viernes, 30 de noviembre de 2012

EL EXTRAÑO CASO DE LA SUPUESTA VIDENTE VASSULA RYDEN, DESAUTORIZADA POR LA IGLESIA



Varios obispos franceses en su contra.

El caso de la supuesta vidente Vassula Ryden, greco-ortodoxa que predica sobre todo en círculos católicos, es un fenómeno propio no sólo de la globalización (ella viaja de país en país) sino de la cultura informativa del siglo XXI y de Internet, donde se suceden los comunicados y contra-comunicados.

La revelaciones que asegura haber recibido de Dios desde noviembre de 1985 ocupan una docena de volúmenes.

Como es greco-ortodoxa, la Iglesia Católica no le puede ordenar nada: ni silencio, ni prudencia, ni obediencia, ni disciplina... Si se hiciera católica y su obispo le ordenara silencio, el caso sería muy distinto: si callara, no habría escándalo; si no callara, sería desobediente y se vería que lo suyo no viene de Dios. Su greco-ortodoxia la pone en una posición más cómoda, que sabe aprovechar.

Vive a caballo entre Suiza y otros países y en numerosos viajes comulga en misas católicas, acogiéndose a las normativas católicas que así lo permiten a los ortodoxos que lo soliciten de forma "espontánea" y con "las debidas disposiciones".

La jerarquía ortodoxa que correspondería a Suiza se desentiende del tema, mientras que numerosos jerarcas ortodoxos de otras jurisdicciones desautorizan a Vassula Ryden y no quieren saber nada de ella. La nota de marzo de 2011 del Patriarcado Ortodoxo de Constantinopla la desautoriza con un lenguaje muy fuerte (aquí en español).

Ella predica muchísimo más en ambientes católicos, y a veces protestantes conservadores europeos, que en ámbitos ortodoxos.

Ryden señala - y tiene razón en eso - que en muchos países el clero ortodoxo es educado en una gran hostilidad hacia lo católico y contra todo ecumenismo, y que a ella se la desprecia por su cercanía a lo católico y llamar a la unidad (y por ser una mujer que predica o testimonia).

Expresamente reconoce que ni en sus predicaciones ni en los "mensajes" que "recibe" de Dios, se habla de la jurisdicción papal, aunque sí de su Primacía (los ortodoxos pueden reconocer primacía a la Sede de Pedro como algo meramente honorífico y simbólico, sin capacidad de decisión en Oriente). Así, ella y sus visiones evitan entrar en el gran campo minado de la relación entre Roma y las Iglesias Ortodoxas: definir cuánto manda el Papa de verdad.

También es "interesante" notar que resulta cómodo para Vassula ser ortodoxa a otro efecto: su situación matrimonial. En 1966 se casó por la Iglesia Ortodoxa y tuvo 2 hijos. En 1980 se divorció y 6 meses más tarde, el 13 de julio de 1981 se casó con Per Ryden, su actual esposo, que al parecer es luterano sueco. Después, en 1985, empezaron sus "mensajes".

¿Por qué es cómodo para ella ser ortodoxa y no dar el paso al catolicismo? Porque los ortodoxos permiten un primer divorcio (ellos dicen, simplemente, que "por la debilidad de la condición humana", y por lo general prefieren no argumentar mucho más sabiendo que su fundamento doctrinal es endeble).

Pero desde un punto de vista católico y de derecho natural, a ojos de Dios, Vassula sigue estando realmente casada con su primer esposo y padre de sus dos hijos, a menos que se demuestre alguna causa de nulidad, que al parecer nadie ha intentado reivindicar nunca.

Cuando la Congregación de Doctrina de la Fe preguntó por esto a Vassula, ella respondió por escrito, hace unos años, que su boda y divorcio y nuevo matrimonio sucedieron antes de su conversión y añade:

"Me puse en contacto con mis autoridades eclesiales en Lausanne y pasé por un proceso de aclararlo todo de acuerdo con los reglamentos matrimoniales ortodoxos. Soy, por tanto, una cristiana ortodoxa en paz con mi Iglesia y sus reglamentos, como cualquier otro cristiano ortodoxo y, como tal, estoy autorizada a recibir la Eucaristía en mi propia Iglesia y en la Iglesia Católica, de acuerdo con los principios mencionados más arriba."

De nuevo, la dolorosa división entre Iglesia Católica y Ortodoxa, que incluye dos doctrinas distintas sobre la indisolubilidad del matrimonio, marca el caso de Vassula: "está en paz con su Iglesia" porque su Iglesia permite el divorcio, pero desde el punto de vista católico no está en paz con Dios, pues vive con un hombre que no es su verdadero marido ante Dios (ya que nadie ha demostrado que su primer matrimonio fue nulo).

