lunes, 24 de mayo de 2010

TESTIMONIO - VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE "I"


El día viernes 21 de mayo 2010, luego de nuestra reunión de oración, un amigo me dio este testimonio que me pareció interesante de publicar.

Te cuento con más o menos detalles lo que viví.

Hace poco mas de 17 años, me desarrollo un adenoma hipofisiario, vale decir un tumor benigno situado en la silla turca, me paralizo y dejó ciego del ojo derecho y quitó las fuerzas en el lado derecho de mi cuerpo.

Me internaron en el Hospital Rebagliati, (Empleado), sé que toda la familia estaba con gran preocupación, pues tenían que operarme, el ingreso para sacarlo era a través de la nariz, dilatando esta o por donde lo hicieron finalmente, bajando el cuero cabelludo y cortando el hueso frontal e ingresando a través de la hipófisis, vale decir que también cortaron los cañones olfativos, como me dijo el Doctor.

La verdad es que mi esposa me acompañaba todos los días y mi actitud era como si no pasaba nada, pero cuando me quedaba solo empezaba a pensar en lo riesgosa que era la operación, mi familia trató de que me operara el mejor Neurocirujano del Hospital, en ese momento era el Dr. Morote.

Pasaron 3 meses de un pre-operatorio en el que me hacían diferentes pruebas y medían mi riesgo quirúrgico, hasta que llegó la fecha programada. Recuerdo que mi Mujer, que se había mantenido fuerte hasta ese momento, se me derrumbo y con lagrimas le dije que no sea tonta que creyera que tenga fe… no pasaría nada.

Esto fue un jueves, el viernes me operarían, el Dr. Morote ya había separado sala para mi intervención… siempre me decían que si no me operaba el Dr. Morote, no me operaba nadie mas.

Después que todos se retiraron del Hospital y quedé solo, me puse a bromear con las enfermeras que me estaban preparando… colocándome enema y tomándome la presión, dándome medicina, etc.

Recuerdo que me quede dormido en mi cama, con la luz encendida, de repente abrí los ojos y Jesús me comenzó a conversar
-Hola - me dijo - porque estas preocupado si tú le has dicho a Carmen (mi esposa), que tenga fe, que no pasaría nada malo”.
Yo lo veía, era tan hermoso y perfecto que jamás podría describirlo… las lagrimas comenzaron a brotar en grandes cantidades y sentía una gran paz y tranquilidad, luego sentí que mi cuerpo comenzó a elevarse, el techo se veía cada vez mas cerca, sentí y oí que ya estaba curado que no tenia porque temer.

Recuerdo que al día siguiente vino antes que nadie mi Esposa, con una prima de ella que había trabajado en el Hospital, le dije que no se preocupara que todo saldría bien… llegó la camilla para llevarme a la sala de operaciones… recuerdo que en el trayecto a la sala comencé a pensar:
-Señor ya estoy curado, que va a pasar ahora, los médicos van a abrir y no van a encontrar nada, de repente buscando, ya que saben existía el tumor, me malogran esa era mi preocupación

Cuando estaba en la ante sala de operaciones, echado en mi camilla, esperando los acontecimientos, se acercaron dos enfermeras y conversando entre ellas… como si yo no existiera, una le dijo a la otra…
-Ahora ¿quién operará?, porque al Dr. Morote lo han traído de Ayacucho de Emergencia y está internado…”
Ya saben como me puse, luego de esto ingresaron dos hombres, que comenzaron a mover varios instrumentos. De repente acercaron uno que parecía un estetoscopio con doble visor, era para que por una mirara el cirujano y por el otro el asistente… de repente - y siempre estas personas hablaban como si yo no existiera - uno le dijo al otro…
-Esto esta mal no centra bien la imagen, el Dr. va a tener que operar solo
En ese momento me dieron ganas de salir corriendo pero me serené y dije.
-Dios mío ya estoy aquí pato o gallareta, contigo nada me pasará
Recuerdo que uno de ellos me acercó una mascarilla y me dijo.
-Aspire profundamente…” - creo que nunca aspire tan profundamente una mascarilla.

