lunes, 28 de noviembre de 2016

OBISPOS RESPONDEN A TERGIVERSACIONES SOBRE ABSOLUCIÓN AL PECADO DEL ABORTO


CARACAS, 28 Nov. 16 / 12:26 pm (ACI).- La Comisión Episcopal de Familia e Infancia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), publicó un comunicado aclarando “algunas tergiversaciones” publicadas por medios de prensa sobre la absolución del pecado del aborto, en el marco de la carta apostólica Misericordia et Misera del Papa Francisco.
El Santo Padre publicó el 21 de noviembre, un día después de culminado el Año de la Misericordia, su carta apostólica Misericordia et Misera, en la que, entre otras disposiciones, señaló que “de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto”.
Algunos medios de prensa interpretaron la disposición del Papa Francisco como una reducción de la gravedad del pecado del aborto, e incluso como que esta práctica ya no era considerada un pecado.
En su documento publicado el 28 de noviembre, los obispos venezolanos recordaron que “al igual que la Iglesia, todas las personas con sentido común, y la misma ciencia, corroboran la presencia de todo el potencial humano en el ser engendrado, desde su misma concepción”.
Precisamente por esto, “el aborto es una acción directa contra un ser humano en el vientre materno. Es arrancar la vida a un ser inocente, indefenso y débil. Es considerar al feto como ‘material de descarte’”.
“Debido a la gravedad de esta acción en sí misma, porque es un atentado muy grave contra la vida humana, la Iglesia reservó el perdón de este pecado a los obispos”, señalaron.
Los obispos venezolanos destacaron que la decisión del Papa Francisco, de permitir que todos los sacerdotes del mundo absuelvan el pecado del aborto, “es un gesto de misericordia hacia quienes sufren por haber incurrido en estas graves faltas”.
Recordaron además que el propio Francisco, en su carta apostólica, reiteró “con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”.
Al mismo tiempo, el Papa destacó que “no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre”.

Los obispos venezolanos concluyeron su mensaje recordando que la defensa de la Iglesia Católica “por el derecho humano primario de la vida desde su concepción hasta la muerte natural, forma parte del Evangelio de Jesucristo que dignifica a todos los seres humanos y es una fuente de armonía, de paz y desarrollo”.