jueves, 17 de noviembre de 2016

¿FAMILIARES MUERTOS VIENEN A BUSCAR A MORIBUNDOS EN SU LECHO DE MUERTE? [MIRA ESTO]


Las visiones en el lecho de muerte son apariciones de seres fantasmales cerca del momento de la muerte de un moribundo. 
Estos seres son por lo general miembros difuntos de la familia o amigos de la persona que se está muriendo. 
Sin embargo, también pueden ser figuras religiosas famosas. 
Por lo general, estas visiones sólo se ven y son reportados por los moribundos.
.
Pero los cuidadores y los asistentes a los moribundos también han informado de tales apariciones. 
Leer también:
¿A QUE LLEGAN ESAS APARICIONES?
En la mayoría de estos casos, la aparición vino a anunciar la muerte inminente de la persona o para ayudar a esa persona a morir. 
En esta última situación, actúan como acompañantes a los moribundos en el proceso de pasar de esta vida a la siguiente.
Las visiones en el momento de la muerte y los anuncios o presagios de muerte inminente, así como escoltas de los muertos, son parte de muchas culturas y tradiciones religiosas que se remontan a la antigüedad.
El motivo religioso del alma haciendo un viaje de esta vida a través de la muerte a otra forma de existencia se encuentra comúnmente en muchas religiones a lo largo de la historia.
La creencia del cristianismo en la resurrección y el concepto de una comunión de los santos, es decir, la participación continua de los muertos por el bienestar espiritual de los vivos, se refleja en los relatos históricos de visiones lecho de muerte en Occidente. 
El evangelio apócrifo Transitus Mariae trae la leyenda de como ángeles y Nuestro Señor vinieron a decirle a la Virgen María de la hora se cercana de su muerte y para llevarla a la gloria. 
En la hagiografía de muchos mártires cristianos y santos, la muerte inminente es revelada por la visita de Cristo, María, o de otro santo que ha venido a acompañar a los moribundos al cielo.
El historiador Inglés del siglo VIII Beda escribió de una monja moribunda que fue visitada por un hombre santo, recientemente fallecido, diciéndole que iba a morir en el amanecer, y lo hizo.
Los textos medievales del siglo XIII como por el monje alemán Cesáreo de Heisterbach, relatan historias similares, pero siempre dentro de un marco teológico.
En el siglo XVII tratados comenzaron a ser publicados específicamente en los fenómenos de apariciones y fantasmas.
En el siglo XIX este tipo de fenómenos empezaron a distinguirse entre las observadas por las personas sanas y las observadas por los moribundos.
Se observó que cuando los muertos aparecían a una persona que está muriendo, su intención era casi siempre para anunciar la inminente muerte de esa persona, y con frecuencia de ser una escolta para que la muerte.
A principios del siglo XX, el doctor James H. Hyslop, de la Universidad de Columbia, y más tarde Sir William F. Barrett de la Universidad de Dublín, investigó las visiones en lecho de muerte de los moribundos. 
En 1961 el médico Karlis Osis publicó Observaciones lecho de muerte de médicos y enfermeras. 
En él se analizaron 640 cuestionarios devueltos por los médicos y enfermeras en su experiencia de la observación de más de 35.000 muertes. 
Osis se refiere a las visiones del lecho de muerte de los moribundos como alucinaciones, porque no pueden ser verificados empíricamente.
Clasifica dos tipos de alucinaciones: visiones que eran no humanas (es decir, la naturaleza o paisajes), y apariciones que fueron de personas.
Su trabajo confirma investigaciones anteriores que los moribundos que ven apariciones predominantemente ven familiares fallecidos o amigos que están ahí para ayudarles en su transición a la próxima vida. 
