lunes, 31 de diciembre de 2012

FELIZ AÑO NUEVO

NO ELIJAS ASI NO MAS

ADIÓS 2012




Se nos acaba el año 2012. Televisiones, radios, revistas...hacen un repaso general al año. Lo bueno y lo malo que nos ha llegado... ¿Hacemos lo mismo con nuestra vida? ¿Revisamos lo que hemos hecho durante este año? ¿Analizamos la respuesta que hemos dado a los acontecimientos buenos y malos? ¿Hemos actuado como debíamos?

Mira las cosas que has hecho mal. Úsalas para aprender de tus errores, pero no te quedes ahí, sólo para lamentarte de ellas y hundirte cada vez más. Reconocerlas nos ayuda a crecer.

Y lo más importante, debemos entrar en nuestro corazón. ¿Qué hay en su interior? ¿Ha aumentado el amor? ¿Cuántas tiritas hemos tenido que ponerle? ¿Están ahí, en su interior, los más débiles, aquellos que más nos necesitan?

Este día solemos hacer propósitos. Muchos de ellos no duran demasiado. Nos excusamos diciendo que han sido fruto de un momento de exceso de emoción...Ya sé, que para muchos, esta noche no se prestará a reflexionar. La pasaréis entre música, ruido, algarabía... Empezará el 2013 y al poco tiempo diréis. ¡Va! al fin y al cabo sólo es un día más que ayer... Pero sería bueno buscar un momento para vosotros solos. No os digo que asistáis a una oración de fin de año de las que hacen algunas comunidades religiosas. Sólo os pido que busquéis un momento de soledad. Pensad entonces en la persona más débil de vuestro entorno. Aquella que creéis que está más sola, más abandonada. La que necesita más amor. Toma entonces una resolución, sólo una, referente a esa persona (o personas, puede ser un colectivo). Y luego, lucha todo el año 2013 para cumplirla. Es la mejor manera de despedir el 2012. Adiós 2012...

Joan Josep Tamburini

¿CUÁNTAS OTRAS COSAS NOS ESTAMOS PERDIENDO?



Un hombre se sentó en una estación de metro en Washington DC y comenzó a tocar el violín, era una fría mañana de enero. Jugó seis piezas de Bach durante unos 45 minutos. Durante ese tiempo, ya que era hora punta, se calcula que 1.100 personas pasaron por la estación, la mayoría de ellos en su camino al trabajo.

Tres minutos pasaron, y un hombre de mediana edad cuenta de que había músico que toca. Se aminoró el paso y se detuvo por unos segundos, y luego se apresuró a cumplir con su horario.

Un minuto más tarde, el violinista recibió su primer dólar de propina: una mujer arrojó el dinero en la caja y sin parar, y siguió caminando.

Unos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar a él, pero el hombre miró su reloj y comenzó a caminar de nuevo. Es evidente que se le hizo tarde para el trabajo.

El que paga la mayor atención fue un niño de 3 años. Su madre ha marcado a lo largo, se apresuró, pero el chico se detuvo a mirar al violinista. Por último, la madre empuja duro, y el niño siguió caminando, volviendo la cabeza todo el tiempo. Esta acción fue repetida por varios otros niños. Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir adelante.

En los 45 minutos que el músico tocó, sólo 6 personas se detuvieron y permanecieron por un tiempo. Alrededor del 20 le dieron dinero, pero siguió caminando a su ritmo normal. Se recaudó $ 32. Cuando terminó de tocar y el silencio se hizo cargo, nadie se dio cuenta. Nadie aplaudió, ni hubo ningún reconocimiento.

Nadie lo sabía, pero el violinista era Joshua Bell, uno de los músicos más talentosos del mundo. Él había jugado sólo una de las piezas más complejas jamás escritas, en un violín por valor de 3,5 millones de dólares.

Dos días antes de su forma de tocar en el metro, Joshua Bell agotó en un teatro en Boston, donde los asientos de un promedio de $ 100.

Esta es una historia real. Joshua Bell tocando incógnito en la estación de metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de la gente. Las líneas generales fueron los siguientes: en un entorno común a una hora inapropiada: ¿Percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla? ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una de las posibles conclusiones de esta experiencia podrían ser:

Si no tenemos un momento para detenerse y escuchar a uno de los mejores músicos del mundo tocando la mejor música jamás escrita, ¿cuántas otras cosas nos estamos perdiendo?

Por: Josh Nonnenmocher

¡Se atreven a compartir!

«DIOS TE AMA AUNQUE SEAS UN CANALLA Y UN MENTIROSO», DICE KIKO ARGÜELLO A TODOS LOS «HECHOS POLVO»



Potente predicación en Madrid en el Día de la Familia.

"Si estás perdido, hecho polvo, si ahora aceptas a Cristo y su inmolación por ti puedes recibir ya, ahora mismo, el perdón de los pecados", dijo el iniciador del Camino Neocatecumenal.

Una de las novedades de esta edición del Día de la Familia en Madrid (la sexta ya) fue la predicación expresamente kerigmática de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, ante la enorme multitud de muchos miles de personas reunidas en la Plaza de Colón de la capital española.

Kiko inició su intervención alabando a Dios, pidiendo la ayuda del Espíritu Santo y cantando su canción "Yo vengo a reunir", basada en las palabras del profeta Isaías. Señaló las banderas "de los hermanos que hay aquí de Polonia, de Croacia, de Bosnia y de Francia", cumpliendo así lo que el canto anuncia: "vendrán de las naciones y verán mi Gloria, dice el Señor".

Kiko cantó con mejor voz y más ánimo que en años anteriores, entusiasmado por poder predicar el kerigma, el anuncio de la salvación de Dios. Se movía por el escenario "para entrar en calor", decía a la multitud que soportaba con humor y buen ánimo las gélidas temperaturas y el cielo gris.

Predicaba sin papeles a partir de una idea de Benedicto XVI: que la crisis de la familia es una consecuencia de la crisis de la fe. La conclusión es clara: para ayudar a las familias, hay que fortalecer la fe.

"Cristo murió por todos, para que ya no vivan más para sí. Pasó lo viejo, todo es nuevo, Cristo nos ha confiado el ministerio de la reconciliación, ¡reconciliaos con Dios!", exhortó, siguiendo las cartas de San Pablo.

LA GRATUIDAD DEL AMOR DE CRISTO

"Cristo ha dado la vida para que todos recibamos la vida inmortal, la vida eterna. Cristo es Dios, y el amor de Cristo es lo que mantiene el universo. Dios quiere que vivamos en esa verdad, en Cristo Crucificado. Dios quiere darnos gratis ese amor", insistió.

"Para ayudar a las familias hemos de reforzar su fe, y la fe viene por el oído, ¡escuchad!", pedía con vehemencia.

EL KERIGMA

El kerigma es el anuncio de que Cristo nos salva del pecado y de la muerte, y Kiko quiso explicarlo desde el principio mismo: Eva, la Serpiente y el pecado original.

Según explicó, Eva ya conocía el bien, y la Serpiente le tentó ofreciéndole conocer también el mal. "Serás como Dios, conocerás el bien y el mal, seréis sabios, es falso que vayáis a morir si coméis del Árbol del Bien y del Mal", decía la Serpiente, que como Kiko insistió, era un ángel caído.

"La serpiente mentía, porque después de comer del árbol el hombre empezó a morir, y hoy muere. Es el pecado original. Y a consecuencia de eso, hoy el hombre vive sólo para sí mismo. Kierkegaard habla de la muerte óntica, de la muerte de nuestro ser profundo", continuó Kiko.

