sábado, 10 de abril de 2010

LA IGLESIA CATÓLICA - EXTRATERRESTRES "I"


NO ESTAMOS SOLOS
"Para aquellos que creen, ninguna prueba es necesaria. Para aquellos que no creen, ninguna cantidad de pruebas es suficiente"
San Ignacio de Loyola

Entramos en una parte muy importante y critica en la historia de la humanidad. Una parte en donde la objetividad debe ser más precisa que nunca, ante testimonios vinculados a una parte de creencias profundas... Hay datos que, habitualmente, no se dan a conocer de una manera amplia, sino que en muchas ocasiones son citados de forma breve y poco precisa. Son innegables hoy en día las pruebas y testimonios sobre la visita de seres provenientes del Universo, evolucionados en ciencia y conciencia que intentan ayudarnos en nuestro comportamiento humano y espiritual.

Ciertamente es un tema espinoso para los centros de poder, que han ocultado información bajo muchas hipótesis, y que tampoco exime a las grandes religiones, las cuales se verán obligadas a replantear muchas cosas, tal como ha sucedido en el pasado.

Muchas son las preguntas, muchas las hipótesis pero una es la verdad...

¿Tiene la iglesia Católica alguna posición tomada respecto a la existencia y visita de seres provenientes del cosmos?

ASÍ HABLÓ EL PADRE PIO
"Padre, dicen que en los otros planetas hay también criaturas de Dios"
Padre Pío: ¿Pues qué? ¿Querrías, que no las hubiera y que la Omnipotencia de Dios se limitase al pequeño planeta Tierra? ¿Querrías que no existieran más criaturas que amen al Señor?

"He estado pensando que la Tierra no es nada en comparación con los astros y todos los demás planetas"
Padre Pío: "Así es. Y nosotros, salidos de la Tierra, no somos nada. Claro que el Señor no habrá restringido su gloria a este pequeño planeta. En otros, existirán seres que no habrán pecado como nosotros".

GARABANDAL Y LA VIDA EN OTROS PLANETAS
Aquí está el testimonio de Maximina (la tía de Conchita) que oyó decirle a Conchita después de un éxtasis referente a la existencia de gentes en otros planetas o astros: Escribe así, el 20 de diciembre de 1962: Hoy dijo (Conchita), que ya no habría nada más que otros tres Papas. Traía un diálogo con la Virgen, se veía que precioso. Dijo también, no recuerdo en qué planetas o astros, que había gente; me parece que dijo en dos...

DEL DIARIO DE CONCHITA GONZÁLEZ (la vidente)
En una de nuestras apariciones, bajamos Loli y yo de los pinos con mucha gente, y vimos una cosa como fuego en las nubes; lo vieron las gentes que estaban con nosotras y también los que no estaban. Cuando paso eso, se nos apareció la Virgen, y le preguntamos que qué era aquello, y Ella nos dijo : "QUE EN AQUELLO VINO ELLA".

No fue esta la única "SEÑAL EN EL CIELO" (LC 21, 11 Y 25). Tenemos la fecha exacta de otra, quizás mas espectacular: "En otro día de nuestras apariciones, en que estábamos Loli y yo; era el Día del Pilar; cuando estábamos viendo a la Virgen, se vio una ESTRELLAcon un rastro muy grande debajo de los pies de la Virgen, y lo vieron varios. Le preguntamos a la Virgen qué quería decir; pero no nos contestó".

EN OTRA OPORTUNIDAD.
Los de la plazuela vieron de pronto a dos niñas - Conchita y Loli - meterse debajo de la solana o corredor que tiene la casa de la abuela de la última: estaban en éxtasis, y allí prorrumpieron en un grito, al mismo tiempo que levantaban los brazos. "Instintivamente, dice don Celestino, miramos todos hacia arriba, al cielo, y vimos una estrella que cruzaba de norte a sur (o sea, en dirección a los Pinos), con gran luminosidad y dejando una estela que duró bastantes segundos... Sé que también vio la estrella Maximina González y otras mujeres del pueblo; en cambio, unos muchachos que estaban a la entrada de la casa de Ceferino y que corrieron hacia las niñas al oír su grito, no vieron nada, por quedar debajo de la solana como ellas. Nosotros, después que pasó lo de la estrella, nos fuimos donde las niñas, y las acompañamos rezando hasta la iglesia, a cuya entrada se les pasó el éxtasis.
Inmediatamente les preguntamos:
-“¿Por qué habéis gritado?”
-Porque vimos que la Virgen desprendía una estrella"
-“¡Pero si vosotras no pudisteis ver la estrella, por encontraros debajo de la solana!”
-Pues sí que le hemos visto. Lo habrá hecho la Virgen".