Con la ayuda de otro médico, Erlandur Haraldsson, Osis llevó a cabo dos encuestas más de médicos y enfermeras: una en los Estados Unidos y uno en el norte de la India.
Los resultados de estos estudios confirman investigaciones anteriores de Osis en el lecho de muerte, con la excepción de que hubo más apariciones de figuras religiosas en la población india.
Estos estudios y la extensa literatura sobre este tema confirman que a lo largo de la historia y en todas las culturas, los moribundos a menudo experimentan estas alucinaciones o apariciones.
EXPERIENCIAS RECIENTES DE UNA ENFERMERA
Una enfermera que trabajó años en cuidados paliativos ha registrado historias de lecho de muerte, incluyendo fascinantes atisbos del infierno y el cielo, y una visión de Jesús, que se encuentra entre las más convincentes.
La enfermera, Kelley Jankowski, madre de seis hijos que vive en Maryland, mantuvo un diario y tomó notas detalladas después de escuchar lo que los que mueren le decían, ha grabado y escrito el libro Un ejército en el Cielo.
Al igual que en otros casos, varias de las personas en el umbral de la muerte detallan la presencia consoladora de sus seres queridos fallecidos.
Por ejemplo: un hombre de 79 años de edad llamado James, que tenía una larga historia de hipertensión y diabetes. Cuando se acercaba la muerte, Kelley lo encontró tendido tranquilamente en su habitación y le oyó decir: “Chico, ¿qué estás haciendo aquí?”.
“Miré a James y estaba sonriendo y mirando a los pies de la cama”, dice Kelley.
“¿Con quién está hablando James?” le pregunté, ya que no vi a nadie sentado a los pies de la cama.
“Él me miró con una mirada confundida e impaciente en su rostro y dijo: ‘¡Qué ciega estás mujer!¡Estoy hablando con Benny ahí!’”
“Se refería a los pies de la cama”.
“Oh, lo siento, Benny, no te vi [dije] Bueno: ustedes dos tienen una agradable charla, y aquí tiene su timbre de llamada – me llama si necesita algo”.
Una vez yendo a la estación de enfermeras, Kelley dice que ella vio como James tenía una conversación agradable y animada con ‘Benny’ durante una hora y media. Otras enfermeras asimismo observaron. “Tal vez Benny está muerto”.
Cuando Kelley regresó a la sala, James dijo, “Benny se ha ido ahora. Seguro que fue bueno ver a ese chico de nuevo, todo bien. Ha sido un largo tiempo que no lo había visto”.
Cuando el propio James murió, Kelley preguntó a la familia si había un ‘Benny’ y  hubo choque. ‘¿Qué?’ todos ellos dijeron al unísono.
Benny resulta que era un nieto que había estado cerca de James y murió cuatro años antes en un accidente de moto terrible.
Tales visitas en el lecho de muerte son el pan común entre las enfermeras que trabajan, al igual que Kelley, en unidades de UCI, a tal punto es común que un sitio web de enfermería tiene un blog entero con cientos y cientos de estos encuentros espirituales (no siempre agradables).
Estas anécdotas se comparan con muchas experiencias cercanas a la muerte en la que las personas que vislumbran el otro lado, con frecuencia reportan que se están encontrando – a la salida de sus cuerpos – con parientes cercanos.
“Querido, es hora de que me vaya”, otro dijo a su esposa un paciente poco antes de la muerte “mamá y papá están aquí”, dijo, señalando – en este caso para el lado izquierdo de la sala, cerca de una ventana.
“Me dicen que es el momento. Yo les pedí que por favor me dejaran decirte adiós, y me dijeron que está bien”.
A medida que se acerca la muerte, podemos aprender de estos cuentos, que el velo se adelgaza.
Tal vez tú tienes cuentos similares en tu familia.
.
Yo sí, mi tío estaba cerca de la muerte y se le sentía discutir con alguien que no se veía.
.
Y preguntado dijo que su hermano [mi padre muerto hacía unos años] había venido a buscarle pero no quería ir.
.
Al final por supuesto fue.

Foros de la Virgen María