LA VIDA COMO OBRA DE TEATRO

Aunque no mencionó a Calderón de la Barca, Kiko planteó una interesante analogía con "El Teatro del Mundo" del gran dramaturgo. Comparó la vida con una obra de teatro, donde Dios, el director, da a cada uno un rol, un papel, una identidad. "Pero, si Dios no existe, ¿yo qué soy? Si no hay director en la obra, ¡no tengo personaje, no tengo papel! Y así va el mundo: divorcios, adulterios, fornicaciones, en la TV, en las películas, con el divorcio exprés, las guerras, los abortos, drogas, asesinatos, las barbaridades de Auschwitz hace pocos años... porque el hombre ha rechazado a Dios".

Frente a eso planteó otra mujer y otro ángel: el arcángel San Gabriel y María. "Él le da la buena noticia, ella la acepta, y entonces el Espíritu Santo gesta a Cristo en ella". De igual forma, dijo, quien escucha la buena noticia, el kerigma, y le dice sí, verá como el Espíritu Santo gestará a Cristo en su interior.

"Yo hablo, tú escuchas, y no me importa si me atacan. Yo anuncio que Cristo se ha entregado y ha muerto por ti y por mí para que recibamos el perdón de los pecados y la vida eterna", resumió, yendo por fin al meollo del asunto.

EL ANUNCIO DE LA BUENA NUEVA

"Dios te ama aunque seas un canalla y un mentiroso. Dios ha enviado a su hijo para salvarte por su Resurrección, porque Cristo ha resucitado. Así que si estás perdido, hecho polvo, si ahora aceptas a Cristo y su inmolación por ti puedes recibir ya, ahora mismo, el perdón de los pecados. Y esto es lo que anunciaremos en Misión Madrid, por ejemplo, porque Dios ha querido salvar al mundo a través de este anuncio".

Kiko admitió que la gente suele vivir distraída y "con los oídos tapados", por lo que pide actos de "un amor nuevo que les haga que abran los oídos".

"Con la Nueva Evangelización no estamos contra nadie, sino que el Señor nos llama para ayudar a todos los hombres. Y así la muerte ya no es triste, los funerales cristianos son una fiesta, es el Dies Natalis, el día del nacimiento a una nueva vida y el cementerio es donde se duerme esperando la Segunda Venida", concluyó.

Kiko también explicó que "todo esto del kerigma lo cuento en un librito que he publicado hace poco" (El kerigma en las barracas con los pobres, Ed. BuenasLetras).

A continuación, la orquesta del Camino Neocatecumenal interpretó dos piezas de su sinfonía sobre el sufrimiento de los inocentes: "La espada" (sobre el dolor que como una espada atraviesa a María al pie de la Cruz) y "Resurrexit", una celebración enérgica de la Resurrección.

Pablo J. Ginés / ReL

LA MATERNIDAD DE MARÍA – 30 DE DICIEMBRE


María es verdaderamente la Madre de Dios, pues es Madre de Jesús, quien es verdadero Dios y verdadero hombre. Conoce esta antigua y fundamental creencia de la Iglesia.

La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Sma. Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de “María Madre de Dios”. Ya en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa, en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: “María, Madre de Dios”.

Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? úes Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y ya podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura humana puede tener.

Pero, ¿es que Dios ha tenido principio? No. Dios nunca tuvo principio, y la Virgen no formó a Dios. Pero Ella es Madre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios.

Y qué hermoso es repetir lo que decía San Estanislao: “La Madre de Dios es también Madre mía”. Quien nos dio a su Madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representa a nosotros: “He ahí a tu madre”, ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedimos en nombre de la Madre Santísima?

Al saber que nuestra Madre Celestial es también Madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran confianza hacia Ella.

Cuando en el año 431 el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios, se reunieron los 200 obispos del mundo en Éfeso (la ciudad donde la Sma. Virgen pasó sus últimos años) e iluminados por el Espíritu Santo declararon: “La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios”. Y acompañados por todo el gentío de la ciudad que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”.

El título “Madre de Dios” es el principal y el más importante de la Virgen María, y de él dependen todos los demás títulos y cualidades y privilegios que Ella tiene.

Los santos muy antiguos dicen que en Oriente y Occidente, el nombre más generalizado con el que los cristianos llamaban a la Virgen era el de “María, Madre de Dios”.

Tomado de: “María, Madre de Dios” en Vidas de Santos, Tomo I, SÁLESMAN. Eliecer P, Apostolado Bíblico Católico, Bogotá, 1993, pp.13-14.

Gabriel González Nares

HOY ES NOCHE VIEJA



Deseo dormir en paz la última noche del año y despertar con el alma renovada para emprender la nueva jornada de este año que comienza.

Se fue un año más.


Al final del año es conveniente hacer un balance de los 365 días, para ver qué se hizo con ese año de vida. Conviene también saldar todas las deudas que se tienen con Dios y con los demás.

Quiero asomarme a la ventana de mi casa y mirar hacia atrás, hacia ese largo camino que he recorrido durante todo el año.

Si algo puedo ver, es que cada día de ese año transcurrido estuvo lleno del amor de Dios. Estoy en deuda con Él; por eso mi primera palabra al final del año es: ¡Gracias!.

Pero, al lado de tantas bondades de ese Dios, está la triste historia de la ingratitud y la mediocridad para con ese gran amigo. Por eso la segunda palabra tiene que ser: "¡Perdóname todos los errores, todas las mediocridades!. ¡Yo sé que me perdonas!"

Pero hay una tercera palabra que quiero decir: "Te pido un gran año para hacer con el una gran tarea, ayúdame a que este año que empieza sea mejor, que valga la pena vivir. Conviértelo en un gran año. Que aquello de "próspero año nuevo" no se quede en una ironía, sino en una verdad.

También quiero, al final del año, saldar cuentas con mi prójimo, quiero sacar de mi espíritu, arrancar, tirar todos los rencores, odios, resentimientos hacia mis hermanos. Quiero terminar el año bien con todos. Quiero poder decir que no tengo malos sentimientos hacia ningún ser humano.
Es hora de pedir perdón a todos los que en el camino he herido, molestado, desairado. A los que tenían derecho a esperar una respuesta y no se la di, a los que necesitaban una palabra de aliento y me quedé con ella. A los que encontré tirados en el camino de la vida, desesperados, tristes, vacíos de Dios y de ilusión, y pasé de largo porque tenía mucha prisa. Quiero pedirles perdón.

Deseo dormir en paz la última noche del año y despertar con el alma renovada para emprender la nueva jornada de este año que comienza.

Es importante recordar que este año será lo que cada uno haga con él. ¿Será el mejor o será el peor? ¿Será uno de tantos, ni bueno ni malo, sino todo lo contrario? De cada uno de nosotros depende.

Dios que te da ese año nuevo es el que más ardientemente te dice: ¡FELIZ AÑO!

Al Dios que me dio la vida, ¡gracias!.

Al Dios de mis días felices, ¡gracias!.

Al Amor de mis amores, ¡gracias!.

Puesto que al final de la vida me examinarán del amor, perdóname por no haber amado lo suficiente, y concédeme morir de amor.

Autor: P Mariano de Blas

DON INCOMPARABLE DE DIOS



La fe es un don precioso que hay que alimentar en los propios hijos.

Los padres “no son los amigos o los dueños de la vida de sus hijos, sino los custodios de este don incomparable de Dios”. Lo indicó el Papa durante el Ángelus, al recordar a la familia de Jesús. Benedicto XVI invitó a “que el amor, la fidelidad y la dedición de María y José sirvan de ejemplo para todos los esposos cristianos”. En la familia de Jesús, añadió, hay un “misterio lleno de fe y de humanidad”, al que podemos entrar siguiendo el ejemplo de María y José.

