jueves, 17 de noviembre de 2016

LA SALUD ESPIRITUAL ES CENTRAL PARA EVITAR Y CURAR LAS ENFERMEDADES FÍSICAS


Algunas enfermedades son mecanismos de supervivencia del cuerpo
El cristianismo, y en especial el catolicismo parte de la base que el ser humano es un alma dentro de un cuerpo físico, que deben estar en armonía, así lo creó Dios.
Sin embargo, la concepción materialista que predomina en occidente desecha lo espiritual como actor dentro del mundo físico.
Y reduce al ser humano a una serie de procesos químicos.
Es por esta razón que la medicina occidental tiene dificultades para entender las causas reales de las enfermedades.
Y bloquea cualquier intento de explicación de su génesis que no sea la explicación puramente física e incluso.
Se niega a considerar que no todas las enfermedades tienen efectos destructivos y nocivos.
Y en este camino, utiliza los mismos procesos de curación para todas ellas.
.
Desconociendo que en muchos casos, las enfermedades aparecen como un aviso de que tenemos que re equilibrar nuestro cuerpo, mente y emoción.
.
O incluso, que algunas enfermedades pueden ser la forma en que el propio cuerpo está procesando el re equilibrio.
Esto explica los testimonios de gente que se sana encontrando a Dios.
.
Porque el trabajo espiritual reequilibra su cuerpo.
.
E incluso cánceres u otras enfermedades similares desaparecen totalmente sin dejar rastros.
La Nueva Medicina Germánica y el Dr. Hammer han trabajado mucho sobre esta concepción y estos mecanismos, con la oposición frontal y violenta de la mayoría del sistema médico y especialmente de los laboratorios farmacéuticos.
Nada ejemplifica mejor estos conceptos que el estudio de lo que significa el cáncer, incluso sin tratar el tema religioso, como lo haremos en este artículo.
Hay otra discusión paralela sobre este tema, que es hasta donde debemos rebelarnos ante la enfermedad que ha mandado Dios, en la que no entraremos en este artículo.
LA ENFERMEDAD PIDE UN RE EQUILIBRIO DEL CUERPO
Aunque la mayoría de la gente puede no estar de acuerdo con esta declaración inmediata, la enfermedad es un resultado requerido por el cuerpo humano en respuesta a estímulos internos y externos para mantener la homeostasis.
El cuerpo nunca se equivoca.
.
Nosotros sólo percibimos la enfermedad como un mal funcionamiento debido a que no entendemos realmente su función.
En el video de arriba, el Dr. Thomas Lodi, un líder en oncología integrativa, medicina interna y nutrición dice  que:
“Cuando hay una alteración de la integridad de todo el sistema… el cuerpo… busca establecer el equilibrio“.
“La naturaleza está siempre en un proceso de mantener el equilibrio y la curación, y eso para nosotros tiene la audacia o la ignorancia de suponer que vamos a curar la cura.
O que la propia cura que la naturaleza está haciendo es de alguna manera equivocada…” Lodi proclama.
LAS CAUSAS DEL CÁNCER
¿Le ha preguntado a los médicos la causa del cáncer últimamente?
Ellos no saben, pero le dirán que es algo que el cuerpo produce en respuesta a otra cosa, ya sea la dieta, el medio ambiente o la genética. 
No es tanto que se equivocan, sino que ellos simplemente no entienden la naturaleza fundamental de por qué existe el cáncer o la enfermedad.
Hay una causa para cada efecto.
Hay algunas grandes mentes que han estudiado las causas del cáncer, así como las soluciones al problema.
También hay una desesperada necesidad de una mayor educación pública sobre las causas reales por las que unas personas están mejor equipadas para la prevención que otras.
El paradigma de la medicina moderna no ha dicho la verdad sobre el cáncer debido a que no se conoce a sí misma.
Para prevenir el cáncer, tenemos que entender el proceso.
La mayoría de las personas creen que el cáncer es una enfermedad, pero ¿es realmente una enfermedad?
Hay una gran cantidad de documentación que demuestra que el cáncer es de hecho un síntoma de muchos procesos biológicos en el cuerpo.
El cáncer no es una enfermedad infecciosa como la poliomielitis, la tos ferina, paperas o sarampión.
No es contagioso. No se puede agarrar cáncer de otra persona.
No se trata de una bacteria o un virus cuya finalidad es comer los alimentos que tenemos en el cuerpo.
“Lo que tenemos que hacer es muy simple… volver a vivir de acuerdo a las leyes que rigen nuestra biología.
