... ¡En esta vida nada es ¡GRATIS!
lojeda

FORTALEZA PARA CREER


La fe es algo personalísimo de lo que no se puede prescindir, y en ella actúa la iniciativa de Dios.

Algunos, cuando ante sus problemas oyen hablar de Dios, o les hacen alguna consideración sobrenatural, cambian de sintonía y desconectan por completo. Reaccionan como si dijeran: "Vamos a ser prácticos, por favor. No me vengas ahora con sermones como si yo fuera un infeliz en busca de resignación. Quiero soluciones".

Quizá no comprenden que el alma es algo muy importante. A lo mejor esas personas entienden muchísimo sobre como funciona el cuerpo, y pueden hablar de niveles de colesterol o de transaminasas, conocen bien qué conviene a su salud de su cuerpo y como prevenir o curar una gripe, o lo que sea, pero no saben una palabra sobre la salud de su alma, siendo como son sus enfermedades mucho más dolorosas.

No olvides que la raíz de muchos problemas está en el alma. La raíz de muchos de tus problemas está en tu alma.

"El moderno experimento de vivir sin religión ha fracasado", decía Schumacher. Por eso, muchas veces, cuando la gente nota un vacío grande, y se pregunta qué le falta a su vida, lo que le falta es la rectitud de la fe, el acatamiento de Dios. Ese reconocimiento es lo que hace que la vida esté construida en sabiduría y libertad. No veo a Dios por ninguna parte - dicen -, mi fe se muere, o mi fe se ha muerto... y quizás la fe sigue latente, ahogada por esas costumbres insanas o aquellas claudicaciones inconfesables.

La fe es algo personalísimo de lo que no se puede prescindir, y en ella actúa la iniciativa de Dios; y la iniciativa es de Dios, pero nuestra respuesta es decisiva.

A veces, en medio del griterío de nuestro mundo interior es imposible oír su voz, y no queremos o no podemos responder. Y dejamos que permanezca esa duda, que es perezosa, que no quiere terminar de enterarse; porque supone volver otra vez al viejo tema, porque supone afrontar la realidad de muchos desengaños, y cambiar. Y cuesta. Y es más fácil dejarlo pasar. Pero hay que dar un paso, de fortaleza y de generosidad, y la duda inmediatamente pasa a ser una duda deseosa de comprobación, ansiosa de búsqueda, dispuesta a hacer lo imposible por penetrar en la verdad.

Otras veces, el problema de fe proviene del desequilibrio en la formación. No es difícil encontrarse cristianos que son brillantes en su profesión, incluso cultos, muy leídos y muy viajados, con grandes experiencias quizá, pero absolutamente ignorantes en lo referente a su fe. Son intelectuales cristianos que abandonaron el estudio de los fundamentos de sus creencias con el final de sus estudios primarios o con las primeras crisis de la adolescencia; que conservan una imagen de la teología que bien podría servir para un cuento de hadas, cuando la teología es sin duda la ciencia sobre la que más se ha hablado, escrito, investigado y debatido, a lo largo de todos los siglos. Les falta estudio de su propia fe, que es equilibrio en su formación.

Y esa fe débil bien puede tener su causa en una formación religiosa deficiente o impartida por personas que no han sabido mostrarles su grandeza. Esa ignorancia es un formidable enemigo de la fe, puesto que la fe en cualquier cosa exige siempre un suficiente conocimiento previo.

Por eso hemos de ser consecuentes y dedicar el tiempo y esfuerzo que sean precisos para tener un conocimiento de la doctrina cristiana adecuado a nuestra condición intelectual. De esta forma, la experiencia de tantos siglos en la vida de tantas personas nos ayudará a vivir esas exigencias y a superar las dificultades que se nos presenten, que quizá no sean nuevas.
Autor: Alfonso Aguiló

jueves, 26 de febrero de 2009

EL TAMAÑO DE LAS PERSONAS


Robert Pershing Wadlow (en la fotografía) ha sido, hasta ahora, la persona más alta del mundo, con nada menos que 2,72 m. de altura. La reflexión de hoy, trata del tamaño de las personas, de cómo determinar su grandeza.