“La preocupación de María y José por Jesús -explicó Benedicto XVI- es la misma de cada padre que educa a un hijo, lo introduce a la vida y a la comprensión de la realidad”. Después de haber invitado a una “necesaria y especial oración al Señor por todas las familias del mundo”, el Pontífice expresó su deseo de que “los padres se preocupen seriamente por el crecimiento y la educación de los propios hijos, para que maduren como hombres responsables y ciudadanos honestos, sin jamás olvidar que la fe es un don precioso que hay que alimentar en los propios hijos también con el ejemplo personal”.

“Al mismo tiempo -prosiguió-, oremos para que cada niño sea acogido como don de Dios, sea sostenido por el amor del padre y de la madre, para poder crecer como el Señor Jesús «en sabiduría, edad y gracia ante Dios y los hombres» (Lc 2,52)”.

“El silencio de José -concluyó el Papa-, hombre justo (cfr Mt 1,19), y el ejemplo de María, que guardaba todo en su corazón (cfr Lc 2,51), nos hagan entrar en el misterio lleno de fe y de humanidad de la Santa Familia. Deseo a todas las familias cristianas vivir en presencia de Dios con el mismo amor y con el mismo gozo de la familia de Jesús, María y José”.

Autor: Benedicto XVI

domingo, 30 de diciembre de 2012

DIOS TE SALVE...

NO FALTA ALGUNA...

PERDER A JESÚS



"Los padres de Jesús iban cada año a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Y así, cuando Jesús cumplió doce años, fueron todos allá, como era costumbre en esa fiesta. Pero pasados aquellos días, cuando volvían a casa, el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres se dieran cuenta. Pensando que Jesús iba entre la gente hicieron un día de camino; pero luego, al buscarlo entre los parientes y conocidos, no lo encontraron. Así que regresaron a Jerusalén para buscarlo allí.

Al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado entre los maestros de la ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que le oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando sus padres le vieron, se sorprendieron. Y su madre le dijo:

– Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia.

Jesús les contestó:

– ¿Por qué me buscabais? ¿No sabéis que tengo que ocuparme en las cosas de mi Padre?

Pero ellos no entendieron lo que les decía.

Jesús volvió con ellos a Nazaret, donde vivió obedeciéndolos en todo. Su madre guardaba todo esto en el corazón. Y Jesús seguía creciendo en cuerpo y mente, y gozaba del favor de Dios y de los hombres."

Como María y José, nosotros también podemos perder a Jesús. En realidad, lo que nos pasa, es que no sabemos buscarlo. Él está en la casa del Padre, que no necesariamente es el templo. Dios está dónde están "sus asuntos". A Jesús, lo encontraremos ocupándose de esos "asuntos". Y los asuntos de Dios somos los hombres. Por eso Jesús pasó su vida curando, expulsando demonios, haciendo andar a cojos y ver a ciegos. Anunciando la Buena Nueva. Porque esos son los "asuntos" de su Padre.

A María y José les pasó como a la mayoría de los padres: no entendieron a Jesús. Los padres quieren para sus hijos lo mejor; pero esto hace, que a veces no se escucha qué es lo que los hijos quieren. Hay que educar a los hijos en valores. Hay que amarlos y darles seguridad; pero también hay que respetarlos en el camino que desean emprender, porque ese es "su camino". Los padres les han de dar pistas, construir los fundamentos, que luego les permitan tomar sus decisiones.

María en este texto nos da una lección. Muchas veces, en la vida, no entenderemos lo que nos ocurre. Como ella, debemos guardar estas cosas en nuestro corazón. La vida, poco a poco, nos irá desvelando el por qué de las cosas.

Si nos encontramos lejos de Jesús, preguntémonos dónde estaría Él si se encarnara ahora. Miremos también nuestro interior más profundo. Allí donde hemos guardado tantas cosas. Seguro que lo encontramos...

Joan Josep Tamburini

JESÚS HABLA



VIRGEN MARÍA: EL DÍA QUE TRAJE AL MUNDO AL SALVADOR, CAMBIÓ EL DESTINO DE LA HUMANIDAD

Lunes, 24 de diciembre del 2012, a las 18:00 hrs.

Mi niña, el día que traje al mundo al Salvador, cambió el destino de la Humanidad.

Yo amé a este pequeño niño con una pasión como la de cualquier otra madre. Pero hubo otra gracia extra, dada a Mí por Mi Padre. Esta fue la gracia de la protección. Yo protegí a Mi Hijo, desde el principio, de una manera diferente. Sabía que Él era el Mesías prometido y, por lo tanto, se Me había dado una responsabilidad muy especial, aunque Yo no tenía idea de la magnitud que esta responsabilidad acarrearía.

No Me fue dado el entender, desde el principio, que Mi Hijo, el Salvador, enviado por Dios a salvar la raza humana del fuego del infierno, sería asesinado. Esta parte de Mi misión vino como un terrible impacto y Mi dolor era indescriptible, era demasiado intenso.

Yo sufrí a través de Mi Hijo, en El y con El. Incluso hoy día, siento Su dolor y tristeza, con la incredulidad de la existencia de Mi Hijo, en el mundo de hoy. Como la Madre de la Salvación, Mi responsabilidad es asistir a Mi Hijo en Su plan para salvar almas.

Este es el tiempo del diluvio, es el tiempo de rápidos y repentinos cambios. Así como las guerras estallarán y una gran guerra emerge de las cenizas, el Plan de Dios aumentará su ritmo, para despertar Su Presencia entre todas las naciones y todas las razas.

Mi niña, te ruego que reces el Santo Rosario mientras Yo hoy lloro. Mis lágrimas, que tú acabas de presenciar, son por aquellas almas que no reconocerán a Mi Hijo. Son aquellos Cristianos, que dicen que aceptan a Jesucristo como Salvador y que lo insultan, no rezándole a Él, que Lo entristece más.

La difusión del ateísmo es como una terrible epidemia barriendo la Tierra. Dios no ha sido olvidado, en su lugar, Su Existencia está siendo deliberadamente ignorada. Sus leyes prohibidas en los países. Sus Iglesias no son honradas. Sus siervos sagrados demasiado tímidos y sin coraje suficiente para proclamar Su Santa Palabra.

La Tierra ahora cambiará tanto física como espiritualmente. La limpieza ha comenzado. La batalla será librada entre aquellos que siguen al maligno y la Iglesia Remanente de Dios.

Aquellos leales a Mi Hijo deben llamar siempre a Mí, su amada Madre del la Salvación, para que Yo pueda consagrarlos a Mi amado Hijo, con el fin de concederles gracias muy necesarias. Ustedes deben estar preparados como soldados de Jesucristo. Su armadura debe hacerse más fuerte, porque su papel es como el de un cruzado y tendrán que marchar contra una gran crueldad e injusticia.

Vayan en paz hijos y manténganse en oración diaria, mientras los cambios comienzan, para que la salvación de la Humanidad pueda ser alcanzada.

Todo será hecho de acuerdo con la Santa Voluntad de Mi Padre, a través de Su único Hijo, Jesucristo. A ustedes, hijos Míos, que piden Mi ayuda, se les concederá una gran protección para sus países.

Su amada Madre, La Madre de la Salvación

HABRÁ UN GRAN DILUVIO. USTEDES TAMBIÉN PRESENCIARÁN INUNDACIONES MÁS PEQUEÑAS A TRAVÉS DE OTROS PAÍSES.

Martes, 25 de diciembre del 2012, a las 19:20 hrs.

Mi muy querida y amada hija, Mi Plan de Salvación para el mundo, comenzó en Mí Tiempo, en el 22 de diciembre del 2012.