Y adivinen qué, tu cuerpo no tendrá que hacer la danza de la presión arterial alta, no tendrá que hacer la danza del cáncer”, concluye Lodi.
Arthur C. Guyton escribió un libro de más de 1000 páginas llamado Medical Physiology. En ese libro él ha dedicado una página al cáncer.
Ya sea que él sepa muy poco sobre el cáncer, o que él sepa lo suficiente sobre el cáncer, hace el trabajo en una sola página.
Él escribe:
“El cáncer es causado en todos los casos por una mutación de genes celulares“.
¿Cuántos de nosotros tenemos células que están mutando? La respuesta es: todos las tenemos. 
Si todos tenemos células que están mutando, ¿por qué no estamos todos muriendo de cáncer? Arthur C. Guyton dice:
“De hecho, se cree que todos estamos continuamente formando células que son potencialmente cancerosas.
.
Pero nuestro sistema inmunológico actúa como depurador y anula estas células anormales en el brote.”
Así que de acuerdo con esta definición, el cáncer es una enfermedad única. De hecho, es una condición de origen natural del cuerpo. 
Es perfectamente normal y natural tener un sistema inmune, y es perfectamente normal y natural tener una población de células mutantes.
El cuerpo humano tiene 75 trillones de células. Tenemos más de 200 tipos diferentes de células en el cuerpo humano.  230.000 células se crean cada segundo, casi 20 millones al día. La persona promedio tiene alrededor de 1100 células mutantes diarias.
EL SISTEMA INMUNE FALLA SU CURA CUANDO EL MODELO ESTÁ DESEQUILIBRADO 
El cáncer puede ser nuestra mejor oportunidad para ayudar a restablecer el equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida, pero también puede ser el presagio de un trauma severo y sufrimiento.
.
De cualquier manera, siempre estamos en control de nuestro cuerpo.
Para vivir en un cuerpo humano, tenemos que tener acceso a una cierta cantidad de energía para mantener la vida.
Bien puede utilizar esta energía inherente en forma nutritiva y autosostenible, o de una manera destructiva y debilitante.
En caso de que consciente o inconscientemente elijamos la negligencia o abuso de la atención amorosa y el respeto a nuestro propio cuerpo, probablemente vamos a terminar teniendo que luchar por nuestra vida.
El cáncer es sólo una de las muchas maneras en que el cuerpo trata de cambiar la forma que nosotros vemos y nos tratamos a nosotros mismos, incluyendo a nuestro cuerpo.
LA SALUD ESPIRITUAL EN LA CAUSA DEL CÁNCER
Esto, inevitablemente, trae a colación el tema de la salud espiritual, que juega al menos un papel tan importante en el cáncer como las razones físicas y emocionales.
El Dr. Bruce Lipton en Epigenética explica cómo tus pensamientos, y los pensamientos de los que te rodean, pueden influir directamente en el estado de tu salud.
Sorprendentemente, el poder del pensamiento puede afectar a la expresión de tus genes – e incluso potencialmente curar el cáncer.
Parece que afecta a los aparentemente muy felices y tristes lo mismo, a los ricos y a los pobres, a los fumadores y los no fumadores, a los muy saludables y no tan  saludables.
La gente de todos los orígenes y ocupaciones pueden tener cáncer.
Sin embargo, si nos atrevemos a mirar detrás de la máscara de sus síntomas físicos, tales como el tipo, la apariencia y el comportamiento de las células cancerosas, nos encontraremos con que el cáncer no es tan casual o imprevisible, como parece ser.
Echarle la culpa a los genes no es más que una excusa para encubrir la ignorancia de las causas reales.
Además, cualquier investigador genético nos podría decir que tal creencia carece de toda lógica científica.
Los pacientes con cáncer suelen adolecer de falta de autoestima o dignidad, y con frecuencia tienen “asuntos pendientes” en su vida.
.
El cáncer puede ser en realidad una manera de revelar la fuente del conflicto interno.
.
Por otra parte, el cáncer puede ayudar a llegar a un acuerdo con dicho conflicto, e incluso sanar por completo.
.
La manera de sacar las malas hierbas es sacarlas junto con sus raíces.
.
Así es como debemos tratar el cáncer, de lo contrario, puede recurrir eventualmente.
La siguiente declaración es muy importante en el examen de cáncer:
“El cáncer no causa que una persona se enferme, es la enfermedad de la persona la que causa el cáncer”.
Tratar el cáncer con éxito requiere que el paciente se renueve todo en todos los niveles de su cuerpo, mente y espíritu. 