EL TAMAÑO DE LAS PERSONAS

Una persona es enorme para uno cuando habla de frente y vive de acuerdo a lo que habla, cuando trata con cariño y respeto, cuando mira a los ojos y sonríe inocente.

Es pequeña cuando solo piensa en sí misma, y le hace creer a los otros que piensa en ellos cuando se comporta de una manera poco gentil, cuando no apoya, cuando abandona a alguien justamente en el momento en que tendría que demostrar lo que es más importante entre dos personas: La Amistad, el compañerismo, el cariño, el respeto, el celo y asimismo el amor.

Una persona es gigante cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sueña junto contigo… Cuando trata de entenderte aunque no piense igual. Una persona es grande cuando perdona, cuando comprende, cuando se coloca en el lugar del otro, cuando obra, no de acuerdo con lo que esperan de ella, pero de acuerdo con lo que espera de si misma.

Una persona es pequeña cuando se deja regir por comportamientos estereotipados. Cuando quiere quedar bien con todos, cuando maneja a la gente como un titiritero y lamentablemente siempre hay gente que no tiene convicciones y se deja manejar…

Una misma persona puede aparentar grandeza o pequeñez dentro de una relación, puede crecer o disminuir en un corto espacio de tiempo.

Una decepción puede disminuir el tamaño de un amor que parecía ser grande. Una ausencia puede aumentar el tamaño de un amor que parecía ser ínfimo. Una decepción puede terminar con el respeto por alguien…de muchos… Una acción correcta puede enaltecer a otros.

Es difícil convivir con esta elasticidad: las personas se agigantan y se encogen a nuestros ojos, ya que nosotros juzgamos a través de centímetros y metros, acciones y reacciones, de verdades o falsedades, de expectativas y frustraciones.

Una persona es única al extender la mano, y al recogerla inesperadamente, se torna otra. El egoísmo unifica a los insignificantes, a los perdedores, a los falsamente llamados diplomáticos No es la altura, ni el peso, ni la belleza ni un titulo o mucho dinero lo que convierte a una persona en grande… es su honestidad, su decencia… su amabilidad y respeto por los sentimientos e intereses de los demás. Por su sensibilidad sin tamaño

ENTONCES, ¿PUEDE UNO CASARSE SIN RECIBIR EL SACRAMENTO?


No, si los que se desean casar están bautizados (*).

Un bautizado no puede casarse sino a través del sacramento. En otras palabras, para que un bautizado resulte casado, ha de hacerlo recibiendo en la Iglesia el sacramento del matrimonio. El matrimonio civil que recibe un bautizado no lo casa en realidad, aunque debe recibirlo para asegurar los efectos legales del mismo.

De modo resumido, podemos decir que para un bautizado, el matrimonio o es sacramento o no es matrimonio.

Una persona bautizada que contrajo tan sólo matrimonio civil no está casada a los ojos de Dios.

(*) Un texto del apóstol san Pablo enseña que la unión matrimonial sólo se da, para los bautizados, en la recepción del sacramento. Dice así: Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia... Ustedes, maridos, amen a sus esposas, como Cristo amó a la Iglesia... Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán dos en una carne; sacramento grande éste, pero entendido en Cristo y en la Iglesia (Efesios 5, 22-32).
Ricardo Sada Fernández

EL ENEAGRAMA


Breve historia de la estrella de nueve puntos y sus alcances.

El "eneagrama" lleva más de veinte años presentándose como un "método de crecimiento espiritual" para "conocerse uno mismo" según "arquetipos de personalidad". Se promueve como una ayuda para adquirir "balance e integridad personal". El eneagrama es uno de los símbolos más populares del New Age (Nueva Era), que lo presenta como clave universal de las ciencias y de la psicología. Es conocido hoy como una teoría de la personalidad que clasifica las personas según nueve tipos.

En 1991, Catholics United for the Faith (Católicos Unidos por la Fe) publicó la devastadora crítica de Tim Pickford, sobre el eneagrama titulada: Evaluation of Enneagram Spirituality (Evaluación de la Espiritualidad del Eneagrama). Basándose en los libros a favor del eneagrama, Pickford demuestra que éste método distorsiona los evangelios, contradice la doctrina católica, confunde el lenguaje y por consecuencia es una amenaza a la fe. El eneagrama carece de fundamento tanto en la tradición cristiana como en la ciencia. Se presenta falsamente como método psicológico. Pero su verdadera identidad está más bien en el esoterismo, en "sabiduría secreta" procedente de una amalgama de fuentes gnósticas.