Este tiempo en el mundo es Mío, mientras Yo reúno a todos los hijos de Dios, como uno solo, mientras la gran batalla comienza.

Este período de Gran Tribulación durará algún tiempo. Las guerras se intensificarán hasta que la Gran Guerra sea declarada y el mundo cambiará.

Todas las naciones presenciarán los cambios. Ustedes deben estar preparados para esto y aceptar, que todas estas cosas deben suceder antes de Mi Segunda Venida.

Habrá un gran diluvio. Ustedes también presenciarán inundaciones más pequeñas a través de otros países.

El clima empezará a cambiar y el tiempo será diferente, de una manera, que parecerá extraña para ustedes.

Este es un tiempo para que todos aquellos, que han abierto sus ojos a la Verdad, planifiquen el camino para Mí, para que Yo pueda recibirlos a todos en Mis Sagrados Brazos.

No tengan miedo, porque Mi Amor diluirá mucho y sus oraciones pueden mitigar y mitigarán muchas de estas cosas, así como las atrocidades planeadas por la bestia.

Su Jesús

DIOS PADRE: PRONTO, UNA NUEVA LUZ, UN NUEVO SOL, SERÁ VISTO

Jueves, 27 de diciembre del 2012, a las 18:20 hrs.

Mi queridísima hija, este es un mensaje de gran esperanza para todos Mis hijos.

El tiempo para que los cambios, que fueron predichos, cuando la Tierra se volverá, los planetas cambiaran y el clima ya no será predecible, está sobre ustedes.

Mi Gran Poder está ahora siendo manifestado en el Cielo, así como en la Tierra, mientras Yo dirijo la batalla contra Mis enemigos. Satán y sus demonios están siendo vencidos, pero ellos ponen una defensa terrible. Con esto, absorben a Mis pobres hijos, cuyos corazones están llenos de ambiciones políticas y mundanas, a jugar un papel, mientras ellos tratan de crucificar a Mis hijos.

El hombre es débil. El hombre es fácilmente seducido. Por su ceguera a la Verdad, establecida por Mí, desde el principio de la Creación, el hombre cree en mentiras. El cree las mentiras, arrojadas por el maligno, porque es atraído por las promesas de poder y placer.

Mis hijos deben reconocer la gloriosa y espléndida Luz de Mi Reino. Tú, hija Mía, has visto esta Luz y sabes cuán Poderosa es. Tú conoces el Poder de Dios y cómo éste te envuelve. ¿Puedes imaginar cómo será cuando Mi Nuevo Paraíso sea revelado? Tú, hija Mía, has vislumbrado solo una pequeña porción de esta gloriosa y brillante Luz.

Es importante recibir esta Luz de Mi Hijo en sus corazones. Cuando ustedes Lo inviten a Él a salvarlos y tomarlos dentro de Su Sagrado Corazón, sentirán esta Luz.

La Luz del Nuevo Amanecer - la Nueva Era - iluminará poco a poco, pero seguramente, al mundo. Pronto, una nueva Luz, un nuevo sol, será visto. Será más grande y será causa de mucha maravilla.

Esta es una Señal de Mi Poder y Mi Majestad. Será un milagro y probará que el hombre no entiende completamente el secreto de la Creación.

Solo Yo, Dios el Creador del Universo, comando todo lo que es, todo lo que será y todo lo que puede ser. Ningún hombre, ningún científico, puede resolver estos sacratísimos secretos, porque no es para el hombre entender en este momento.

Las maravillas de Mi Creación y la fuerza de Mi Poder, serán mostradas al mundo. ¡Que ningún hombre cometa el error de creer que Satán y sus perversos seguidores, tienen poder para lograr las maravillas que Yo he Creado para cada creatura! Yo he prometido revelar la Verdad, para que ustedes, hijos Míos, puedan eliminar las telarañas, que cubren sus ojos.

Cuando venga el Día para que la Verdad sea finalmente aceptada por ustedes, Yo les concederé las más espléndidas riquezas, gracias y una vida que ustedes nunca concebirían, porque está más allá de su imaginación.

Estoy feliz de comunicar este mensaje de esperanza hoy. Espero que les traiga mucha felicidad y paz.

Mi Promesa, de llevarlos a su herencia final, está por llegar a ser una realidad, pronto.

Su Amoroso Padre, Dios el Altísimo

Al copiar los mensajes, por favor, informar a la fuente: www.jesushabla.com

EN 2013 ¡SE CUMPLIRÁ TU PETICIÓN!



Demos gracias a Dios por lo que pasó este año, pero también por el que comienza, ¡¡Lo que viene es maravilloso!!

Lo mejor que podemos hacer para cerrar y abrir este nuevo año es decir “Gracias Señor”.

Ser agradecidos es la mejor forma de expresar nuestra devoción y adoración hacia Dios. En cada día y hora que ha pasado de este año, podemos estar seguros de que la mano del Señor estuvo con nosotros. Claro que muchos habremos pasado momentos difíciles. Pero aun así es necesario dar gracias a Dios.

Casi siempre es más fácil quejarse y encontrar defectos, pero las personas agradecidas son las fuertes, las de fe, las que sin desanimarse han decidido seguir creyendo y avanzando.

También da gracias por lo que viene, porque lo que viene de parte de Dios para este año, es hermoso.

¡QUE SE CUMPLA LO QUE QUIERES!

Esto fue lo que Jesús dijo a una Cananea a quién todavía Él no había sido enviado a bendecir. Ésta mujer sufría por ser atormentada su hija por un demonio, y se encontraba desesperada.

La mujer dijo así: ¡Señor, Hijo de David, ten compasión de mí! Mi hija sufre terriblemente por estar endemoniada. Jesús no le respondió palabra. Así que sus discípulos se acercaron a él y le rogaron: - Despídela, porque viene detrás de nosotros gritando. —No fui enviado sino a las ovejas perdidas del pueblo de Israel —contestó Jesús. Mateo 15:22-24 NVI

Ésta mujer muy consciente de su condición, volvió a insistir por la ayuda, ella sabía perfectamente que el Señor era muy misericordioso. Pero Jesús le responde aún más ásperamente que la primera vez:

“La mujer se acercó y, arrodillándose delante de él, le suplicó:—¡Señor, ayúdame! Él le respondió:—No está bien quitarles el pan a los hijos y echárselo a los perros. —Sí, Señor; pero hasta los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Mateo 15:25-27 NVI

Lo que sucedió es que ella tenía conciencia de que, por sus obras, su reputación, o el nombre de su pueblo, no era merecedora de un milagro, pero conocía que la gracia de Dios lo podía hacer posible igual. Alguien que conoce a Jesús de verdad, sabe que moverá su mano, aun en las circunstancias que parecen que él no intervendrá por no sentirnos merecedores. Eso es creer, es saber que Dios actuará ante nuestra esperanza, ante nuestra insistencia y ante nuestra fe. Como que Él no tiene otra opción. Él ama que lo busquen, todo el tiempo tenemos desafíos que nos hacen ejercitar la fe para comprender más ampliamente el amor de Dios, y así adorarlo.

Al final de la historia Jesús le concede a esta persona exactamente lo que pidió, aun no siendo parte del pueblo de Israel, a quién Jesús había sido enviado. Pero como la gracia de Dios no tiene fronteras, y no hace acepción entre personas de reputación, ni clase social, o capacidad intelectual. Él movió su mano. El corazón humano a veces es duro y juzga, pero el Señor sana y responde a la gente de fe. Eso es la gracia. El texto finaliza así:

“¡Mujer, qué grande es tu fe! —contestó Jesús—. Que se cumpla lo que quieres. Y desde ese mismo momento quedó sana su hija”. Mateo 15:28. NVI

Ésta año que comienza el Señor responderá lo que pides, te dará exactamente lo que necesitas.