¿Puede alguien que usa en su propia vida matrimonial estas tristes contradicciones entre las doctrinas de una Iglesia dividida ser predicadora de la unidad y recibir mensajes de Dios y de Cristo?

¿Puede serlo alguien que va de diócesis en diócesis con la sensación de que utiliza argumentos legalistas y trucos de jurisdicciones, aprovechando su greco-ortodoxia para lo que le interesa y la estructura católica cuando lo prefiere?

Hay una pregunta básica que se hace en cualquier proceso de discernimiento eclesial: "usted, ¿a quien rinde cuentas, quien le pastorea, quién es su superior, con quién ejerce la obediencia, ante quien responde?" Vassula, a esta pregunta, se remite a las autoridades greco-ortodoxas que corresponden a Suiza, y que no se mojan. Es decir, nadie responde por ella.

Pero, ¿y la Iglesia Católica qué dice, no de ella, sino de sus mensajes?

En 1995, la Congregación de Doctrina de la Fe, con el cardenal Ratzinger al frente y firmando, emitió esta nota (aquí en español), que a día de hoy, colgada en Vatican.va, sigue siendo el documento público básico y de mayor rango de la Iglesia sobre Vassula y que concluye así:

"El efecto de las actividades llevadas a cabo por la señora Vassula Rydén es negativo, esta Congregación solicita la intervención de los Obispos para que informen de forma adecuada a sus fieles, y no se dé ocasión alguna en el ámbito de sus respectivas diócesis a la difusión de sus ideas. Por último, invita a todos los fieles a no considerar sobrenaturales los escritos y las intervenciones de la señora Vassula Rydén, y a conservar la pureza de la fe que el Señor ha confiado a la Iglesia."

SEÑALEMOS LO QUE SIGNIFICA ESTA NOTA:

1- Pide a los obispos que informen sobre Vassula a los fieles

2 - Pide a los obispos que no permitan en sus diócesis la difusión de sus ideas

3- Pide que los fieles no consideren sobrenaturales los escritos e intervenciones de Vassula

A partir de ese momento de 1995, los partidarios de Vassula (los llamaremos pro-Vassula) se embarcaron en una insistente búsqueda de que Doctrina de la Fe y el cardenal Ratzinger dialogasen con Vassula y modificasen este dictamen. Al mismo tiempo, cada paso de diálogo que se conseguía, era anotado. Y en la web oficial de "Verdadera Vida en Dios" (que no quiere ser visto como un movimiento y que en distintos países toma la forma de una Fundación) se iban difundiendo las "matizaciones". Doctrina de la Fe mandó un cuestionario a Vassula, con permiso para que ella recurriese a teólogos y asesores para responder, y ella lo hizo con detalle, matizando el "lenguaje poético" de sus "mensajes" con precisión de abogado canónico.

Las preguntas y las respuestas, recogidas en la principal web pro-Vassula, están aquí en español: http://www.tlig.org/sp/spcdf.html

Finalmente, en una carta con fecha 10 de julio de 2004 que el cardenal Ratzinger envió a diversas Conferencias Episcopales de todo el mundo, Doctrina de la Fe comunicaba que:

"Ha tenido lugar un diálogo en profundidad, en conclusión de la cual la señora Vassula Rydén, por carta del 4 de abril de 2002, luego publicada en el último volumen de La Verdadera Vida en Dios, ha proporcionado útiles aclaraciones sobre su situación matrimonial así como sobre ciertas dificultades, que en la citada notificación habían sido indicadas con relación a sus escritos y a su participación en los sacramentos. Dado que en el país de V. E. ha habido una cierta difusión de los escritos mencionados, este Dicasterio ha considerado ÚTIL informarle de lo arriba expresado. Al mismo tiempo, es menester recordar a los fieles católicos, en lo que concierne a la participación en los grupos de oración de carácter ecuménico organizados por la misa señora Rydén, que se atengan a las disposiciones de los obispos diocesanos".

Es decir, las respuestas de Vassula, Ratzinger sólo las considera "útiles", que no significa casi nada. Y se remite a las disposiciones de los obispos... que desde 1995 tienen instrucciones de no difundir la doctrina de Vassula.

Y a continuación, en noviembre de 2004, medio año antes de ser Papa, el cardenal Ratzinger recibió en audiencia privada a una insistente Vassula gracias a la mediación del académico danés Niels Christian Hvidt, pro-Vassula, que narra el encuentro aquí (en español): http://www.cdf-tlig.org/dialoguesp.html

Vassula acabó planteando al cardenal Ratzinger: "Una última pregunta: ¿Cuál sería la respuesta si alguien llamara a su oficina para tranquilizarse sobre mi caso y preguntara: ´¿Sigue vigente la Notificación?´ ¿Cuál sería su respuesta?"