Breve historia: El eneagrama fue popularizado en el Occidente por Georges I. Gurdjieff (1870-1949), por su discípulo Piotr D. Ouspensky y, en la década de los 60, por el boliviano Oscar Ichazo. Desde joven, Gurdjief estaba fascinado con todo tipo de conocimiento esotérico: el ocultismo, la comunicación con los muertos, la magia, las sociedades secretas. En busca de estos conocimientos viajó extensamente y, según él cuenta, encontró la Hermandad de Samouni, fundada en Babilonia unos 2500 años antes de Cristo. Allí obtuvo conocimientos esotéricos que sintetizó con otros adquiridos en sus lecturas y viajes. Para el año 1922 enseñaba "cristianismo esotérico" en París.

Según sus discípulos, Gurdjief enseñaba que el eneagrama es un símbolo universal del cosmos y, como tal, es una fuente de conocimiento sobre el cosmos basado en leyes matemáticas. Según él, "todo conocimiento puede ser incluido en el eneagrama y con la ayuda del eneagrama puede ser interpretado. Y en esta conexión, el hombre conoce, es decir, entiende, sólo lo que es capaz de poner en el eneagrama". Oscar Ichazo, también ayudo mucho a desarrollar el eneagrama. Desde su adolescencia, en la década de los 40, participó en grupos esotéricos buscando técnicas para alterar la conciencia, entre estas, el zen, el sufismo, la Kabbalah, la yoga, el budismo, el confusionismo, el I Ching y las enseñanzas de Gurdjief. En 1964, al salir de un estado de "éxtasis divino" que lo mantuvo una semana en coma, Ichazo decidió dedicarse a enseñar. Eventualmente estableció los "Institutos Arica" en varias ciudades. El entrenamiento en estos institutos incluye preparación y medios para encontrarse con seres superiores y con el "maestro interior" llamado "Tub".

Fue Ichazo el que introdujo en el eneagrama la correlación de sus nueve puntos con nueve tipos de personalidad. Según Ichazo, cada persona nace como "esencia pura", pero para sobrevivir, se encuentra forzado a desarrollar una personalidad que será su ego. En algún momento entre la edad de los 4 y los 6 años, escoge uno de los 9 patrones básicos de pensamiento. Cada uno de estos patrones de pensamiento está conectado con un patrón de comportamiento. Esta personalidad escogida es la causa de la infelicidad. Entonces, para ser feliz, la persona debe regresar a su esencia, compensando por su "fijación del ego". Esto se logra cultivando el patrón de pensamiento y comportamiento opuesto y complementario al suyo. Debe hacer ejercicios especiales como meditación y las posiciones de mano al estilo budista (mudras). Como nada de esto tiene fundamento en la razón, Ichazo dice haber descubierto los tipos de personalidad del eneagrama durante uno de sus éxtasis y bajo la influencia de un ángel.

Algunos libros sobre el eneagrama han adoptado teorías sicológicas de Freud y Jung queriendo darle credibilidad. Esta táctica no debe engañarnos pues la gran influencia de estos hombres sobre el pensamiento moderno ha socavado la fe y la moral. Sin embargo sus ideas se aceptan como dogmas con los que se pretende juzgar a las doctrinas cristianas.

Distorsión doctrinal: La doctrina sobre el pecado se redefine en términos de limitaciones del tipo de personalidad y, ya que todas las personalidades tienen sus limitaciones intrínsecas, el pecado se percibe como algo inevitable y fuera de la responsabilidad personal.

La salvación. Si el pecado es causado por la personalidad, la solución que propone el eneagrama es compensar a base de cultivar la personalidad opuesta. Se olvida la necesidad de la redención por Cristo, del arrepentimiento y la conversión.