De este fenómeno dice don Valentín en sus notas: "Estando en la plaza, Conchita y Loli gritaron asustadas bastante fuerte. Todos se asustaron. Algunos miraron a las niñas, otros al cielo; los que hicieron esto último, dicen que vieron como una cinta brillante que cruzaba de parte a parte el cielo, y que de ningún modo podía confundirse con una estrella fugaz, ni con un cometa. Después de haber dado el grito, las niñas rieron, y andaban contentas, como bailando de alegría".

PAPA JUAN PABLO II
Me ha sido dado a comprender de un modo especial "El Mensaje de la Virgen de Fátima". La existencia y la obra de los "Ángeles" es, en cierto sentido, colateral e "Inseparable" de la revelación central. Los "Ángeles" están dotados de intelecto y de Libre voluntad, como el hombre, pero en un grado con respecto al hombre, superior. Están reagrupados en sociedad, se subdividen en órdenes y grados, correspondientes en las medidas de su perfección y a los programas a ellos confiados. El cómputo de los Ángeles buenos es la protección de los hombres y la vigilancia para la "salvación" de los hombres.

Esta Historia comienza en Fátima, (Portugal) en Mayo de 1917, cuando tres pastorcitos (Lucía, Jacinta y Francisco) tienen un encuentro con la Virgen, quien les indica que deben visitarla en ese lugar los días 13 de cada mes, dice la Virgen: regresaré a este lugar seis veces y hasta una séptima vez haciendo una diferencia notoria entre la sexta y la séptima aparición.

Al analizar la historia de las apariciones en Fátima, encontramos que la Virgen se ha aparecido 7 veces en este lugar, 6 en 1917, y una el 2 de septiembre de 1989 ante un hombre italiano "Giorgio Bongiovanni", quien sintiendo el llamado de la Virgen, acude a su encuentro y lo hace portador del Tercer Mensaje de Fátima "oculto aun hoy" por el Vaticano, el cual es muy parcialmente mencionado en el año 2000 por el Papado de Juan Pablo II. (El mensaje ya se conoce en la actualidad)

Giorgio Bongiovanni aquel día recibe de la Virgen, los estigmas de la Pasión de "Jesús Cristo" en sus manos y tiempo después se le manifiestan de forma permanente en los pies y el costado, eventualmente una cruz en la frente, en ese momento le es revelado "Tercer Secreto de Fátima" donde se le advierte a la humanidad entre otras cosas de las graves consecuencias que encontrará si no cambia su forma de obrar.

El "Tercer secreto de Fátima" según Giorgio contiene 25 líneas escritas por la monja Lucía dos Santos con mensajes divinos, tales como que "Seres provenientes de puntos lejanos del Universo, llegarán a la Tierra en el nombre de Dios".

Este tema será parte importante del mensaje de Giorgio, explicar que no estamos solos, que el Universo palpita de vida y que diferentes razas mucho mas evolucionadas en ciencia y conciencia visitan y tutelan la humanidad desde tiempos remotos.

Aquí nos encontramos con un dato no menor, nos referimos a las declaraciones del Santo Padre Juan Pablo II, quien había leído el Tercer secreto de Fátima pero que a su vez, como Él mismo lo manifestó: "le fue dado a comprender de un modo especial el tercer secreto de Fátima", haciendo alusión a una revelación celestial, en la cual manifiesta que "La existencia y la obra de los Ángeles es Inseparable de la revelación central". La pregunta surge por sí sola. ¿Por qué no fue mencionado esto cuando se reveló el tercer secreto en el año 2000? ¿Por qué no estuvo presente su Santidad en el anuncio del más intrigante y mejor guardado secreto, el cual debió ser revelado a pedido de la Santísima Virgen en 1960?

Surge paralelamente la revelación dada al estigmatizado Italiano Giorgio Bongiovanni el día 2 de Septiembre de 1989 sobre el tercer secreto, justamente en el mismo lugar donde se produjeron las apariciones de 1917 en Fátima, según Giorgio la Santísima Virgen al revelarle el mensaje de Fátima completo, le dice entre otras cosas que "seres" provenientes de puntos lejanos del universo vendrían a la tierra en nombre de Dios.