El Cardenal Ratzinger contestó: "Bueno, diríamos que ha habido modificaciones en el sentido de que hemos escrito a los obispos interesados indicando que ahora debería leerse la Notificación en el contexto del prefacio de usted y con los nuevos comentarios que ha hecho."

Pero, ¿modifica eso algo? No, Ratzinger consiguió que los libros de Vassula incorporaran esas matizaciones, pero la nota de 1995 sigue vigente. Así, el mismo Niels Christian Hvidt, que es pro-Vassula, admite que "la Notificación de 1995, con algunos comentarios críticos sobre la experiencia de la Sra. Rydén, sigue formalmente vigente. Sólo la publicación de una nueva Notificación podría "cancelar" la anterior de 1995".

De hecho, en 2007, el cardenal Levada, nuevo Prefecto de Doctrina de la Fe, insistió en que la nota de 1995 sobre las doctrinas y mensajes de Vassula seguía vigente (véase aquí la nota de Levada y su traducción en español).

Y como hemos visto, la Notificación de 1995 no solo tiene "algunos comentarios críticos" sino órdenes muy claras de Ratzinger que se mantienen: a los fieles, de que no interpreten como sobrenaturales los mensajes; a los obispos, de que no permitan que se difundan.

Y después, Ratzinger se convirtió en Benedicto XVI, y lo ha sido durante siete años, y con la libertad que da ser el Papa no ha dado ni un solo paso más para facilitar la difusión de los mensajes de Vassula, sino que se mantiene la norma de 1995: "no se dé ocasión alguna en el ámbito de sus respectivas diócesis a la difusión de sus ideas".

Mientras tanto, el mundo de los católicos "fieles" (digamos, conservadores en doctrina y seguidores del Magisterio) es conforme a la nota de 1995 y no difunden las actividades y doctrinas de Vassula. En el mundo mediático, la EWTN de la Madre Angélica, la plataforma CatholicNet, la agencia Aciprensa y más medios se han mostrado activamente reacios a las actividades de la supuesta vidente.

Hasta este mismo año 2012, una argentina que vive en Suiza, María Laura Pío, registró con detalle las notificaciones de obispos católicos y ortodoxos que desautorizaban a Vassula, informando sobre ello meticulosamente en su web Infovassula.ch

Es un signo de los tiempos, algo que Bernadette o los pastorcitos de Fátima nunca habrían imaginado, que una nube de abogados ligados a la suficientemente bien financiada Fundación Verdadera Vida en Dios en Suiza, Bruselas e Inglaterra ha agobiado a Maria Laura Pío con juicios hasta forzarle a cerrar la web de Infovassula.ch , al parecer más por razones económicas y de cansancio que por ganar litigios. De nada le sirvió publicar una retractación en febrero de 2012 sobre un error puntual (confundió el documento crítico con Vassula del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla con una excomunión formal, y los abogados insistieron en el tema). Pero puede verse una copia de archivo de la completa y detalla web Infovassula tal como era hace un año AQUÍ en Web.Archive.org.

Mientras tanto, los obispos de las distintas diócesis, a medida que Vassula desembarca en sus territorios, previenen a sus fieles según se les ordena desde 1995. En febrero de 2012 era la diócesis de Honolulu. En octubre de 2011, eran los obispos de la región de Marsella los que lo hacían. Y el último caso ha sido el del cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, junto con el de Estrasburgo, Jean-Pierre Grallet, el de Nantes, Jean Paul James y el de Belley-Ars, Pascal Roland, que publican sus notas en sus respectivas páginas webs diocesanas a mediados de noviembre de 2012. El cardenal Barbarin, Primado de las Galias, es bastante rotundo:

ADVERTENCIA CONTRA LA VENIDA DE LA SEÑORA VASSULA RYDEN A LA DIÓCESIS DE LYON

La asociación francesa de “La Verdadera Vida en Dios", que promueve las actividades de la señora Vassula Ryden, anuncia su próxima venida a Villeurbanne, el sábado 17 de noviembre [de 2012], donde dará una conferencia.

La Congregación romana para la Doctrina de la Fe se ha pronunciado varias veces sobre ella, emitiendo grandes reservas y no reconociendo el carácter sobrenatural de sus pretendidos mensajes. Recomienda a los católicos no apoyar las actividades de esta persona participando en ellas.

El Sagrado Sínodo del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla se ha pronunciado recientemente de una manera idéntica, ya que la señora Vassula Ryden era miembro de esa Iglesia.

Quiero informar a los católicos de la diócesis de Lyon, que esta manifestación no está de ninguna manera relacionada con la Iglesia. Los actos de carácter religioso que podrían realizarse allí – Misa, oraciones de liberación y de sanación – si se realizan, estarán fuera de la comunión con la Iglesia católica.

+ Philippe card. Barbarin

Pablo Ginés / Forum Libertas