El eneagrama pretende ayudarnos a "descubrirnos a nosotros mismos", basado en un método que no concuerda con las enseñanzas cristianas. Debemos reiterar que hoy y siempre, es Jesucristo quien nos revela la verdad sobre el hombre y nos da la gracia para ser plenamente humanos. Sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

Los promotores del eneagrama católico, no hablan de los aspectos ocultos y esotéricos del eneagrama porque quieren presentarlo como compatible con la fe católica y por eso mezclan sus teorías con las ideas de los místicos católicos, como Santa Teresa y San Juan de la Cruz (Michael Pacwa, S.J., Catholics and the New Age Servant Publications, Ann Arbor, Michigan 1992, 111)

El P. Pacwa, S.J., quien enseñaba la materia y hoy es uno de sus grandes críticos, no cree que el eneagrama pueda ser purificado de sus ocultas raíces paganas y hacerse aceptable para un uso cristiano. En su experiencia todos los que se han aficionado por el eneagrama han practicado el Zen, la meditación trascendental, la numerología, el tarot o la astrología. Mezclar estas prácticas con el cristianismo no es diverso de la Santería donde el vudú es combinado torpemente, con ciertos aspectos del catolicismo. El P. Pacwa denuncia el eneagrama como infiltración gnóstico-esotérica entre los fieles católicos y advierte de sus resultados catastróficos.

¿Qué dice la Iglesia?: El documento oficial de la santa sede, Jesucristo Portador del agua viva, es una reflexión cristiana sobre la Nueva era. Entre los fenómenos que en el se tratan está el eneagrama. El glosario lo describe así: Eneagrama: (del griego ennéa = nueve + gramma = signo) el nombre designa un diagrama compuesto por un círculo con nueve puntos en su circunferencia, unidos entre sí por un triángulo y un hexágono circunscritos. Originariamente se utilizó para la adivinación, pero recientemente se ha popularizado como símbolo de un sistema de tipología de la personalidad que consta de nueve tipos caracterológicos básicos. Se hizo popular tras la publicación del libro The Enneagram de Helen Palmer, pero la autora reconoce su deuda con el médico y pensador esotérico ruso G. I. Gurdjieff, el psicólogo chileno Claudio Naranjo, y el autor Óscar Icazo, fundador de Arica. El origen del eneagrama permanece envuelto en el misterio, si bien algunos sostienen que procede de la mística sufí.

La Nueva Era, es solamente un nuevo modo de practicar la gnosis, es decir, esa postura del espíritu que, en nombre de un profundo conocimiento de Dios, acaba por tergiversar su palabra sustituyéndola por palabras que son solamente humanas. La gnosis no ha desaparecido nunca del ámbito del cristianismo, sino que ha convivido siempre con él, a veces bajo formas de corrientes filosóficas, más a menudo con modalidades religiosas o para religiosas, con una decidida aunque no declarada divergencia con lo que es esencialmente cristiano. Un ejemplo de esto puede verse en el eneagrama, instrumento para el análisis caracterial según nuevos tipos que cuando, se utiliza como medio de desarrollo personal, introduce ambigüedad en la doctrina y en la vivencia de la fe cristiana.

Jesucristo Portador del agua de la Vida 1.4

Conclusión: El eneagrama se coloca, como tantas cosas del New Age (Nueva Era), en una zona confusa entre la espiritualidad y la psicología. En esa misma zona está la psicología transpersonal. Es totalmente incompatible con el cristianismo dado a sus raíces esotéricas y paganas.
Autor: Padre Jordi Rivero

ALGUIEN DIJO...