Resulta sorprendente esta analogía entre ambas revelaciones si tenemos en cuenta que la definición de "Ángel" significa "Mensajero" y no hace referencia ni a su procedencia, acción o forma. Queda claro como veremos más adelante que una parte de la Iglesia Católica a mantenido una firme convicción en el estudio de este tema, el cual se acentúa en la actualidad ante las evidencias innegables que surgen día a día en todo el mundo.

Monseñor Corrado Balducci, (fallecido en 2009) un miembro teológico de la Curia Vaticana, y del cuerpo administrativo, además especialmente íntimo en sus funciones al Santo Papa, ha visitado ya cinco veces la televisión italiana, inclusive en los últimos meses, para manifestar de forma contundente que el "contacto con seres extraterrestres" es un fenómeno auténtico y genuino. Balducci se detuvo a considerar un análisis de los extraterrestres en el cual él considera que hay congruencia de todo aquello con respecto a la doctrina de la teología de la Iglesia Católica.

Monseñor Balducci hace hincapié en que los encuentros con extraterrestres "No son demoníacos, ellos no se deben a debilidades patológicas de orden psicológico, tampoco son un caso de entidad perturbadora, sino que más bien se trata de encuentros dignos de ser estudiados cuidadosamente".

Teniendo en cuenta que Monseñor Balducci es un experto demonólogo y consultor para el Vaticano, y tanto más teniendo en cuenta que la Iglesia Católica históricamente ha satanizado muchos nuevos fenómenos que eran pobre y dogmáticamente mal comprendidos, sus declaraciones según las cuales la Iglesia no censura ni condena estos encuentros es un hecho verdaderamente asombroso.Balducci reveló a un visitante americano, profesional en su oficio, que el Vaticano está siguiendo este fenómeno de forma seria y con silenciosa cautela.

Originalmente mi informante conjeturó que el Vaticano está recibiendo mucha información, desde sus Nunciaturas o embajadas en varios países, acerca de los extraterrestres y sus contactos con seres humanos. Pero posteriores informaciones revelaron que Monseñor ha conseguido sus "casos" sobre extraterrestres a partir de otras fuentes. Monseñor Balducci es miembro de un grupo que actúa en su conjunto en tanto que consultor y consejero para el Vaticano en varios asuntos concernientes a humanos en posible contacto con seres sobrenaturales. Por eso mismo, el asunto de los encuentros extraterrestres es tema subyacente a lo interno de los intereses de aquel grupo, así como la significación espiritual de la hasta ahora comprensión general, que está emergiendo, del contacto y del contactado extraterrestre.

Información paralela del científico y doctor Michael Wolf, del Consejo de Seguridad Nacional, quien es miembro del subcomité SSG del NSC para la dirección de investigación del fenómeno OVNI, así como también del conocido autor y hombre experto en asuntos del Vaticano, el Padre Malachi Martín, hacen nítidas sugerencias de que el Vaticano se halla preocupado de que tendrá una gran tarea por delante respecto a la actualización doctrinal que deberá efectuar, precisamente cuando el contacto extraterrestre llegue a ser autorizadamente proclamado como un hecho concreto y contundente por los gobiernos del mundo para los próximos años en el tercer milenio. Como detalle notable, desde luego, es de cavilar el que las declaraciones de un alto dignatario de la Curia Vaticana en la televisión nacional italiana, representa técnicamente la primera proclamación hecha por un alto miembro del cuerpo del poder jerárquico eclesial, aunque esté hablando a título personal, en el sentido de que el contacto extraterrestre es genuino y permanece ocurriendo, y que por tanto merece un serio estudio.

Por otra parte, Whitley Strieber precisamente acaba de publicar un nuevo libro, "Confirmación", el cual contiene una entrevista con Monseñor Balducci, quien hace allí comentarios adicionales sobre los extraterrestres tan asombrosos como, por ejemplo, el que ellos probablemente son seres de una superior espiritualidad.

Cuan pequeño sería Dios si después de haber creado este inmenso Universo poblara en él, únicamente al diminuto planeta Tierra. Ese no es el Dios que yo conozco”. Papa Juan XXIII.
Fuente: Revelaciones Marianas - Extracto