Una vez que las causas del cáncer han sido debidamente identificadas, se hará evidente lo que hay que hacer para lograr una recuperación completa.
Es un hecho médico que ya vimos que cada persona tiene células cancerosas en el cuerpo todo el tiempo.
Estas células cancerosas permanecen indetectables mediante chequeos regulares hasta que se han multiplicado a varios millones.
Cuando los médicos anuncian a sus pacientes con cáncer que los tratamientos que se prescribieron han eliminado con éxito todas las células cancerosas, se refieren sólo a las pruebas que son capaces de identificar el número detectable de células cancerosas.
Tratamientos estándar para cáncer pueden disminuir el número de células de cáncer a un nivel indetectable, pero esto ciertamente no pueden erradicar todas las células cancerosas.
Mientras las causas del crecimiento del tumor permanezcan intactas, el cáncer puede reconstruirse en cualquier momento y en cualquier caso.
EL CÁNCER ES UN MECANISMO DE SUPERVIVENCIA
¿Por qué el sistema inmune quiere colaborar con las células cancerosas para hacer los tumores más o más grandes?
Porque el cáncer es un mecanismo de supervivencia, no una enfermedad.
El cuerpo utiliza el cáncer para mantener sustancias mortales cancerígenas y desechos metabólicos cáusticos importantes lejos de la linfa y la sangre y, por lo tanto, del corazón, el cerebro y otros órganos vitales.
Matar a las células cancerígenas de hecho pone en peligro tu supervivencia.
.
La limpieza del cuerpo de toxinas acumuladas y productos de desecho a través de diferentes métodos de limpieza elimina la necesidad del cáncer.
Sólo a través de las fuerzas que han conspirado cuidadosamente para frustrar los avances significativos en la investigación y tratamiento del cáncer en el último siglo se ha logrado la quimioterapia.
¿En qué realidad vivimos cuando cortamos, envenenamos y quemamos las únicas formas aceptables para tratar el cáncer?
Ningún medicamento de quimioterapia ha curado o resuelto las causas subyacentes del cáncer. 
Incluso lo que la medicina convencional considera  tratamientos “exitosos” de quimioterapia son sólo tratamientos de síntomas.
Por lo general a costa de interferir con otras funciones fisiológicas preciosas en pacientes se causan efectos secundarios.
No hay tal cosa como una droga sin efectos secundarios.
Curar el cáncer tiene poco que ver con deshacerse de un grupo de células cancerosas detectadas.
Los tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia son ciertamente capaces de envenenar o quemar muchas células cancerosas.
Pero también destruyen células sanas de la médula ósea, tracto gastrointestinal, hígado, riñones, corazón, pulmones, etc, que a menudo conducen a un daño irreparable permanente de todos los órganos y sistemas del cuerpo.
Una verdadera cura de cáncer no se produce a expensas de la destrucción de otras partes vitales del cuerpo.
El cáncer no es una enfermedad, sino que es el mecanismo de supervivencia final y más desesperado que el cuerpo tiene a su disposición.
Sólo toma el control del cuerpo cuando todas las demás medidas de autoconservación han fracasado.
Para curar realmente el cáncer y lo que representa en la vida de una persona hay que llegar a entender que la razón por la que el cuerpo permite que algunas de sus células crezcan de manera anormal, está en su mejor interés y no es una indicación de que está a punto de destruirse a sí mismo.
El cáncer es un intento de curación del cuerpo para el cuerpo.
El bloqueo de este intento de curación puede destruir el cuerpo. Apoyar el cuerpo en sus esfuerzos de curación puede salvarlo.
UNA PARÁBOLA
Piensa en esta parábola.
Había una civilización extraterrestre a millones de años luz de aquí que nos estaba monitoreando.
Filmaba todo lo que hacemos.
Veían que cada vez que había un gran incendio aparecían cantidad de puntos rojos que se movían de aquí para allá.
Y que había más cantidad de estos puntitos cuanto más grande era el incendio. 
Su conclusión, a millones de años luz, era que esos puntitos rojos eran los que producían el incendio.
Pero un día mandaron una nave que pudo filmar más de cerca la tierra.
Y allí se dieron cuenta que los puntitos rojos eran los cascos de los bomberos tratando de apagar el incendio.
Piensa en esto para el cáncer y para las otras enfermedades. ¿No serán esos puntitos rojos que se veían de lejos?
La información de este artículo es para discernir como todo lo que publican los Foros.

Foros de la Virgen María