§ Alguien dijo que un niño se lleva en el vientre durante nueve meses… Ese alguien no sabe que un hijo se lleva en el corazón toda la vida.
§ Alguien dijo que toma una seis semanas volver a la normalidad después de dar a luz… Ese alguien no sabe que después de dar a luz la normalidad no existe.
§ Alguien dijo que se aprende a ser madre por instinto… Ese alguien nunca fue de compras con un niño de tres años.
§ Alguien dijo que de "buenos" padres salen hijos "buenos"Ese alguien piensa que un hijo viene con instrucciones y garantía.
§ Alguien dijo que las "buenas" madres nunca gritan… Ese alguien nunca vio a su hijo romper con una pelota la ventana del vecino.
§ Alguien dijo que no se necesita una buena educación para ser madre… Ese alguien nunca ayudó con una tarea de matemática de cuarto grado.
§ Alguien dijo que no se puede amar al segundo, tercer ó cuarto hijo como al primero… Ese alguien sólo tuvo un hijo.
§ Alguien dijo que se pueden encontrar en los libros las respuestas a todas las preguntas sobre como criar hijos… Ese alguien no tuvo un hijo que se metió un fríjol en la nariz.
§ Alguien dijo que lo más difícil de ser madre es el parto… Ese alguien nunca dejó a su hijo en la escuela el primer día del Jardín.
§ Alguien dijo que una madre puede hacer su labor con los ojos cerrados y una mano atada a la espalda… Ese alguien nunca organizó la fiesta de cumpleaños de su hija.
§ Alguien dijo que una madre puede dejar de preocuparse cuando los hijos se casan… Ese alguien no sabe que el matrimonio agrega yernos y nueras al corazón de una madre.
§ Alguien dijo que el trabajo de una madre termina cuando el último hijo se va del hogar… Ese alguien no tiene nietos.
§ Alguien dijo que una madre sabe que su hijo la ama, así que no hay necesidad de decírselo… Ese alguien no es madre.
§ Alguien dijo que una madre no necesita de la comprensión y del "te quiero" del hijo... Ese alguien no es un hijo.

LA ORACIÓN... VOZ DEL ALMA


La oración despierta sentimientos que crecen sin siquiera saber nosotros de donde provienen.

Una voz se abre paso en mi interior como un susurro que me acompaña y me consuela, me comprende y me fortalece ¡Es que es mi Señor el que se hace Amigo, Hermano y Maestro cuando con humildad elevo mis palabras al Cielo! Ya no hay paredes a mi alrededor, todo es silencio y escucha, el mundo se congela por un instante, donde hasta el canto de los pájaros se ha suspendido para dar paso al dialogo santo. Los Ángeles escuchan atentos, sonríen y envuelven la escena. Son momentos donde la Divinidad se acerca a la humanidad, porque la voluntad del hombre conmueve el corazón de Dios y lo invita a alegrarse de Su creación.

Si, es el alma la que expresa su voz cuando con sinceridad nos abrimos a hablar con Dios ¡Oh, la oración, si supiera el hombre sobre los maravillosos efectos y giros que se producen en el cielo cuando un alma ora con devoción! La oración abre las puertas del Corazón de Dios, y derrama ríos de Gracia que bañan nuestra alma, la que canta, sonríe y se alegra. Pero nuestra humanidad, poco dócil y dada a la pereza espiritual, suele darnos las espaldas al deseo de orar, y así sentimos que el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil. Señor, ¿cómo llegar a hablar contigo si es que no tengo la fe, la fortaleza y la perseverancia necesarias?

Jesús, nuestro Amigo, está siempre allí, del otro lado de ese desierto que debemos atravesar para llegar a Su Corazón. El desierto es nuestra humanidad que se resiste porque prefiere la comodidad a la entrega, la vanidad a la negación del ser, el mundo al Cielo. Cuando pisamos la arena caliente nos sentimos invadidos por la sequedad espiritual, pero si mantenemos la vista firme puesta en las verdes praderas que se dibujan en el horizonte, seremos capaces de caminar, y llegar.

Jesús, mi Señor, Tú me esperas allí, porque sabes que en la oración descubro el diálogo contigo. Palabras que me llevan a Ti, al abrazo fraterno que como Dios Amigo me das cuando Te busco y llamo.

El orar es una experiencia única, un nuevo descubrimiento cada vez. Si, porque la oración es siempre distinta, se nos presenta como un mar de distintas tonalidades, oleajes y hasta de diversidad en la intensidad de las mareas. Muchas veces el diálogo con Dios fluye fácil y directo, en otras oportunidades el orar se presenta como una tarea pesada y difícil como el avanzar en un océano turbulento y ventoso, mientras que en otros casos se ilumina nuestra alma con el fluir del rezo, produciendo un gozo que es difícil de explicar ¿Por qué es así?