El deseo de tu corazón, esa petición de la cual haz estado pidiendo todo el 2012, vendrá en el 2013. Pero aún si ya la recibiste, entonces recibirás más ampliamente, por gracia, solo por gracia.

Haz sonreír a Jesús y dale gracias por todo, y adóralo por todo lo que viene, Él oirá y te dirá: "¡Grande es tu fe, que se cumpla lo que quieres!"

Por Esteban Correa

LOS LENTES DEL ALMA



Paula, una joven de escasos 12 años, visitaba por primera vez al optómetra, el cual le diagnosticó miopía en ambos ojos.

- Sientes que no puedes ver bien de lejos, Paula. – dijo el doctor.

- Sí, se me dificulta mucho hacerlo.- afirmó Paula

- ¿Te sientes muy mal por esto, verdad?- dijo el doctor

- Sí, lo que más me afecta es que no puedo distinguir a cierta distancia el rostro de algunas personas, ni observar de lejos el amanecer, las cosas se me vuelven cada vez más borrosas, y todo a mi alrededor parece tan confuso – afirmó Paula, triste y preocupada por lo que le ocurría.

- Bueno, para esto hay solución, te formularé unos lentes de acuerdo a tu problema, para que los utilices permanentemente, y esto te ayudará a ver mejor.

Pasados unos días, Paula, volvió nuevamente donde el doctor para reclamar sus lentes nuevos, y al colocárselos miró sorprendida por la ventana de aquel consultorio.

- ¡Oh, qué maravilloso, por fin puedo ver!

El doctor orgulloso por la labor cumplida, le pregunto:

- ¿Qué observas Paula?

- Veo todas las cosas como son realmente, puedo distinguir el rostro de las personas, veo los bellos colores de las flores, puedo leer a largas distancias, pero lo que más me gusta es que puedo ver más claro mi horizonte y ya no es confuso como antes.

Así como Paula habemos muchos que tenemos enfermos los ojos del alma, del corazón, tal vez con el mismo diagnóstico de la “miopía espiritual”, la cual nos ciega, y no nos permite ver más allá de nuestros problemas y dificultades.

Por eso, el mejor médico del alma es Dios, que con su amor y su paciencia, nos da la bendición de su espíritu y una nueva forma de ver las cosas.

Si tu horizonte lo ves opaco por las desesperanzas ocurridas, si las personas te defraudan porque no puedes distinguir sus verdaderas intenciones, si pareciera que no vieras el peligro que hay a tu alrededor, si todo es tan confuso, si no miras el futuro con optimismo y tenacidad, si no sabes quién eres ó cuánto vales y por eso no distingues la luz que hay dentro de ti, por lo borroso que están tus ojos de llorar y de sufrir por los fracasos, entrega tu vida a Jesús , el mejor médico que puede darle “lentes a tu alma”

Autor: Julie Pauline Escorcia, Colombia

Apoc 3:18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

UNA FAMILIA FELIZ PORQUE AHÍ ESTABA DIOS



Una familia muy pobre, tenía lo elemental para vivir. Sin embargo, ha sido la familia más feliz.

Hoy se celebra la fiesta de la Sagrada Familia. Una familia formada por José, María y el Niño Jesús. Era una familia muy pobre, tenía lo elemental para vivir. Sin embargo, ha sido la familia más feliz.

Feliz porque ahí estaba Dios. Una familia feliz porque ahí se rezaba todos los días. Feliz porque ahí se trabajaba con paz y con amor. Allí se amaba la vida, allí se amaban entre ellos con un grandísimo corazón.

¡Cuánto necesitamos nosotros que esa Sagrada Familia nos ayude a recuperar muchos valores familiares que se ha llevado el viento!

¡Oh Familia de Nazareth, qué pocos elementos te bastaron para ser una familia feliz y hermosa! ¡Cómo necesitamos que vuelvas a injertar en nuestros hogares, en nuestros corazones, esa maravillosa gama de virtudes que tiene la familia!

Todos los que quieran saber cuál es la familia más maravillosa deben visitar Nazareth, y preguntar a José a Jesús y a María cómo se puede ser feliz en familia.

Autor: P. Mariano de Blas LC

sábado, 29 de diciembre de 2012

PIDE Y RECIBIRAS...

ORAR...

MI ORACIÓN POR TI



Mi oración por ustedes…

Oro que tengan la imaginación para soñar los deseos de su corazón; y que no se impongan límites, sino que simplemente se estiren y enciendan el fuego;

Oro que tengan la fortaleza y la voluntad para saber que pueden tornarse realidad; si pueden verlo, sentirlo y saberlo, entonces, sí, pueden ser ustedes;

Y oro con todas mis fuerzas que tengan el valor de pararse firmes y tomar los pasos que necesitan tomar para ser todo lo que pueden llegar a ser.

Porque esta vida es tan efímera, demasiado corta como para no tomar riesgos; estirarnos y alcanzar aquella brillante estrella porque no hay límites;

En todos y cada uno de nosotros hay una pequeña chispa; háganla brillar y que muestre el camino cuando todo lo demás parezca oscuro;

Ustedes saben que pueden, así que háganlo, pongan esa acción en marcha y diríjanse hacia donde quieran estar, solo sepan que no hay nada que temer…

Vicki Muller

Esta oración expresa un profundo interés de cada uno de nosotros para que alcance a desarrollarse a su máximo potencial. Una vez oí decir a uno de mis antiguos profesores que no había nada más triste que el potencial desperdiciado en una persona. La verdad es que Dios nos ha dado tanta capacidad con la que podemos bendecir a quienes nos rodean, que es una verdadera lástima que no logremos hacerlo con propiedad. Ojalá que podamos sumarnos a esa oración y esforzarnos en ser usados por Dios para bendición. Adelante y que el Señor les continúe bendiciendo.

Raúl Irigoyen

Y ahora, Dios y Señor nuestro, escucha las oraciones y súplicas de este siervo tuyo. Haz honor a tu nombre y mira con amor a tu santuario, que ha quedado desolado. Daniel 9:17.

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. Hechos 2:42.

EMPRESARIO DE ÉXITO, FRACASADO EN LA VIDA, TODO CAMBIÓ AL LEER UN MENSAJE DE LA VIRGEN DE MEDJUGORJE



Patrick Latta, canadiense.

Era un súper millonario con dos divorcios a sus espaldas y cuatro hijos que estaban metidos en drogas y alcohol. Su dios era el dinero...

Patrick logró darles a sus hijos todo lo que el dinero puede comprar, pero arruinó sus vidas. De apariencia afable y paso tranquilo, cada día recibe junto a Nancy, su mujer, a decenas de peregrinos llegados de todo el mundo para contarles cómo un solo mensaje de la Virgen cambió su vida y la de su familia.

DIVORCIADO DOS VECES

Patrick Latta es canadiense, y comienza su relato escoltado por su esposa, Nancy, de nacionalidad croata. “Cuando yo conocí a Nancy ya estaba divorciado dos veces. Era un empresario de éxito en Canadá, pero había fracasado en todo lo demás”.

"EL DINERO ERA MI DIOS"

Lo demás, como lo define Patrick, se resume en “dos divorcios y cuatro hijos destrozados. El segundo de ellos era drogadicto. Fue expulsado del colegio por traficar con droga. La culpa fue mía, porque la vez que se acercó a mí, siendo muy jovencito, preguntándome quien era Dios, yo le enseñé un billete de 20 dólares y le dije: “Hijo mío, aquí está dios”.