El día sábado me desperté por la mañana y me levanté, y con mi suero fui al baño para orinar, cuando llegué a mi cama ingresó el Medico y me llamó la atención, cómo podía hacer semejante cosa, que me podía morir. La verdad sentía que tenia la cabeza vendada pero era como si me hubieran sacado una muela, estaba en la UCI, habían varios pacientes operados de lo mismo pero con cuadros bastante deprimentes, ya te contaré esto otro día.
Un abrazo
Luis Aguirre Razzeto

14 comentarios:

Sinda Miranda dijo...

Gracias por compartir este testimoni tan hermoso. Estaré a la espera de la segunda parte. Bendiciones

Anónimo dijo...

y luego q paso tu testimonio esta incompleto, cual tu intencion con dejarlo a medias

Hermano José dijo...

lee bien el artículo y tedras tu respuesta
BENDICIONES POR CSA

Luz dijo...

No se cual será la 2da parte ni si leeré la misma, pero por mi fe de algo estoy segura, el Señor le dijo que estaba sanado, así se ha hecho, y se levantó de la cama pq nada pudieron encontrar,,, la medicina jamás lo podrá explicar!!! Ese es el Señor en el que creo. Lo amo y amaré por siempre. AMEN!

maria de los Angeles dijo...

Gracias por publicar este testimonio tan lindo!!! Se lo voy a tomar prestado para difundirlo en mi espacio, espero q no le moleste.
Su espacio es maravilloso!!!
saludos,
Maria de los Angeles

Anónimo dijo...

no se vale,porque cortar asi, cuenta todo de una, es mas interesante y no se pierde el hilo de la historia.

Anónimo dijo...

mi fe no es muy grande desde que murio mi padre que era una persona muy creyente devoto de la divina misericordia pero yo mi fe es muy pequeña desde que murio papa lo que pido es una señal para sentir esa seguridad que brinda la fe perdonen mi franqueza gracias aurelioheredias@hotmail.com

Hermano José dijo...

NADA ES NUESTRO... DIOS TE DIO A TU PADRE... DIOS SE LO LLEVÓ ¡ALABADO SEA DIOS!
BENDICIONES POR CASA

Walter Robles Alania dijo...

Hola le felicito por la pagina por la narracion de este acontecimiento espiritual pero que diran al respecto los materialistas espero que publicara mas experiencias de la vida en el mas alla.

Anónimo dijo...

Siempre he creido, y soy de los que creen en el amor y en ayudar a los demas, pero se ha muerto mi hermano hace cuatro meses joven y dejando dos niñas, esto de que dios nos da y nos quita , me hace creer aun menos, espero no dañar a nadie con mi mensaje pero yo necesito a mi hermano no es justo.

Hermano José dijo...

Da gracias a dios que tienes a alguien en el cielo esperandote... ya te tocara a ti irte... es la ly de la vida
BENDICIONES POR CASA

Anónimo dijo...

YA ES TIEMPO QUE LE PREDIQUEN LA VERDAD A LA GENTE CATOLICA, PARA QUE NO VALLAN AL INFIERNO, CUANDO? LE DIRAN QUE LO UNICO QUE TIENE QUE HACER ES RECONOCER A CRISTO COMO SU UNICO Y SUFISIENTE SALVADOR PERSONAL Y QUE DEJEN DE ADORAR MADERA CEMENTO YESO ORO Y PLASTICO QUE ANTE LOS OJOS DE DIOS ESTO ES ABOMINACIONNNNNNNNN!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Los catolicos adoramos al unico Dios verdadero. No adoramos a las imagenes de cualquier material. Yo beso una cruz de madera porque me recuerda al que dió la vida por mi. No beso a la madera, beso a Cristo Jesus, Señor mio, de la misma manera que Ud besaria una fotografia de su esposa/o, novio, etc. Ud. no besaria el papel sino a la persona que está en el papel.
Parece mentira que tenga uno que explicar algo tan obvio.

Anónimo dijo...

Dios esta en todas partes, y en especial dentro de uno mismo, soy catolica y hace algunos anos, me mori y pase por el tunel negro y llegue a la LUZ ver los ojos de jesus es lo mas hermoso y subliminal que me pudo aver pasado y lo que mire fue la ultima cena y desde ese fenomenal dia lo unico que tenia en mi pensamiento era poder recibir el cuerpo de cristo o sea la hostia y esa nomas la ofrese la catolica y cada que la tomo siento una alegria y un gozo tan grande sin palabras..