Es Dios quien nos da la Gracia de encontrar distintos efectos en la oración. No se supone que el dialogo con Dios tenga una respuesta predecible, porque es siempre una propuesta de nuestra alma en espera de la respuesta del Señor. Así, Jesús juega muchas veces con nosotros, se oculta, o se manifiesta, nos hace ver Su sutil pero maravilloso sentido del humor, o nos insufla sentimientos profundos que nos hacen llorar sin saber por qué, o simplemente nos escucha con atención, como un verdadero Buen Amigo.

La oración despierta sentimientos que crecen sin siquiera saber nosotros de donde provienen. Es un misterio que se esconde en nuestro interior, caprichoso y ávido de sorprendernos cuando menos lo esperamos. Si, es la voz del alma. Esas emociones inexplicables son la manifestación de una vida que trasciende lo racional, porque son la expresión de nuestra vida espiritual, creada por Dios. Al orar, nuestra alma pide a gritos que reconozcamos su existencia, que comprendamos que debajo de esa maraña de pensamientos, miedos y seguridades, hay algo más, hay un puente que nos acerca a la Divinidad, a Dios.

Con los años he meditado mucho sobre esos intrincados espacios escondidos muy dentro de nuestro ser, y particularmente he descubierto en la oración y la meditación a la puerta que abre esos sentimientos. Las emociones se explican por el sentido de unidad en la Divinidad de Él que me escucha, de Aquel que aguarda pacientemente el derramamiento de mis palabras, de mis pensamientos, de mis sentimientos. Esas emociones han adquirido un sentido inmenso, se manifiestan como la alegría de ser amigo de Dios, el que todo lo puede, el que todo lo da.

Señor, yo te hablo, Tu me escuchas, mírame aquí, no tengo palabras para decirte lo que siento, pero Tú, Tú lo sabes todo.
Autor: Oscar Schmidt

OREMOS
Te pedimos, Señor, que todas las súplicas que salen de mi corazón, lleguen a Ti a través del Sacratísimo Corazón de Jesús, y que las gracias retornen a mí, a través del Corazón Santísimo de Nuestra Madre María, la dispensadora de gracias.
JMPC

AUTENTICIDAD


Las experiencias, el conocimiento y la lucha por concretar propósitos de mejora, hacen que con el tiempo se vaya conformando una personalidad propia.

Toda obra original es valiosa, sobre todo si pensamos en algunas esculturas y pinturas, cualquier copia tendrá algunos rasgos que la hacen diferente e imperfecta de acuerdo al original. Por el hecho de existir y poseer unas características y cualidades propias, todos somos "originales", pero no quiere decir que somos personas "de una pieza", íntegros, es decir, auténticos.

El valor de la autenticidad le da a la persona autoridad sobre sí mismo ante sus gustos y caprichos, iniciativa para proponerse y alcanzar metas altas, carácter estable y sinceridad a toda prueba, lo que le hace tener una coherencia de vida.

El deseo de superación siempre será bien visto, pero con relativa frecuencia perdemos tiempo en querer ser precisamente lo que no somos: porque en ocasiones gastamos más de lo que tenemos para dar la apariencia de un muy buen trabajo o una mejor posición económica, no se diga en el modo de comportarse o de vestir según el círculo social al que queremos pertenecer; copiar el estilo de hablar elocuente o gracioso que utiliza otra persona, o la tendencia a participar activamente en conversaciones como conocedor y erudito, sin tener el mínimo conocimiento. En resumidas cuentas, esta manera de ser se debe a la falta de aceptación de sí mismo.

En ocasiones la auto-aceptación se hace más difícil por lamentarnos de lo que no tenemos. En distintos momentos y circunstancias personas han dicho: "si hubiera nacido en una familia con mejor posición económica, otra cosa hubiera sido"; "si yo tuviera las cualidades que (aquel) tiene..."; "si hubiera tenido la posibilidad de una mejor educación..."; "si se me hubiera presentado esa oportunidad..." ¿No es también una pérdida de tiempo de la que hablamos al principio?