Patrick continua presentando a sus hijos: “El tercero es un chaval enorme, muy corpulento. Jugaba cuatro partidos de rugby a la semana, y cada día de esos cuatro, llegaba borracho a casa”.

La niña de Patrick repitió el patrón de su padre desde muy jovencita, ya que “se casó con 17 años y se divorció con 19. Luego se casó con 21 y se divorció con 24. Cuando le pregunté qué estaba haciendo con su vida, me respondió: “Papá, ¿qué hiciste tú?”.

Del mayor de sus hijos, Patrick prefiere no dar detalles: “Lleva una vida tan desordenada moralmente que no os puedo explicar".

"TODO LO QUE EL DINERO PODÍA COMPRAR"

Patrcik y Nancy formaron una pareja adinerada y excéntrica que se casaron por lo civil subidos en un helicóptero. “Sí, siempre viví así. Yo tenía todo lo que el dinero podía comprar, y eso fue lo que les di a mis hijos. Les compré de todo, pro destrocé sus vidas”.

Respecto al matrimonio, dice que “finalmente nos casamos por la Iglesia simplemente por contentar a la madre de Nancy. Cuando fue a preguntar al obispo por mi situación canónica, nos encontramos con la sorpresa de que mi primera esposa, con la que me había casado por la Iglesia, había luchado 17 años sin que yo supiera nada por obtener la declaración de nulidad, por lo tanto yo no estaba casado ni lo había estado nunca, y es a ella, a mi primer a esposa, a quien le debo el trabajo que supuso aquel trago”.

De modo que celebraron el sacramento del matrimonio, “sin que eso significara absolutamente nada por nosotros”.

UN LIBRO QUE LE CAMBIÓ LA VIDA

Un buen día, el hermano de Nancy le regaló un libro con los mensajes de la Virgen en Medjugorje, “y yo se lo di a Patrick para que los tirara a la basura”, apunta Nancy.

Pero Patrick, no sabe aún por qué, abrió el libro y leyó “un solo mensaje” que cambio toda su vida: Abrí el libro a boleo y leí el más corto de todos esos mensajes. Decía: “Yo te llamo a la conversión. Es tu última oportunidad”.

Cuando Patrick recuerda aquello aún se le asoman lágrimas a los ojos. Contiene la respiración y continúa: “Aquel mensaje, no me digáis cómo ni por qué, tocó profundamente mi corazón. Era mi última oportunidad. Fue ahí cuando me di cuenta de que yo vivía con los dos pies en el infierno. Así comencé a leer todos aquellos mensajes y a tratar de ponerlos en vida.

EL ROSARIO

El primer mensaje decía: “Rezar el Rosario juntos, en familia, y veréis milagros”, así que Patrick le propuso a Nancy rezar el rosario, y comenzaron a hacerlo todos los días.

Fue cuando Patrick, siguiendo el contenido de aquellos mensajes, propuso a Nancy ir a Misa, cuando ella pensó que a su marido le pasaba algo malo en la cabeza. Pero empezaron a ir a Misa, y más tarde a ayunar. “Empecé a ayunar porque la Virgen dijo: “Con la oración y el ayuno, podéis detener las guerras”, y yo en mi casa tenía una guerra abierta con la droga, otra con el alcohol, y otra con la inmoralidad”.

UNA GUERRA GANADA POR LA VIRGEN

Poco a poco, Patrick y Nancy comenzaron a hacer vida aquel puñado de mensajes de aquel libro, hasta que un buen día, el segundo hijo de Patrick se unió con ellos en la oración en familia: “Hoy mi hijo tiene 37 años. Ha dejado las drogas, está casado, tiene dos hijos, y es profesor en una escuela católica. Él ha traído hace poco a 52 niños a rezar el rosario a Medjugorje. Es un milagro. Es una guerra ganada por la Virgen con el poder de nuestro rosario diario”.

Lo más importante de esto, Patrick dice que ha sido su ejemplo: “Me lo dijo mi hijo, que cuando por primera vez vio que yo rezaba el rosario, él tuvo la intuición de que debía hacer lo mismo, hasta que se unió a la oración”.

LA CONFESIÓN TRAS 30 AÑOS

Patrick leyó entonces entre los mensajes que debía confesarse, de modo que fue a un sacerdote y le pidió confesión. Patrick llevaba 30 años sin confesar, y después de contarle al sacerdote toda su vida alejada de Dios, escuchó la fórmula: “En el nombre de Dios, yo te absuelvo”. Y rompió a llorar. “Fueron las palabras más impresionantes que había oído en toda mi vida”.

DE CAMINO A MEDJUGORJE

Fue pasando el tiempo y Patrick, un buen día, le dijo a Nancy: “Amor, quiero vender todo y marcharme a vivir a Medjugorje”, de modo que cerró empresas, vendió casas, yates y propiedades, compró dos billetes de avión a Ámsterdam y, después de comprar un coche, en el momento de arrancar, le dijo a Nancy: “Cielo, ¿cómo se llega a Medjugorje”. Nancy rompió a llorar: “Dios mío Patrick, hemos vendido todo, has cerrado tus empresas y yo mi despacho. No tenemos nada porque quieres irte a vivir a Medjugorje ¡Y ni si quiera sabes cómo llegar! ¿Por qué me haces esto? ¿Por qué quieres vivir allí?”.

La respuesta de Patrick no pudo ser más convincente: “Nancy, la madre de Dios se aparece allí cada día. ¡Ella vive allí! Si la Virgen María vive en Medjugorje, yo quiero ser su vecino”.

PEDIR PERDÓN A SU HIJA

Un buen día, Patrick entendió que le debía pedir perdón a su hija, “y así lo hice. Hable con ella y le dije: “Hija, perdón por no haber sido un buen padre, por haberme divorciado de tu madre y por haberte destrozado el corazón. Yo se que un hijo no puede sobrevivir en condiciones a dos divorcios de su padre”, y a partir de ahí, comenzamos a tener cierta comunicación, algo que jamás había sucedido”.

Por otra parte, el hijo alcohólico de Patrick “dejó el equipo de rugby después de una visita a Medjugorje. Vino a casa y lo único que le regalé fue un rosario, que él comenzó a rezar. Dejó el alcohol, y hoy tiene familia y trabajo”.

"EL ÉXITO DEL MATRIMONIO ESTÁ EN LA ORACIÓN"

Para Patrick y Nancy el éxito de cualquier matrimonio “radica en el Rosario, en rezarlo juntos”. Su experiencia de vida avala dicha afirmación y asegura Patrick que él sabe que si un día no hubiesen empezado a rezar, “hoy no estaríamos juntos”.

"De modo que yo os puedo decir que el rosario y el ayuno han derrotado a las guerras que yo tenía en mi casa. Solo me queda mi hijo el mayor. Aún debo rezar por él y así lo hago, pero os aseguro que mi vida, llena de lujo, dinero y poder, era un infierno, y hoy que no tengo apenas nada material, solo deudas, vivo en paz. Todo eso fue porque un día leí un mensaje de la Virgen en Medjugorje, y yo la creí”.

Jesús García / ReL

MENSAJE DEL CIELO A NUESTRO GRUPO DE ORACION – VIERNES 28 DE DICIEMBRE 2012



Todos: San Miguel Arcángel defiéndenos en el combate…

El Hno. José: bienvenida seas Rosa del Corazón del Santísimo – ángel del grupo.

Nuestra Madre Santísima: Queridos y amados hijitos

El Hno. José: bienvenida seas Madre santísima, gracias por estar con nosotros

Nuestra Madre Santísima: Como hace muchos años, la sangre de los niños clama en este mundo, cuando tuve que huir, el llanto de los niños y las madres era inmenso y hoy en su mundo hijitos todos los días hay llantos de dolor por el gran pecado del aborto, desde que son pequeños, desde que recién comienzan a vivir, son asesinados aquí, por eso es que el mundo está lleno de maldición, por eso tantos pueblos están con la espada encima de ellos, es tanta la reparación que se necesita…

Ángel: Todos de rodillas por favor.

Nuestro Señor Jesús: por el dolor de mi Madre santa, porque su corazón ya no puede más, por su sufrimiento y por sus lágrimas, enviaremos a esa pequeña inocente, a esa dulce criatura al cielo en este mismo instante y todos juntos: Dios te Salve María, llena eres de gracia… Por tus lágrimas Madre, aquí todos juntos te decimos, Dios te Salve María, llena eres de gracia… Por tu Corazón bendito Madre Santa, porque tú siempre estas con los inocentes, te decimos… Dios te Salve María, llena eres de gracia… Reparación, Reparación, Reparación…

Nuestra Madre Santísima (a la hna. S.C): A veces los caminos de Dios no los entendemos aquí, será motivo de purificación para tu familia, de acercamiento a mi Hijo, el mayor bien de un alma es estar en el cielo, así que tarde o temprano todos tendrán que llegar y que dicha el que llega… allí no hay sufrimiento, solo gozo y paz. Así que siempre estaremos acompañándolos Ya no sufras más hija mía, tú vas a ser la fortaleza, yo les daré la fortaleza si oran juntos podrán sanar.

Niños mios rueguen por todos esos padres, rueguen por todas esas Madres, que cargan en su corazón y en su vida, el peso de su error, por aquellos padres que no supieron defender la vida de sus hijos, por aquellas familias que quedaron manchadas por el crimen del aborto, por aquellas naciones que han aprobado leyes para matar a sus propios pobladores, por aquellos países que están luchando que el mal está creciendo en los corazones y ciegamente quieren aprobar las leyes que matan a sus propios hijos, grande es el llanto en el cielo por una sola alma, que es sacrificada así, reparen hijitos enseñen a los demás a orar por los niños… Jesús protege y salva a los no nacidos (3 veces).

Nuestro Señor Jesús: queridos hermanos

El Hno. José: bienvenido seas Señor, gracias por estar con nosotros.

Nuestro Señor Jesús: su oración debe ser más fuerte, porque las tinieblas están cubriendo este mundo, ustedes pocos que quedan, recibirán la sanación por el corazón bendito de mi madre, que hoy no llevo solo una almita dulce y preciosa sino a 3, porque ella es así bondadosa, ahora les pido a ustedes, oren con fuerza, oren con fuerza, ustedes deben reparar, pedir, la oración es lo más fuerte que existe, sigo contando sus comuniones, ¿qué les pasa?, sigo esperándolos, todavía falta mucho camino, reciban mi amor y mi bendición, porque hoy los perdono y los libero, que así sea.

El Hno. José: La bendición Dios Todopoderoso…

Grupo Católico de Oración por los Enfermos – Si Señor -.

José Miguel Pajares Clausen

SE TERMINA EL AÑO 20...



Han pasado ya las penas y las alegrías. De ellas sólo quedan el mérito de haber sufrido con espíritu sobrenatural, y de haber agradecido a Dios.

El tiempo pasa volando. Han pasado ya las penas y las alegrías. De ellas sólo queda el mérito de haber sufrido con espíritu sobrenatural, y de haber agradecido a Dios las satisfacciones. El pasado deja huella en la biografía que Dios tiene de mí.

El día de hoy podríamos considerar tres cosas:

a) El tiempo pasa.

b) La muerte se acerca.

c) La eternidad nos espera.

El tiempo pasa volando. Han pasado ya las penas y las alegrías. De ellas sólo queda el mérito de haber sufrido con espíritu sobrenatural, y de haber agradecido a Dios las satisfacciones. El pasado deja huella en la biografía que Dios tiene de mí.

La muerte se acerca. Cada día que pasa estoy más cerca de ella. Es necio no querer pensar esto. Muchos de los que murieron el año pasado se creían que iban a seguir vivos en éste, pero se equivocaron. Puede que este año sea el último de nuestra vida. No es probable, pero sí posible. Debo tenerlo en cuenta. En ese momento trascendental, ¿qué querré haber hecho? ¿Qué NO querré haber hecho? Conviene hacer ahora lo que entonces me alegraré de haber hecho, y no lo que me pesará haber hecho.

La eternidad nos espera. Nos preocupamos mucho de lo terrenal que va durar muy poco. Nos preocupamos de la salud, del dinero, del éxito, de nuestra imagen, etc. Todo esto es transitorio. Lo único que va a perdurar es lo espiritual. El cuerpo se lo van a comer los gusanos. Lo único que va a quedar de nosotros es el alma espiritual e inmortal.

Con la muerte no termina la vida del hombre: se transforma, como dice el Prefacio de Difuntos. Palabras de Santo Tomás Moro sobre la morada en el cambio de destino.

Los que niegan la vida eterna es porque no les conviene. Pero negarla no es destruirla. La verdad es lo que Dios nos ha revelado.

Hoy es el momento de hacer balance. No sólo económico, sino también espiritual y moral.

Hagamos examen del año que termina.

Sin duda que habrá páginas maravillosas, que besaremos con alegría.

Pero también puede haber páginas negras que desearíamos arrancar. Pero eso ya no es posible. Lo escrito, escrito está.

Hoy abrimos un libro nuevo que tiene todas las páginas en blanco. ¿Qué vamos a escribir en él?

Que al finalizar este año que hoy comienza, podamos besar con alegría cada una de sus páginas.

Que no haya páginas negras que deseemos arrancar.

Puede que en ese libro haya cosas desagradables que no dependen de nosotros.

Lo importante es que todo lo que dependa de nosotros sea bueno.

Pidamos a Dios que dirija nuestra mano para que a fin de año podamos besar con alegría todo lo que hemos escrito.

También es el momento de examinar todas las ocasiones perdidas de hacer el bien.

Ocasiones irrecuperables. Pueden venir otras; pero las perdidas, no se recuperarán.

Finalmente, demos gracias a Dios de todo lo bueno recibido en el año que termina.

De la paciencia que Dios ha tenido con nosotros.

Y de su gran misericordia.

Autor: P. Jorge Loring SJ

viernes, 28 de diciembre de 2012

REUNIÓN DE SANACIÓN DE TODOS LOS VIERNES A LAS 8 PM



LA DIRECCIÓN:

Av. Alejandro Tirado # 361 – Santa Beatriz (Prolongación de Av. Cuba – Altura de la Cdra. 9 de Av. Petit Thoars – Junto a la Casa de la Biblia)

Si tienes alguna duda sobre cómo llegar: Llama a los siguientes teléfonos antes de la 8 p.m.

Fijo: 330-5969

Claro: 9-9718-6681

Movistar. 9-8027-5690

Si deseas que te visite en tu casa, usa los mismos teléfonos. Gracias por tu comprensión.

Colaboración si te es posible: S/ 5.00 (Niños no colaboran)

A LOS SEGUIDORES DE MI BLOG

Agradezco de corazón a los “141 seguidores” que se han formalizado en mi blog, y a todas las personas que entran diariamente. ¡Invita a tus contactos a conocer mi blog, así me ayudarás a llevar La Palabra de Dios!

PEDIDOS DE ORACIÓN A TRAVÉS DE ESTE BLOG O A MIS CORREOS PERSONALES (Ver Perfil) Por favor, no traten de entrar por medio del Messenger. Pongan el nombre completo de la persona por la que deseen que oremos.