Pensar y analizar lo que somos, nos lleva a encontrar pequeñas - e incluso grandes - incongruencias en nuestra persona: si nos dejamos llevar por la opinión general de las personas que frecuentamos, es posible entrever una conducta mecánica, y tal vez contraria a nuestros valores. ¿Cuántas veces callamos nuestro punto de vista por temor a quedar mal y ser relegado? Se ha visto a personas entrar casi "de incógnitos" a la iglesia, por temor a verse sorprendido por alguno de sus conocidos que pase en ese momento por ahí. Una persona congruente reacciona, opina y actúa siempre de acuerdo a sus convicciones y su formación.

Reflexionar sobre lo que queremos ser, debe ir acompañado de propósitos con metas alcanzables. ¿Qué hace la persona que es excelente conversador?, se da tiempo para leer, para informarse, para aprender a contar anécdotas. ¿Cómo es que aquel compañero de trabajo es tan eficiente?, estudió, profundizó y aprendió aquellos temas que eran de su particular interés, además de una autodisciplina que lo hace realizar las cosas con orden. ¿Por qué un amigo es capaz de interpretar cualquier melodía que le piden en una reunión? Seguramente aprendió música y dedica tiempo suficiente para practicar. Toda persona que posee una serie de características distintivas, ha puesto empeño y esfuerzo en lograr "lo que quiere ser". Para ser auténticos hace falta algo más que copiar partes de un modelo, como si quisiéramos adueñarnos de una personalidad que no nos pertenece, o peor aún, pasar la vida esperando "la gran oportunidad" para demostrar lo que somos y lo que podemos lograr. Las experiencias, el conocimiento y la lucha por concretar propósitos de mejora, hacen que con el tiempo se vaya conformando una personalidad propia.

¿Qué hacer entonces para ser auténticos?:
§ Evitar la mentira y la personalidad múltiple. Ser el mismo siempre, independientemente de las circunstancias.
§ Luchar contra la vanidad. Que nos lleva a elevarnos por encima de lo que somos para cubrir nuestras flaquezas o exaltar nuestras cualidades. Vivir de acuerdo a nuestras posibilidades, evitando lujos fuera de nuestro alcance.
§ Prepararnos para adquirir aquellas destrezas o habilidades que nos hacen falta para el trabajo o para sacar adelante a la familia.
§ Cooperación y comprensión para evitar el deseo de dominio sobre los demás, respetando sus derechos y opiniones.
§ Ser fieles a las promesas que hemos hecho, de esta manera, somos fieles con nosotros mismos.
§ Cumplir responsablemente con las obligaciones que hemos adquirido en la familia o el trabajo.
§ Hacer a un lado simpatías e intereses propios, para poder juzgar y obrar justamente.
§ Esforzarnos por vivir las leyes, normas y costumbres de nuestra sociedad.
§ No tener miedo a que "me vean como soy". De cualquier manera, mientras no hagamos algo para cambiar, no podemos ser otra cosa.

La autenticidad da a la persona una natural confianza, pues con el paso del tiempo ha sabido cumplir con los deberes que le son propios en el estudio, la familia y el trabajo, procurando perfeccionar el ejercicio de estas labores superando la apatía y la superficialidad, sin quejas ni lamentaciones. Por la integridad que da el cultivo de este valor, nos convertimos en personas dignas de confianza y honorables, poniendo nuestras cualidades y aptitudes al servicio de los demás, pues nuestras miras van más allá de nuestra persona e intereses.
Encuentra.com

EL NIÑO Y LAS NUECES


Un niño halló un frasco de nueces en la mesa.

§ Me apetecería comer nueces – pensó - sin duda mi madre me las daría si estuviera aquí. Tomaré un buen puñado

Así que metió la mano en el frasco y tomó tantas como pudo. Pero cuando intentó sacar la mano, descubrió que el cuello del frasco era muy pequeño. Tenía la mano atorada (atascada), pero no quería soltar las nueces. Lo intentó una y otra vez, pero no podía sacar todo el puñado. Al fin rompió a llorar.

En ese momento su madre entró en el cuarto.
-“¿Qué te sucede?” - preguntó.
-No puedo sacar este puñado de nueces del frasco - sollozó el niño.
-Bien, no seas tan codicioso - dijo su madre - toma un par, y no tendrás problemas para sacar la mano
-Qué fácil fue - dijo el niño al alejarse de la mesa - yo mismo pude haber pensado en ello
Fábula de Esopo