Si deseas ser seguidor: Bajo la imagen del Señor de la Misericordia encontrarás las indicaciones.

¡Qué Dios y su Santísima Madre los bendigan!

Grupo Católico de Oración por los Enfermos “Sí Señor”

José Miguel Pajares Clausen

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO

NO LO HAGAS...

LA FIESTA DE LOS INOCENTES




Esta es, posiblemente, la fiesta peor comprendida de toda la Navidad. Por un lado, la hemos trivializado en España con las típicas inocentadas. (En Francia lo hacen el 1 de abril). Por otro, nos parece incomprensible que Dios permitiera que esas criaturas fueran asesinadas por culpa de su Hijo.

Es casi seguro que no se trata de un hecho histórico. Los exégetas, ya hace años que consideran que los relatos de la infancia de Jesús se han de tomar desde un punto de vista simbólico, no histórico.

En el nacimiento de Jesús queda claro, que nadie lo aceptó. María y José no encontraban posada, lo que nos indica que el mundo no quiere recibir a Jesús. Ni sacerdotes, ni el rey, ni la gente con dinero pueden recibir a Jesús. Lo reciben los pastores. Personas sin casa, que habitaban en el campo con sus rebaños y que eran considerados impuros por el resto del pueblo de Israel.

Este desprecio de la gente bien lleva a que Jesús, recién nacido, deba emigrar para salvar su vida y que otros inocentes mueran a causa del rechazo de Israel.

Los inocentes son todos esos niños, esas personas, que hemos ido matando de hambre, con el terror de las bombas y balas de nuestras guerras, ahogados en una patera... Todas las personas que han sido, son y serán víctimas de nuestro egoísmo. Eso es no recibir a Jesús: preferir el odio, el poder, el dominio en lugar del amor. Jesús emigrante, nos muestra que recibirlos a ellos es recibirlo a él. Cada uno de esos niños, de esas personas inocentes que mata el egoísmo de nuestra sociedad, es Jesús que muere.

El día de los inocentes debería ser el día de la sencillez, de la humildad, de la pobreza. La única forma de recibir a Jesús, de aceptarlo, de reconocerlo. Simplemente amando...Un día para reflexionar sobre el mal que hacemos con nuestro egoísmo...

Joan Josep Tamburni

LA SEMILLA DE LA OFENSA



Él sabe que usted debe tratar con las semillas de condenación, ofensas y amargura. No debemos permitirles que tengan nada de tierra donde puedan ser plantadas para comenzar a crecer.

Conózca su identidad

Creo que la razón por la cual Jesús pudo perdonar de inmediato era porque Él sabía quién Él era, de dónde precedía y hacia dónde iba. No tenía un problema de identidad.

Estando en oración a menudo y manteniendo siempre una comunión con el Espíritu Santo y el Padre Él pudo mantener la calma, por decirlo de alguna manera. Las Escrituras nos dicen que Él iba seguido a orar. Creo que esto es clave. Vea, orando a menudo estamos crucificando la carne y trabajando el dominio propio del alma.

Es en el área de nuestra alma, o emociones, donde la ofensa comienza. Leímos que el pecado fue primeramente concebido en el corazón de Satanás.

La imaginación hará crecer odio y ofensas si es alimentada por el alma.

La imaginación sometida al Espíritu brindará un lugar donde la fe puede crecer, y luego debemos meditar en la Palabra de Dios. Jesús se mantuvo humilde al estar siempre en la presencia del Dios Todopoderoso. Es el orgullo de nuestra naturaleza caída el que se ofende. Decimos: "¿cómo se le ocurre a alguien hacerme esto?". Ahora, hay casos donde somos lastimados, abusos o crímenes, los cuales no tienen nada que ver con el orgullo, pero muchas de las ofensas menores suceden cuando sentimos que se nos faltó el respeto. Como Jesús siempre oía al Padre, Él sabía qué decir y cómo responder. En realidad, El Espíritu Santo le decía cosas que habrían de suceder. Él podía prepararse en oración por medio de la Palabra. Edificándose en oración Él recibía sabiduría para tratar con las situaciones. Estoy convencido de que si pasamos más tiempo en oración recibiendo de nuestro Padre obtendremos mayor madurez.

En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios (Lucas 6:12).

Nos engañamos y caemos justamente en el plan del enemigo cuando nos enojamos con las personas que dicen y hacen cosas que nos lastiman. Recuerde, se nos dice que no debemos luchar contra gente, sino contra espíritus que manipulan a las personas. Si prestáramos atención a esto, y nos enojamos, deberíamos enojarnos con el diablo y perdonar a la persona que está siendo usada para causarnos problemas o lastimarnos y orar por ella.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6:12).

Saltemos al versículo 18: Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos (Efesios 6:18).

Cuando lee el pasaje del versículo 12 al 18 verá que nos dice que no luchamos contra gente, sino contra demonios. Ahora puede vestirse para la batalla sabiendo dónde se origina toda esta guerra. Las personas que se enredan en ella son engañadas y se convierten en prisioneros a disposición del diablo. Oremos por ellas. Primeramente, perdónelas para desatar el poder de Dios el cual repele la guerra, y luego ore para que sean liberadas y productivas en el Reino de Dios.

Estoy convencido de que si usted se ofende fácilmente no es una persona tan madura como usted cree y todavía ignora muchos aspectos espirituales. Ahora, aguarde un momento antes de ofenderse conmigo mientras lee este libro acerca del perdón. Termínelo primero y verá que estoy tratando de presentarle la verdad de manera directa. Esta es la verdad que aprendí por medio de la revelación y la aplicación práctica.

Así como Jesús, debemos perdonar desde la cruz, en el instante cuando sucede. Cuanto más rápido usted lo suelte y perdone, más rápido el poder de Dios es desatado para arreglar y prevenir problemas. Sabiendo que las ofensas van a ocurrir, debemos vestirnos apropiadamente con la armadura y orar. Debemos entrenarnos para responder de manera apropiada perdonando, amando, respondiendo de inmediato. Haga esto y protegerá su alma de las semillas de la ofensa y puede comenzar la intercesión por las almas cautivas que causan contienda, división y esparcimiento de ovejas. Cuando pasamos tiempo en la Palabra de Dios y con el Dios de la Palabra, vestidos siempre con la armadura y permitiendo que el amor de Dios fluya por medio nuestro, podemos desatar el perdón. Jesús pudo otorgar el perdón y orar por perdón. Cuando la mujer fue atrapada en el acto del adulterio Jesús no la hizo esperar durante días.

Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? Más esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más (Juan 8:3-11).

La primera vez que leí esta historia me sorprendió mucho la rapidez con la que Jesús quitó la condena y la perdonó. Él sabe que usted debe tratar con las semillas de condenación, ofensas y amargura. Las palabras tienen poder. No debemos permitirles que tengan nada de tierra donde puedan ser plantadas para comenzar a crecer.

La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos (Proverbios 18:21).

Vemos que Jesús estaba dispuesto a permitirle al hombre en la cruz que fuese el primero en beneficiarse de la obra de la cruz. Él perdonó a la mujer adúltera y al hombre que bajaron por el techo. Sus ejemplos nos muestran que debemos perdonar rápidamente, remitir nuestros pecados y brindar el amor que recibimos del Padre. Perdonar es tan clave así que trate de ser perdonado lo antes posible.

Otra vez, así las semillas de la ofensa no echan raíces de amargura las cuales traen una cosecha de tormento, enfermedades, dolencias e incluso fobias, temores, enojo o ataques de ira.

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados (Hebreos 12:15).

Por Brian Adams